• Foto de XX Edición Programa Marchas Turístico-Culturales 2019 - Sendero de Saja - Etapa 7: Luriezo-Potes
  • Foto de XX Edición Programa Marchas Turístico-Culturales 2019 - Sendero de Saja - Etapa 7: Luriezo-Potes
  • Foto de XX Edición Programa Marchas Turístico-Culturales 2019 - Sendero de Saja - Etapa 7: Luriezo-Potes
  • Foto de XX Edición Programa Marchas Turístico-Culturales 2019 - Sendero de Saja - Etapa 7: Luriezo-Potes
  • Foto de XX Edición Programa Marchas Turístico-Culturales 2019 - Sendero de Saja - Etapa 7: Luriezo-Potes
  • Foto de XX Edición Programa Marchas Turístico-Culturales 2019 - Sendero de Saja - Etapa 7: Luriezo-Potes

Tiempo  5 horas 10 minutos

Coordenadas 1732

Fecha de subida 8 de octubre de 2019

Fecha de realización octubre 2019

-
-
868 m
290 m
0
3,1
6,1
12,26 km

Vista 15 veces, descargada 1 veces

cerca de Luriezo, Cantabria (España)

Esta etapa es un breve y cómodo descenso hasta Potes, capital de Liébana. Potes es la puerta de los Picos de Europa y, si hay ganas y tiempo, tras un merecido descanso, el caminante tiene ante sí un amplio abanico de posibilidades.

Salimos del cruce da la carretera de Luriezo a Cahecho. Desde Cahecho (846) por una cambera que lleva hacia el oeste a una altitud más o menos constante. Al cabo de un buen rato se llega al Collado de Taba (840), donde ignoramos dos pistas que van hacia la derecha y seguimos de frente, descendiendo hasta encontrar una campa donde se ubica la ermita de San Tirso (750), adosada a la cual hay un pequeño refugio abierto. El lugar tiene magníficas vistas sobre el macizo oriental de los Picos de Europa, desplegado enteramente frente a nosotros incluida su culminación en la Morra de Lechugales (2.441). Por el boquete del Collado de Cámara asoma Peña Vieja (2.613), techo de Cantabria, que ya pertenece al macizo central de Picos. Y a los pies de estos, algunos de los pueblos del Valle de Cillorigo.
Seguimos el descenso, dejando una cabañuca a la derecha y atravesando un pinar. En una vuelta del camino, donde se cruza un cortafuegos, descubrimos abajo Ojedo y Potes, fin de nuestro recorrido a través de la Reserva de Saja. Continuamos bajando por la cambera, dejamos un abrevadero a la izquierda, y pasamos por El Jilguero (600), un par de invernales. A continuación nos internamos en un castaña¡, en el cual pronto descubrimos, al borde mismo de la cambera, La Narezona, descomunal castaño que conserva su viejo tronco de más de 13 metros de circunferencia así como numerosos retoños. Entre otros muchos castaños notables, alcanzamos una bifurcación y, yendo a la izquierda, entramos en Casillas (400), el barrio alto de Ojedo. Por una estrecha carretera de hormigón bajamos al mismo cruce de Ojedo (275). Por la carretera, nos llegamos en 1 kilómetro a la capital de Liébana, Potes (291), fin de la etapa y de nuestro recorrido por la Reserva de Saja, pero también comienzo de muchas otras rutas hacia los Picos de Europa. No debemos irnos sin visitar la villa, conjunto histórico-artístico presidido por la Torre del Infantado, hermosa fortaleza del siglo XV que es actualmente sede del ayuntamiento. Destacan también la Torre de Orejón de la Lama, la iglesia vieja (siglo XIV), el puente de San Cayetano, así como algunas de las calles de la villa, bien conservadas pese al incendio que arrasó Potes durante la Guerra Civil.

Picos de Europa.

Dominando el Valle de Liébana se levantan imponentes los Picos de Europa, el macizo más elevado y singular de las montañas cantábricas. A 25 kilómetros del mar, sus cumbres llegan a superar los 2.600 metros, por lo que los desniveles son fortísimos. Lo más característico de los Picos es lo salvaje de su relieve, con profundos desfiladeros, elevadas cresterías rocosas, y hoyos desolados, carentes de vegetación y agua, que se han llegado a comparar con los paisajes lunares. La totalidad del macizo está a punto de ser declarada Parque Nacional, controvertido proyecto que debe tratar de aunar la protección de tan original espacio natural con el desarrollo económico de la comarca.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta