Tiempo en movimiento  2 horas 52 minutos

Tiempo  3 horas 39 minutos

Coordenadas 7636

Fecha de subida 6 de mayo de 2019

Fecha de realización mayo 2019

-
-
98 m
38 m
0
20
41
81,92 km

Vista 19 veces, descargada 1 veces

cerca de El Acebuche, Andalucía (España)

Segundo objetivo del quinto tranco del viaje de primavera de Oarso Arte Kultur Elkartea.
Comemos en El Acebuche (Almonte), comida y bebida muy buenas, y muy bien servidas, con profesionalidad y amabilidad. De postre, frutas naturales (incluidas fresas y piña), exquisitas.
Escultura/Reloj de sol.
Al lado, un acebuche de 400 años de antigüedad, y una charca con ranas dormilonas.
En Doñana hay cuatro entornos naturales totalmente opuestos entre sí; más de la mitad del parque son marismas, y en la otra mitad hay una amplia cantidad de bosque; una zona de dunas (algunas alcanzan más de 10 metros de altura) lo bastante amplia para creer que estamos en el desierto; y para finalizar, 35 kilómetros de auténtica playa virgen que va desde Matalascañas (Huelva) hasta la desembocadura del Guadalquivir (Sanlucár de Barrameda).
Doñana es un espacio natural protegido, que cuenta con 122.487 hectáreas. Fue creado como parque en 1969. Su gran extensión de marismas acoge durante el invierno a numerosas especies de aves acuáticas, que suelen alcanzar cada año los 200.000 individuos. Debido a su privilegiada situación geográfica, cerca de África, y su proximidad al lugar de encuentro del Atlántico y del Mediterráneo, en Doñana se pueden observar más de 300 especies diferentes de aves al año, al ser lugar de paso, cría e invernada para miles de ellas (acuáticas y terrestres) europeas y africanas. Aquí reposan aves acuáticas de toda Europa Occidental, localizándose infinidad de especies en las marismas y alrededores, procedentes de África y Europa. Hay diferentes instituciones científicas en su interior, que velan por un desarrollo adecuado de las comarcas limítrofes y la conservación de algunas especies muy delicadas que habitan en él, y se considera la mayor reserva ecológica de Europa. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994.
Su nombre proviene, según algunos, del de Doña Ana de Silva y Mendoza (1560-1610), hija de la Princesa de Eboli, y esposa del Alonso Pérez de Guzmán, VII duque de Medina Sidonia. Según otros, de Ana Mallarte, casada con Sancho de Herrera, arrendatario de los pastos de la parte de El Palacio en 1545. Con 300.287 visitantes anualmente (2015), Doñana es el undécimo parque nacional de España en número de visitantes.
Nos dividen en varios grupos, y nos llevan en todoterreno, casi una aventura, por dunas y terrenos del parque, en un viaje “lleno de emociones”.
Parada en una de las dunas, para ver de cerca la ‘Armeria pungens’, subespecie de Armeria (clavellina, “cravo das areias”), que se ve en la costa Suroeste de la Península Ibérica, y en las islas Cies, frente a Vigo. También vemos el sistema de “corrales” con pinos, que serán sepultados por dunas móviles.
Desde el 4x4 vemos el Cerro del Trigo, donde hubo una fábrica de salazón de pescado romana (se encontraron muros de piedra de hasta un metro de grosor y algunas ánforas).
Enebros y sabinas, que abundaban en siglos XVI y XVII, pero los trabajadores de las almadrabas costeras usaban estos arbustos para la fabricación de artes de pesca, construcción de chozas y como combustible, por lo que disminuyó su número y extensión.
Segunda parada en el Poblado de La Plancha, de chozas (“ranchos”) en las marismas, fabricadas con madera y ramas, modelo de poblamiento en la zona hasta finales del siglo XIX.
Pasamos cerca del Palacio de las Marismillas, lugar de vacaciones de presidentes del gobierno
Carreras en todo terreno por la orilla del Guadalquivir, en un atardecer con luz especial, frente a Sanlúcar de Barrameda. Y adelantamos, por supuesto, a los ciclistas con bicis eléctricas por la playa (¡qué envidia!), pero vendremos en otra ocasión, para hacer lo mismo.
Las fotos, como siempre, gentileza de Pedro, y mías.
Acebuche: del árabe «az-zanbudja» que significa olivo silvestre. Árbol que puede llegar a medir 15 metros de altura; hojas de forma ovalada, de tamaño pequeño, de fruto bastante diminuto (aceituna) y se emplea para la elaboración del aceite de oliva.
Escultura/Reloj de sol de 2005, de 1, 6 m., en bronce y acero, con las inscripciones “El hombre mide el tiempo y el tiempo mide al hombre” y “No puedes parar el tiempo, pero puedes perderlo”.
Ranas junto al restaurante, y otros "bichos"

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta