Tiempo  11 días 3 horas 59 minutos

Coordenadas 7153

Fecha de subida 28 de mayo de 2018

Fecha de realización mayo 2018

-
-
1.866 m
37 m
0
283
566
1.131,0 km

Vista 626 veces, descargada 22 veces

cerca de Vivar del Cid, Castilla y León (España)

Para el personal interesado en el seguimiento de “El Camino del Cid”, he unificado y simplificado en una ÚNICA RUTA los 12 tracks correspondientes a las 12 etapas de la RUTA CIDIANA recorridas por pistas y carreteras secundarias entre VIVAR DEL CID Y VALENCIA, de alrededor de 1.200 km y 12.000 m de ascenso acumulado.
Ello me ha obligado a reducir el track a 50 viewpoints (máximo por ruta) con 6 fotos por cada viewpoint. Así que he tenido que hacer una selección del total de los viewpoints como de las fotos y una descripción general más reducida, prácticamente solo de las vivencias personales de cada etapa, que te obliga la limitación de 24000 caracteres por track.
Sin embargo, esta limitación la he compensado en la descripción de cada uno de los 50 viewpoints (con sus fotos), aportando texto detallado de la historia/monumentos de las poblaciones como de los parajes naturales por los que pasamos.
Además, en la descripción de este único track, a fin de tener una mejor calidad en el seguimiento del Camino, adjunto los enlaces (links) de cada uno de los 12 tracks, lo que permitirá ver en detalle cada una de las 12 etapas con sus viewpoints, fotos y descripción original.
- Camino del Cid 1 (Vivar del Cid- Covarrubias)
- Camino del Cid 2 (Covarrubias-Peñaranda de Duero)
- Camino del Cid 3 (Peñaranda de Duero-Burgo de Osma)
- Camino del Cid 4 (Burgo de Osma-Atienza)
- Camino del Cid 5 (Atienza-Sigüenza)
- Camino del Cid 6 (Sigüenza-Medinaceli)
- Camino del Cid 7 (Medinaceli-Cetina)
- Camino del Cid 8 (Cetina-Laguna de Gallocanta)
- Camino del Cid 9 (Laguna Gallocanta-Checa)
- Camino del Cid 10 (Checa-Albarracin)
- Camino del Cid 11 (Albarracin-Barracas)
- Camino del Cid 12 (Barracas-Valencia)
Por otra parte, si se va directamente a cada una de los 12 tracks, al inicio de la descripción se tiene el enlace del track de la ruta completa Vivar del Cid-Valencia:
Camino del Cid completo: Vivar del Cid-Valencia

El Camino del Cid es un itinerario turístico cultural que sigue las huellas de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, utilizando como guía de viaje principal el Cantar de mío Cid, uno de los grandes poemas épicos medievales de la literatura universal.
El Camino del Cid tiene su inicio en Vivar del Cid, en Burgos, y atraviesa ocho provincias españolas: Burgos, Soria, Guadalajara, Zaragoza, Teruel, Castellón, Valencia y Alicante.
El itinerario está dividido en rutas tematizadas de entre 50 y 300 km, que
señalizadas pueden recorrerse por senderos y caminos rurales o bien por carreteras secundarias de escaso tráfico.
ETAPA 1 (Camino del Cid-1 (Vivar del Cid- Burgos- Cartuja de Miraflores- Monasterio San Pedro de Cardeña- Mecerreyes- Covarrubias).
En tarde primaveral con cielo azul pero algo ventoso, inicio con Juan a las 15.30 en Vivar del Cid esta primera etapa, tras sellarnos el salvoconducto la amable María José. Llegamos a Covarrubias a las 20.30 tras recorrer cerca de 70 km y algo mas de 600 m de ascenso acumulado, por carreteras secundarias, vías ciclistas y pistas en buen estado.
Por cierto, riquísimas las pastas de las clarisas de Vivar como el vino tinto de Valdevegón de los monjes de San Pedro de Cardeña, que lo elaboran en bodega de más de 100 años de antigüedad y con el que brindamos en la cena por el final feliz de esta primera etapa.
Tanto la clarisa (que solo la vimos por la diminuta mirilla pero, eso sí, se pegó sus buenas carcajadas ante las ocurrencias de estos dos genuinos peregrinos) como el monje, nos dijeron que además de darnos fuerzas para evitar las tentaciones del Camino (que se lo pregunten al valeroso pero muy pecador “El Campeador”) sus productos nos darían suerte. AMÉN.
ETAPA 2 (Covarrubias- Santo Domingo de Silos- Desfiladero de Yecla- Caleruega- Clunia- Peñaranda de Duero).
Covarrubias es una histórica villa medieval de arquitectura popular castellana, con un entramado urbano bien conservado que unido a un patrimonio monumental amplio, está considerada como una de las poblaciones más bonitas de España, fue declarada “Conjunto Histórico-Artístico Nacional” en el año 1965.
Tras una etapa de lo más variada el recibimiento que nos hicieron en Peñaranda de Duero fue EXTRAORDINARIO, pues casi no nos dejan salir de la terraza de uno de los bares en el que echamos un trago.
Menos mal que fue a nuestra búsqueda la buena de la joven María que nos llevó a su hostal “ El Refugio de don Miguel”, un lugar familiar en su decoración, con esculturas de Jesús, su polifacético padre, que además de esculpirlas es poeta y elaborador de vinos ecológicos de autor (sin sulfitos).
Agradecer también a Claudia, amiga intima de Maria, que nos ayudó a subir las alforjas a las habitaciones.
Se nota en los detalles de la casa la mano de Eugenia, madre de Maria, asi como en su buena cocina, como lo comprobamos en la exquisita cena con la que nos obsequió.
Muy rico el vino joven de D.O. Arlanza y el rosado de Peñaranda de Duero.
Por su buen gusto, tiene un aire a los paradores pequeños, pero con ambiente familiar.
Por su relación calidad/precio, hostal MUY RECOMENDABLE.
Esta villa medieval bien se merece mañana por la mañana una visita asi como a su castillo alli en lo alto, al que ascenderemos con nuestras inseparables.
ETAPA 3 (Peñaranda- Bocigas de Perales- Langa de Duero- Castillejo de Robledo- San Esteban de Gormaz- Burgo de Osma).
Tras el paseo ciclista matutino por esta maravillosa villa medieval, nos dirigimos hacia Burgo de Osma.
Al igual que las dos etapas anteriores, en principio seguimos el Camino del Cid (pistas y ctras secundarias sin apenas coches) pero a veces nos salimos para visitar iglesias, castillos...y otras, para acortar/alargar kms por pistas, cuando las poblaciones del Camino son de menor interés.
Para ello nos valemos del google maps (móvil conectado a batería de 10.000 mAh debido a su gran consumo) que te permite navegar una jornada de 8-10 horas.
Trato especial el que nos dispensó Javier, dueño del bar rte “El Camino del Cid” en CASTILLEJO DE ROBLEDO DE CORPES. Cargamos las baterias sobre una de las mesas del bar, dejando a su cuidado las bicis, después de sellar el salvoconducto, mientras comíamos el menú del día en el comedor, servido por la amable y atenta Marimar.
Después del caldo y garbanzos, Javier nos sorprendió al cambiarnos el filete del menú por lechazo asado exquisito, regado con una botella de rosado de la zona, postre y café por sólo 11 euros (un euro menos por ir de peregrinos). Y encima Marimar preguntó si queríamos más lechazo. INCREÍBLE!!!
ABSOLUTAMENTE RECOMENDABLE!!!
Javier, por las cosas que nos contó, es una persona muy volcada en promocionar el Camino.
Con un par de tormentillas encima pedaleamos por bellas pistas hasta llegar al hotel Rio Ucero en BURGO DE OSMA.
Como curiosidad señalar que por 7 euros te alquilan un trasterillo con enchufe y llave donde puedes dejar dos bicis, cargándose hasta el dia siguiente, y otro material que no necesitas subir a la habitación.TODO UN LUJO!!!
ETAPA 4 (El Burgo de Osma-Rio Ucero-Castillo de Gormaz- Fresno de Caracena-Navapalos-Berlanga de Duero- Atienza)
Aprovechado la buena meteorología y sin ninguna prisa, hemos pedaleado 110 km durante 7 horas en una jornada de casi 11 horas, eliminando las toxinas de los excesos gastronómicos del dia anterior, llegando al hotel de Atienza a las 21.30, tras 1200 m de ascenso.
La mayoría por caminos rurales y ctras secundarias sin coches, que nos ha permitido ascender pedaleando a los castillos de Gormaz y Berlanga de Duero, al pueblo abandonado de Navapalos, charlando con uno de los cuatro nuevos pobladores, y continuar junto a la vegetación de ribera de los ríos Ucero y Duero.
Por cierto, el medidor de particulas PM 2.5 que porto en la bici, ha dado unos excelentes resultados de la calidad del aire que hemos inhalado durante las cuatro etapas, a excepción de los pocos minutos que pasamos junto a varias explotaciones extensivas de ganado porcino, alguna con crematorio, en las que junto al degradable hedor ambiental habia que añadir las altos niveles de polución. En esas condiciones, acelerábamos con nuestra ayuda eléctrica para desaparecer cuanto antes.
ETAPA 5 (Atienza-Robledo de Corpes-Castillo de Jadraque-Parque Natural del Barranco de Río Dulce-Sigüenza)
Otra bonita y variada etapa de 95 km y casi 1000 m de ascenso acumulado, destacando la villa de Atienza con su castillo, la afrenta del Robledal de Corpes, el castillo de Jadraque y el Desfiladero de Rio Dulce, por el que transcurre una pista/senda junto a la ribera del río, y finalmente las vistas del descenso a Sigüenza.
Seguir agradeciendo en el Camino la hospitalidad del personal: hostales, rtes, talleres....
A Carmelo del rte hostal “El Mirador” por la exquisita cena de autor del menú y su vino joven, y por las atenciones que tuvo con nosotros que llegamos casi anocheciendo, y su buena relación calidad/precio.
A Benito del taller de cerrajeria, que puso un tornillo de la parrilla de la bici de Juan, que lo había perdido.
Al camarero Jesús del asador la Palmera en Jadraque, que nos permitió poner a cargar las baterías con las bicis en el comedor junto a nuestra mesa. INCREIBLE!!! así como a su jefe Jesús por su amabilidad y que nos sugirió algunas apreciaciones a hacer a los responsables del Camino. Y su muy buena calidad/precio, y la profesionalidad del camarero.
Y para acabar el día en Sigüenza, Luis del hostal “El laberinto” dejándonos cargar las bicis en las habitaciones. POR CIERTO, las habiamos limpiado a la entrada de esta monumental ciudad.
ETAPA 6 (Sigüenza-Canton Anguita-Valle río Tajuña???-Luzón-Medinaceli)
Tras la visita de la catedral con su Doncel y hacer un tour ciclista por la Sigüenza monumental, nos ha despedido la ciudad, a partir de las 11.30 , con un repicar de campanas impresionante y continuado, con cientos de sacerdotes que se acercaban a la catedral pues tenian la celebración de la fiesta del patrono del clero secular San Juan de Ávila.
El objetivo principal de la etapa de hoy era -al igual que lo fue ayer el desfiladero de Río Dulce- atravesar el valle del río Tajuña- entre Anguita y Luzón, que no pudo ser por una FALTA GRAVE DE SEÑALÉTICA que describo en el waypoint Valle Tajuña???-Anguita-Luzón.
Luego, por ctras secundarias entre parques eólicos, llegamos a la parte baja de Medinaceli, que ascendemos y giramos visita a sus monumentos más importantes.
En el hotel Bavieca nos esperaba el colega Josean, que mañana se incorpora al equipo.
Por cierto, hoy hemos pasado el ecuador de nuestro Camino, las 6 primeras etapas, con un balance más que positivo en todos los sentidos: historia, monumentos, naturaleza, gastronomía, buenos vinos jóvenes, con buena relacion calidad/precio, pero especialmente por su gente, atenta, servicial, amable... y hospitalaria. Y todo con una muy buena meteorología, a excepcion de un atardecer con una pequeña tormentilla.
ETAPA 7 (Medinaceli-Somaén- Nuestra Señora de la Huerta-Ariza-Cetina)
Una etapa que en principio era corta y transcurriendo buena parte por la N-2 (sin coches) pero la incorporación del amigo Josean, que venía con “muchas ganas” la ha convertido en interesante y activa.
Hasta Arcos de Jalon por la N-2 con un paisaje entretenido, punto en el que por una pista entre cereales, nos hemos dirigido al Castillo de Montuega de Soria, con unas vistas extraordinarias del entorno.
Continuando por pistas, pasamos por el Monasterio de los cistercienses de Santa Maria de Huerta, para llegar a Ariza (control de avituallamiento) por más caminos rurales de bellos paisajes.
Mientras nos recitaba Josean unos fragmentos del Cantar de Mio Cid, sin enterarnos que por preciosa ctra pero de duro ascenso, alcanzamos la población de Cabolafuente, que luego hemos comprobado que no llegó el Cid (un extra de 20 km del brioso guía de la etapa de hoy).
Como mera curiosidad indicar que esta pequeña población es de muy baja densidad, 1km2 para cada habitante. Y el despoblamieento es general por todo el Camino.
Finalmente llegamos a Cetina, tras casi 100 km, que tiene un interesante castillo/palacio y una amable y extrovertida bibliotecaria Elena, que nos explicó algunos detalles interesantes y un tanto inverosímiles del Camino del Cid.
ETAPA 8 (Cetina-Alhama de Aragón-Ateca-Terrer-Calatayud-Murero-Atea-Used-Laguna de Gallocanta)
En primer lugar agradecer a los dueños del hostal “El Mirador” de Cetina, Mónica y Luis, por todas las atenciones que tuvieron con nosotros y en un ambiente familiar.
Cada habitación individual con buen desayuno y zumo de naranja natural, por 18.50 euros por persona.
MUY MUY RECOMENDABLE!!!
Grandiosa la etapa de hoy, de acusados y variados contrastes: las poblaciones por las que pasamos, la fiesta del vino de Calatayud y su “ambientazo”, las gentes con las que charlamos, el robledal, viñedos en el largo ascenso camino a Gallocanta, los cambios meteorológicos (calor, chaparrones, granizada, doble y potente arco iris) y cerca de 20 km finales extraordinarios por pistas entre cereales hasta la laguna.
Una etapa larga y durilla, de 110 km y 1000 m de ascenso acumulado.
Tambien agradecer al maestro y ciclista de Murero que nos asesoró para una ruta de ensueño para llegar a Used por Ateca y finalmente a la laguna de Gallocanta.
Etapa IMPRESIONANTE E IRREPETIBLE!!!
ETAPA 9 (Laguna Gallocanta-Odón-Yunta-Molina de Aragón- Parque Natural Alto Tajo-Checa).
Despues de un trato exquisito por parte del dueño del hotel el Silo de Bello, nos acercamos a la orilla de la laguna de Gallocanta, para a continuación por pista de tierra en muy buen estado, pasar por las poblaciones de Odón y Yunta, para acercándonos a Molina de Aragón y contemplar las maravillosas vistas del castillo, murallas y torre desde la misma carretera, asi como posteriormente su histórica localidad.
En el restaurante de su casino, tras ofrecernos la joven servicial y simpática Carolina, relaciones públicas del lugar, el sitio apropiado para la carga de las baterías, degustamos un rico menú acompañado de un buen vino de roble DO de Ribera de Duero.
Por carretera ahora nos dirigimos a la poblacion de Checa en continuado ascenso y que tras dejar Chequilla a la dcha, llegamos al hostal “La Gerencia de Checa, regentado por una pareja de jovenes rusos, donde nos hemos alojado.
ETAPA10 (Checa-Orihuela Tremedal-Sierra Albarracin-Sierra Alta-Bronchales-Río Guadaviar-Albarracin).
En primer lugar agradecer al joven Alexy que lleva el hotel “La Gerencia” en Checa (en muy buen estado) por sus atenciones y muy buena calidad/precio de sus instalaciones.
La de hoy ha sido una etapa de lujo, desplazándonos por la Sierra de Albarracin por pistas forestales entre abundante pino alvear y sabinar hasta la cima de Sierra Alta, de 1850 m de altitud y con unas vistas extraordinarias de su entorno.
El descenso por una senda de auténtico pedregal, más de ciclocross, que te obliga ir a pie hasta dar con la carretera que va a Bronchales, en donde comemos un estupendo menú del día en el rte del hostal Isabel, a precio asequible. Nos atiende el atento y servicial Pepe, dueño del negocio, que nos sella el salvoconducto y nos da una chapa.
El paisaje rocoso y vegetal de descenso a Albarracin junto al río Guadalaviar es espectacular.
Finalmente, entramos a Albarracin, en donde en tour ciclable, recorremos una parte importante de esta maravillosa población, para acabar en el hotel Arabia, ubicado en un lugar extraordinario por sus vistas.
Tras una ligera cena nos retiramos temprano pues mañana nos espera otra etapa larga, de unos 100 km hasta Barracas.
ETAPA 11 (Albarracin-Acueducto romano-Fuente de Cella-Aeropuerto Teruel- Teruel- Via Verde Ojos negros-Sarrión-Barracas)
En la etapa más larga del camino (122 km), muy variada e interesante, pasamos por el acueducto Albarracin-Gea-Cella, la fuente de Cella, una industria muy contaminante de tableros aglomerados, aeropuerto “sin viajeros” de Teruel, CN de Ojos Negros, Caudé, Teruel y Sarrión, hasta llegar de noche a Barracas.
Tras una rápida parada de avituallamiento en Caudé, donde el párroco y alcalde nos contaron historias curiosas de esta pedania de Teruel,
emprendimos marcha hacia la capital, saliéndonos de la via verde, para visitar al torico mientras nos tomábamos un cafelito en la terraza de la plaza.
Luego en rapida visita turistica con las bicis nos movimos por esta bella ciudad mudéjar.
Después de unos km de subida, empalmamos con la via verde que por parajes insólitos nos llevará a Barracas, donde pernoctaremos, no sin antes rehidratarnos en Sarrión.
A Barracas llegamos de noche con nuestras buenas luces, donde nos esperaba la Sra Vicenta que nos atendió estupendamente en su hostal Carmen, por 30 euros la habitación individual. Asi tras dejar las bicis a cargar (sin desmontarlas) en una de las salas de su agradable mansión, nos llevó en su coche a uno de los rtes del pueblo, donde con un buen vino, celebramos la ultima noche del Camino del Cid, preparándonos para el asalto de Valencia al día siguiente.
Al término de la cena la llamamos para retornarnos a su casa. Una buena persona esta Vicenta.
ETAPA 12 (Barracas-Estivella-Sagunto-Valencia).
Con esta última etapa acaba nuestro Camino del Cid, tras 12 maravillosas e inolvidables jornadas, desde aquella tarde del pasado 5 de mayo en Vivar del Cid, en las que ha habido de todo pero, por suerte, siempre de lo bueno, y especialmente en ello han colaborado la muy buena meteorología y las buenas gentes que hemos ido conociendo a lo largo del Camino, destacando especialmente por su generosa hospitalidad.
Afortunadamente, llegar el día 16, segun lo previsto, nos permite la asistencia a partir del 17 al congreso de “La bici y la ciudad” que se desarrolla en Valencia hasta el próximo domingo, y en el que Josean y yo participamos con una comunicación y un taller.
Volviendo al asalto de Valencia, decir que desde Barracas a Sagunto ha sido un desceno cómodo, con una breve parada de hidratación en Estivella, pero luego ya sin vía verde, por carreteras secundarias hemos andado perdidos antes del impresionante tour turístico en bici realizado por el interior del Castillo de Sagunto.
Tras reposición de fuerzas con una paella y buenas cervezas, estamos preparados para el asalto final de la ciudad, cosa que se complica un poco más de lo previsto, con 20 kms extras (que hacen un total de 130 km) y con calorina, ya que tenemos que tomar el último bastión de la ciudad, situado casualmente en el edificio SEUR, en las afueras de la ciudad.
Al amigo Juan le despedimos con todos los honores, pues él cogia un tren para Madrid.
Ha salido bastante más de lo previsto, tanto en km como en ascenso acumulado, 1200 km y 12000m (incluidas las últimas rampas de los castillos, sin bajarnos de la bici, jeje, algunas del orden del 30%).
PERO DESTACAR por encima de todo A SU GENTE, de los bares, restaurantes, hostales, pensiones, taller...ciudadanos que en la calle nos orientaban cuando “un tanto perdidos” por falta de señales, les preguntábamos por el Camino...siempre atenta, servicial, amable, generosa…y SUMAMENTE HOSPITALARIA para con estos animosos peregrinos, así como la buena suerte con el tiempo que nos ha acompañado durante todo el Camino. Habrá sido por la corneja??? SIN NINGUNA DUDA, jeje.
Señalar que no coincidimos con ningún peregrino (caminando o en bici) en los 12 dias de nuestra aventura.
ENLACES DE INTERÉS:
- Cantar del Mío Cid
- Camino del Cid
Rutas por las que hemos pedaleado:
- el destierro
- Tierras de frontera
- Las tres taifas
- La conquista de Valencia
ALGUNOS LUGARES POR LOS QUE PASAMOS:
Vivar del Cid, Burgos, Cartuja de Miraflores, San Pedro de Cardeña, Mecerreyes, Covarrubias, Santo Domingo de Silos, Caleruega, Clunia, Peñaranda de Duero, Langa de Duero, Castillejo de Robledo, San Esteban de Gormaz, Burgo de Osma, Castillo Gormaz, Navapalos, Berlanga de Duero, Atienza, Robledo de Corpes, Castillo Jadraque, Sigüenza, Anguita, Luzón, Medinacelli, Santa María de Huerta, Ariza, Cetina, Alhama de Aragón, Ateca, Calatayud, Molina de Aragón, Checa, Orihuela del Tremedal, Bronchales, Albarracin, Gea, Cella, Caudé,Teruel, Barracas Sagunto y Valencia.
ESPACIOS NATURALES QUE CRUZAMOS:
Riberas del Arlanza, Arlanzón, Duero y sus afluentes, Desfiladero de Yecla, Ribera río Ucero, Parque Natural del Barranco de Río Dulce, Valle del río Tajuña, Riberas del Jalón, Laguna de Gallocanta, Parque Natural del Alto Tajo, Tremedales de Orihuela, Sabinar y Pinares de Albarracin, Sierra Alta, Ribera río Guadaviar, Acueducto romano Albarracin-Gea-Cella, Fuente de Cella y Vía Verde de Ojos Negros.
ALGUNAS DE LAS VITUALLAS CON SUS VINOS JÓVENES:
A fin de recuperar fuerzas, catamos gastronomía tradicional en sus excelentes menús del día (10-15 euros) de cada población por la que pasamos.
Morcilla de Burgos, variedad de ensaladas, caldos, sopas, asados, setas variadas, guisos de caza, sopas de ajo, migas de pastor, garbanzos, ternasco, judías pintas, perdices escabechadas, jamón de Teruel y variedad de arroces.
Y todo regado con vinos jóvenes de D.O. de Arlanza, Ribera del Duero, Calatayud (buena variedad en la fiesta de la plaza con vinos de DO), Valencia y Tierra
  • Foto de Inicio del Camino en Vivar del Cid
  • Foto de Inicio del Camino en Vivar del Cid
  • Foto de Inicio del Camino en Vivar del Cid
  • Foto de Inicio del Camino en Vivar del Cid
  • Foto de Inicio del Camino en Vivar del Cid
  • Foto de Inicio del Camino en Vivar del Cid
El Cantar de Mio Cid se basa en la parte final de la vida de Rodrigo Díaz de Vivar, desde que inicia el primer destierro en 1081 hasta su muerte en 1099. La primera foto corresponde a la imagen corporativa del Camino del Cid que incorpora tres elementos fundamentales inherentes a la propia razón de ser del Consorcio Camino del Cid. El BUSTO representa un Cid maduro, de barba poblada, facciones recias y mirada serena y decidida, y hace referencia a los elementos míticos incorporados en el Cantar. En este hombre se reflejan el honor y la fidelidad, la constancia y el tesón que los hombres del Cantar demostraron ante las adversidades. EL CAMINO DEL CID es la esencia de todo el proyecto del Consorcio. Las formas tipográficas dan forma a todo lo que tiene el camino de trascendente y legendario. Y EGO RUDERICO, que en latín significa: “Yo, Rodrigo”. Esta firma auténtica del Cid aparece en un documento original del año 1098, en el que el Cid realiza una donación a la Iglesia de Valencia. La rúbrica autentifica el valor de la aventura cidiana y nos conecta directamente con la historia. Por otro lado, he añadido también la de LA CORNEJA DEL CAMINO DEL CID, que adicionalmente utiliza muchas veces el dibujo medieval de una corneja como imagen gráfica secundaria. La corneja tiene un papel muy especial en el Cantar de Mío Cid. En su verso 11 dice: “A la salida de Vivar tuvieron la corneja a la derecha”. El vuelo de la corneja, dependiendo de su dirección, era tomado como un augurio bueno o malo. Para los viajeros, como lo fue para el Cid, la corneja es símbolo de buena suerte en el caminar, que aparece asociada al salvoconducto y a su sellado. El Cantar desarrolla tras la conquista de Valencia toda una trama en torno a los desdichados matrimonios de las hijas del Cid con los infantes de Carrión que carece de fundamente histórico. Según el Cantar, el Cid salió desde Vivar para el destierro "con lágrimas en los ojos" con la orden real de abandonar Castilla en nueve días. Es precisamente a la salida cuando una corneja se cruza en el camino de los desterrados. El vuelo de la corneja, dependiendo de su dirección, era tomado como un augurio, y en este caso el Cid lo entendió como un símbolo de buen agüero en su viaje. Por este motivo la corneja es la imagen del salvoconducto del Camino del Cid, símbolo de buena suerte en el caminar. En Vivar los hitos más significativos son el mojón de la Legua Cero -junto a un viejo molino harinero, inicio simbólico de la ruta- y la estatua del Cid.
  • Foto de Burgos, Cartuja de Miraflores y Monasterio de San Pedro de Cardeña
  • Foto de Burgos, Cartuja de Miraflores y Monasterio de San Pedro de Cardeña
  • Foto de Burgos, Cartuja de Miraflores y Monasterio de San Pedro de Cardeña
  • Foto de Burgos, Cartuja de Miraflores y Monasterio de San Pedro de Cardeña
  • Foto de Burgos, Cartuja de Miraflores y Monasterio de San Pedro de Cardeña
  • Foto de Burgos, Cartuja de Miraflores y Monasterio de San Pedro de Cardeña
BURGOS es la ciudad cidiana por excelencia y tiene una ruta que recorre los lugares que aparecen en el Cantar y algún otro igualmente legendario: tras atravesar el Arco de San Martín, y a los pies del castillo, se alza el Solar del Cid, con un sencillo monumento a su memoria. La tradición enmarca en la iglesia de Santa Águeda la legendaria Jura de Santa Gadea, en la que el Cid obligó a jurar al rey Alfonso VI que no había participado en el asesinato de su hermano, el rey Sancho. Según el Cantar, el Cid abandonó la ciudad por la actual Puerta o Arco de Santa María, cruzando el Arlanzón y acampando extramuros. La iglesia del MONASTERIO DE SAN PEDRO DE CARDEÑA es gótica, del siglo XVI, encontrándose en una de sus naves laterales los sepulcros del Cid y Jimena, donde estuvieron sus cuerpos hasta la Guerra de la Independencia –las tumbas fueron saqueadas por las tropas francesas- y su posterior traslado a la Catedral de Burgos. En las fachadas del monasterio y de la iglesia el viajero podrá ver dos estatuas del Cid, la primera (del siglo XVII) en actitud de Santiago Matamoros, en la portada del monasterio, y la segunda (siglo XVI), más sencilla, en actitud hierática, en la portada de la iglesia.
  • Foto de Mecerreyes y Covarrubias
  • Foto de Mecerreyes y Covarrubias
  • Foto de Mecerreyes y Covarrubias
  • Foto de Mecerreyes y Covarrubias
  • Foto de Mecerreyes y Covarrubias
  • Foto de Mecerreyes y Covarrubias
Aunque no existen pruebas de que el Cid pasara por MECERREYES, sus habitantes han erigido recientemente una escultura cidiana de grandes dimensiones en la carretera que va a Covarrubias. En COVARRUBIAS se han encontrado vestigios de diferentes culturas: paleolítica, celtiberica, romana…que se asentaron en este fértil valle con el río Arlanza, pero el origen de esta villa es medieval. En el siglo X, el primer conde independiente de Castilla, Fernán Gonzalez y su hijo, convirtieron a Covarrubias en capital del primer infantazgo de Castilla. En su casco histórico señalar: -El Archivo del Adelantamiento de Castilla con su puerta de entrada a la villa, que dejó de ser archivo en el siglo XVIII, con su traslado al de Simancas. Enfrente tiene un bello crucero. -Típicas sus casas tradicionales castellanas en las que se mezclan la piedra de la planta baja con los entramados de madera y el adobe de las plantas superiores en las calles y plazas del Obispo Peña y de doña Sancha, destacando los soportales y las balconadas cubiertas. -Palacio de Fernán González, hoy Ayuntamiento en la Plaza Mayor. -el Torreón de Doña Urraca o de Fernán Gonzalez del siglo X, torre defensiva del siglo X, frente al que se encuentra un bello crucero del siglo XVI. -La ex-Colegiata de San Cosme y San Damián elevada en el siglo VII y reformada en el XV, junto al paseo que discurre por la orilla del río Arlanza. -Enfrente el monumento a la princesa Cristina de Noruega que llegó a España a contraer matrimonio con don Felipe, hermano de Alfonso X el Sabio, pero...le entró la “depre” por tener siempre el cielo azul y añorar las nubes noruegas y ... -La muralla que tenía tres puertas, de la que se conservan restos junto al río.
  • Foto de Santo Domingo de Silos y Desfiladero de La Yecla.
  • Foto de Santo Domingo de Silos y Desfiladero de La Yecla.
  • Foto de Santo Domingo de Silos y Desfiladero de La Yecla.
  • Foto de Santo Domingo de Silos y Desfiladero de La Yecla.
  • Foto de Santo Domingo de Silos y Desfiladero de La Yecla.
  • Foto de Santo Domingo de Silos y Desfiladero de La Yecla.
El Monasterio de Santo Domingo de Silos está ligado a la historia del Cid, ya que en vida Rodrigo y su esposa Jimena donaron algunas de sus heredades al Monasterio, cuyo claustro, en el año 1081, año en que el Cid fue desterrado, aún se estaba construyendo. El Desfiladero de La Yecla es una profunda y estrecha garganta, junto a Santo Domingo de Silos, excavada en los espesos bancos de calizas que caracterizan el relieve de las Peñas de Cervera. Una serie de puentes y pasarelas colgantes permiten recorrer andando y viendo en su fondo las cascadas.
  • Foto de Caleruega y paisajes
  • Foto de Caleruega y paisajes
  • Foto de Caleruega y paisajes
  • Foto de Caleruega y paisajes
  • Foto de Caleruega y paisajes
  • Foto de Caleruega y paisajes
En Caleruega, junto a la escultura del Cid se ha instalado un pequeño monolito con un azulejo que ofrece una imagen de la corneja, un pájaro muy significativo en el Cantar de mío Cid y símbolo de buena suerte para los viajeros que recorren la ruta. Por este motivo, junto a la imagen de la corneja aparece la siguiente leyenda con la que se invita al viajero a poner la mano sobre ella: "Espantad el mal augurio y otros malos conjuros, apoyad la mano presta, sobre la corneja diestra y llevad de Caleruega el Cid y vos, "suerte cierta”.
  • Foto de Ciudad romana de Clunia
  • Foto de Ciudad romana de Clunia
  • Foto de Ciudad romana de Clunia
  • Foto de Ciudad romana de Clunia
  • Foto de Ciudad romana de Clunia
  • Foto de Ciudad romana de Clunia
Junto a Peñalba de Castro se encuentra una de las ciudades más importantes de la antigua Hispania romana: Clunia. Yacimiento arqueológico visitable de la antigua ciudad romana de Clunia Sulpicia -muy cercano al asentamiento arévaco de Cluniaco- que llegaría a ser una de las urbes más importantes del norte peninsular. Se encuentra en lo alto de una gran meseta, el alto del Castro, que controla este gran corredor del río Arandilla que desemboca junto al Duero. Clunia fue fundada a principios de nuestra era en un lugar de paso estratégico, junto a la vía que unía Tarraco (Tarragona) a Asturica Augusta (Astorga), pasando por Caesaraugusta (Zaragoza). En la actualidad, las excavaciones han confirmado que las ruinas romanas halladas serían las más significativas de todas las del norte de la Península Ibérica. Muchos de sus hallazgos escultóricos, como una efigie de Isis y un torso de Dioniso, se exhiben en la actualidad en salas del Museo Arqueológico Nacional de Madrid y en el de Burgos. No obstante, la grandeza del yacimiento radica en su capacidad para mostrar cómo fue el urbanismo de Clunia, sus calles, sus edificios, su evolución a lo largo de los siglos y la vida de los que habitaron la ciudad. La infraestructura más destacable sería su teatro, excavado parcialmente en la roca como era habitual en la ingeniería romana. Fue uno de los mayores de su época, con una capacidad superior a las 10.000 personas y unas condiciones de acústica sorprendentes. También es de interés el foro, situado en el centro de la ciudad, en la confluencia de las calles principales. Tiene planta rectangular de 160 m de longitud por 115 de anchura y contó con un templo dedicado a Júpiter y un espacio religioso en su lado sur, una basílica en su lado norte y tabernas y espacios porticados en los laterales. La ciudad llegó a tener más de 30.000 habitantes. Prueba de su importancia es que en el año 60 d.C., Servio Sulpicio Galba se proclamó en ella emperador de Roma. Hoy Clunia es un importante yacimiento arqueológico visitable.
  • Foto de Peñaranda de Duero y su castillo
  • Foto de Peñaranda de Duero y su castillo
  • Foto de Peñaranda de Duero y su castillo
  • Foto de Peñaranda de Duero y su castillo
  • Foto de Peñaranda de Duero y su castillo
  • Foto de Peñaranda de Duero y su castillo
Peñaranda de Duero es una de las nueve localidades de la ruta de El Destierro declaradas Conjunto Histórico Artístico. Entre el variado y rico patrimonio de esta villa amurallada merecen destacada mención el Palacio de Miranda, la excolegiata, su antigua botica o su castillo, cuyos cimientos se asientan sobre una fortaleza del siglo X que vigilaba la frontera del Duero.
  • Foto de Langa de Duero
  • Foto de Langa de Duero
  • Foto de Langa de Duero
  • Foto de Langa de Duero
  • Foto de Langa de Duero
  • Foto de Langa de Duero
La torre de Langa de Duero es la primera vista que se ofrece al viajero al aproximarse a la población. La torre de Langa, popularmente llamada castillo del Cubo, es una construcción de sillería de aproximadamente veinte metros de altura. La torre actual es del siglo XIV, aunque muy posiblemente ocupara ese espacio con anterioridad una atalaya musulmana que formara parte de la red de vigilancia existente en el siglo XI así como una fortificación complementaria. En el siglo XV, Enriqie Enríquez, duque de Medinasidonia y hermanastro de la reina Leonor de Navarra estuvo allí encerrado por orden de Juan II.Esta torre es el último vestigio de la fortificación que defendía el puente medieval que cruza el río Duero. Cruzar este puente de doce ojos es rememorar una parte de nuestra historia, en la que el río era no sólo fuente de vida sino también frontera y lugar de enfrentamientos.
  • Foto de Castillejo de Robledo: iglesia, castillo templario y Afrenta de Corpes
  • Foto de Castillejo de Robledo: iglesia, castillo templario y Afrenta de Corpes
  • Foto de Castillejo de Robledo: iglesia, castillo templario y Afrenta de Corpes
  • Foto de Castillejo de Robledo: iglesia, castillo templario y Afrenta de Corpes
  • Foto de Castillejo de Robledo: iglesia, castillo templario y Afrenta de Corpes
  • Foto de Castillejo de Robledo: iglesia, castillo templario y Afrenta de Corpes
Castillejo de Robledo, lugar donde la mayoría de los estudiosos emplaza la afrenta sufrida por las hijas del Cid a manos de sus esposos, los infantes de Carrión. Rescatadas por su primo, Félez Muñoz, las hijas del Cid reposarán en San Esteban hasta reponerse de sus heridas.
  • Foto de Tormenta llegando a San Esteban de Gormaz. Iglesia y castillo
  • Foto de Tormenta llegando a San Esteban de Gormaz. Iglesia y castillo
  • Foto de Tormenta llegando a San Esteban de Gormaz. Iglesia y castillo
  • Foto de Tormenta llegando a San Esteban de Gormaz. Iglesia y castillo
  • Foto de Tormenta llegando a San Esteban de Gormaz. Iglesia y castillo
  • Foto de Tormenta llegando a San Esteban de Gormaz. Iglesia y castillo
En el Cantar de mio Cid, San Esteban es citada reiteradamente; esta reiteración y el conocimiento de la toponimia de los alrededores, aunque en ocasiones con errores geográficos, ha llevado a pensar a algunos estudiosos que el poeta anónimo pudiera haber vivido o ser oriundo de esta localidad. Lo cierto es que San Esteban y sus alrededores juegan un papel muy importante en el poema. Es precisamente en esta población, de la que el Cantar dice de sus habitantes que son mesurados y prudentes, donde las hijas del Cid son cuidadas tras la afrenta sufrida en el robledal de Corpes por los infantes de Carrión.
  • Foto de El Burgo de Osma
  • Foto de El Burgo de Osma
  • Foto de El Burgo de Osma
  • Foto de El Burgo de Osma
  • Foto de El Burgo de Osma
  • Foto de El Burgo de Osma
No existe evidencia documentada de la presencia del Cid histórico en la ciudad monumental de Osma, aunque no puede descartarse pues fue alcaide de la vecina Gormaz. Por su parte, el Cantar cita a la vecina Alcubilla del Marqués, al Oeste, y Navapalos, al Sur de Osma, a 6 y 11 km respectivamente. La creación del Burgo de Osma tiene lugar en 1101, cuando el obispo Pedro de Burges, beatificado como San Pedro de Osma, ordena levantar en los arrabales de Osma una catedral, alrededor del cual se creará el actual núcleo urbano.
  • Foto de Castillo de Gormaz
  • Foto de Castillo de Gormaz
  • Foto de Castillo de Gormaz
  • Foto de Castillo de Gormaz
  • Foto de Castillo de Gormaz
  • Foto de Castillo de Gormaz
El castillo de Gormaz es una impresionante fortaleza islámica califal construida en el siglo IX y muy reforzada y ampliada en tiempos de Al-Haquem II, a finales del siglo X. Se trataba de un puesto de avanzada en mitad de la nada cuya finalidad era acentuar la presencia militar andalusí en esa zona para frenar así los avances repobladores de los reinos cristianos. Fue, con Medinaceli y Atienza, un importante enclave militar en la defensa de la Frontera Media. Nunca fue conquistada por las armas. En 1059, pasó a manos del rey Fernando I, merced a una serie de acuerdos con los debilitados reyes de taifas. Gormaz, en el Cantar de mío Cid, no tiene un papel tan principal: tras tener noticia de la afrenta sufrida por sus hijas en el robledal de Corpes, que descansaban ya en San Esteban, el Cid envió un destacamento de 200 hombres comandado por Álvar Fáñez, Pedro Bermúdez y Martín Antolínez, que en su viaje pernoctaron en Gormaz, un castillo, según el poema, muy fuerte. El castillo de Gormaz llegó a ser la más grande fortaleza califal europea de su época, con un perímetro amurallado de 1.200 m, 446 m de largo, 28 torres y una forma muy alargada en dirección este-oeste. Sus partes más importantes son el alcázar, la torre del homenaje o "de Almanzor", el aljibe (gracias al cual los defensores árabes resistieron más de un asedio) y su puerta califal. Aunque las vistas desde abajo son muy impactantes dependiendo de la hora del día, las vistas desde arriba, con el Duero serpenteante entre los campos de cultivo, son sencillamente magníficas en cualquier momento y estación del año, tal y como lo pudimos comprobar.
  • Foto de Navapalos
  • Foto de Navapalos
  • Foto de Navapalos
  • Foto de Navapalos
  • Foto de Navapalos
  • Foto de Navapalos
Según el Cantar, los hombres del Cid cruzaron el Duero por Navapalos, hoy deshabitado y centro de técnicas arquitectónicas tradicionales. Cuenta el Cantar que, estando el Cid durmiendo en un paraje cercano a Navapalos, se le apareció el arcángel Gabriel, quien le auguró buena suerte en sus empresas. Navapalos es un pequeño pueblo, cuya visita es interesante para el viajero. Por un lado ha sido centro de estudios sobre arquitectura bioclimática, y una parte del pueblo ha sido restaurada conforme a dichas técnicas, que tienen el adobe como principal elemento constructivo. Resulta muy interesante pasear por sus calles y observar algunos ejemplos de arquitectura tradicional. En segundo lugar posee una atalaya islámica de planta circular construida en mampostería, ya que su finalidad no era defensiva sino únicamente de vigilancia. La atalaya de Navapalos estaba comunicada con otras en la zona, creando así una eficaz red de vigilancia. Su presencia en Navapalos podía deberse a su ubicación geovisual o por estar cerca del vado del río Duero, vado que utilizará el Cid en el poema épico. Posteriormente la atalaya fue convertida en palomar.
  • Foto de Berlanga de Duero
  • Foto de Berlanga de Duero
  • Foto de Berlanga de Duero
  • Foto de Berlanga de Duero
  • Foto de Berlanga de Duero
  • Foto de Berlanga de Duero
Según la Crónica General de 1344, el Cid fue alcalde de Berlanga de Duero. Este señorío le habrí­­­a sido concedido en 1089 por Alfonso VI como pago a sus servicios. En el Cantar de mío Cid Berlanga es una villa segura donde las hijas del Cid se alojan en el regreso a Valencia. La villa, junto a otras localidades sorianas del Camino del Cid, formaba parte en el siglo XI de la lí­­­nea defensiva del Duero, y es visita ineludible en este tramo del Camino. Entre sus atractivos destacan su castillo de planta renacentista -asentado sobre otro anterior del siglo XII- y la ex-colegiata -siglo XVI-
  • Foto de Por pista a Atienza y su castillo
  • Foto de Por pista a Atienza y su castillo
  • Foto de Por pista a Atienza y su castillo
  • Foto de Por pista a Atienza y su castillo
  • Foto de Por pista a Atienza y su castillo
  • Foto de Por pista a Atienza y su castillo
Según el Cantar, y para no ser descubiertas, las huestes del Cid cabalgan de noche y descansan por el dí­a, evitando fortalezas como la de Atienza, a la que denomina "una peña fuerte". La situación de Atienza, en zona de frontera entre los reinos cristianos del norte y los reinos musulmanes del sur, supuso que durante los siglos IX a XII cambiara de manos en diversas ocasiones. No existe mucha documentación sobre el pasado altomedieval de la villa: al parecer, a principios del siglo XI el califa de Córdoba, Sulayman, la entregó al Conde Sancho Garcés junto con otras fortalezas, como la de Gormaz, como contraprestación al apoyo del conde en su pugna por el califato. Tras la desintegración del califato, Atienza, petreneciente al reino taifa de Toledo, fue conquistada por Alfonso VI en 1085, aunque no pasarí­a definitivamente a manos cristianas hasta que en 1112 la tomó Alfonso I de Aragón, El Batallador. En 1149, Alfonso VII concedió fuero a la villa, y poco después, el aún joven prí­ncipe Afonso VIII fue protagonista de las luchas internas nobiliarias de las que salió indemne gracias a la ayuda de los habitantes de Atienza, que aún celebran este hecho todos los años en la Fiesta de la Caballada, fiesta que se remonta a 1162.
  • Foto de Robledo de Corpes y castillo Jadraque
  • Foto de Robledo de Corpes y castillo Jadraque
  • Foto de Robledo de Corpes y castillo Jadraque
  • Foto de Robledo de Corpes y castillo Jadraque
  • Foto de Robledo de Corpes y castillo Jadraque
  • Foto de Robledo de Corpes y castillo Jadraque
Los infantes han entrado en el robledo de Corpes, el arbolado es muy alto, las ramas suben a las nubes, los animales salvajes andan alrededor... Versos 2697 y ss. Cerca de Robledo de Corpes se halla el Robledal de la Lanzada, donde algunos estudiosos ubican, principalmente debido a la similitud toponímica dado que geográficamente resulta inverosímil, el pasaje del Cantar conocido como la Afrenta de Corpes, paraje inhóspito en el que las hijas del Cid fueron golpeadas y abandonadas por sus maridos, los Infantes de Carrión. En realidad, el episodio de la Afrenta de Corpes es legendario, y con independencia de que el poeta ubicara este suceso aquí, en la localidad soriana de Castillejo de Robledo o en cualquier otro paraje castellano, lo cierto es que el viajero que se adentre en estas tierras y en el robledal podrá rememorar sin dificultad estos versos y, si lo hace en invierno y anocheciendo, no deberá realizar ningún esfuerzo para sentir la angustia de las hijas del Cid, abandonadas a su suerte en el robledal. El castillo de JADRAQUE o castillo del Cid, está situado en un alto cerro del que Ortega y Gasset aseguró con vehemencia que era "el más perfecto del mundo", y se alza imponente sobre el valle que abre el curso medio del rí­o Henares. Ya en época árabe, y posteriormente en la Edad Media, hubo en el cerro una pequeña fortaleza. Sin embargo, serí­a el Cardenal Mendoza quien, a partir de 1470, inició la construcción del castillo actual atendiendo más a normas residenciales que guerreras. Actualmente el castillo pertenece a los vecinos de Jadraque, después de que, en el siglo XIX, compraran el edificio, en ruinas, a los duques de Osuna.
  • Foto de Parque Natural del Barranco de Río Dulce
  • Foto de Parque Natural del Barranco de Río Dulce
  • Foto de Parque Natural del Barranco de Río Dulce
  • Foto de Parque Natural del Barranco de Río Dulce
  • Foto de Parque Natural del Barranco de Río Dulce
  • Foto de Parque Natural del Barranco de Río Dulce
El Parque Natural del Barranco del Río Dulce, situado en las inmediaciones de la bonita localidad de Sigüenza, es un oasis verde que recorre el pequeño Río Dulce, un cañón fluvial calizo con bosques de ribera y unas majestuosas paredes de roca donde anidan el buitre común, el alimoche, el águila real, el águila perdicera, y también la nutria y el desmán ibérico, en donde el naturalista Félix Rodríguez de la Fuente hizo de esta zona su santuario para grabar varios capítulos de su mítica serie “El Hombre y la Tierra”. El sendero entre Mandayona y Pelegrina que va junto al lecho del río Dulce es fácil y agradable de recorrer. El encajonamiento al que es sometido el río por los altos murallones que lo flanquean, crea un microclima especial. Los vientos que soplan fuerte por la planicie no penetran en el barranco y la ruta es sumamente placentera. Al llegar a Pelegrina en lo alto está su espectacular castillo roquedo en ruinas.
  • Foto de Sigüenza
  • Foto de Sigüenza
  • Foto de Sigüenza
  • Foto de Sigüenza
  • Foto de Sigüenza
  • Foto de Sigüenza
No existe constancia de que el Cid estuviera en Sigüenza, ciudad que fue un cruce de caminos que los musulmanes quisieron proteger de las incursiones de los cristianos del norte y de las revueltas de los bereberes que se negaban a pagar sus impuestos, por lo que construyeron torreones. A simple vista, el castillo de Sigüenza (hoy Parador Nacional) parece un recinto de sobriedad castellana, pero fue una atalaya musulmana construida sobre una antigua alcazaba árabe del siglo VIII. La construcción de este castillo data del primer cuarto del siglo XII, si bien sufrió profundas remodelaciones entre los siglos XIV-XVI. Popularmente es denominado Castillo de los obispos, ya que durante siglos sirvió de sede episcopal.
  • Foto de Valle Rio Tajuña ???: Anguita-Luzón
  • Foto de Valle Rio Tajuña ???: Anguita-Luzón
  • Foto de Valle Rio Tajuña ???: Anguita-Luzón
  • Foto de Valle Rio Tajuña ???: Anguita-Luzón
  • Foto de Valle Rio Tajuña ???: Anguita-Luzón
  • Foto de Valle Rio Tajuña ???: Anguita-Luzón
El objetivo principal de la etapa de hoy era -al igual que lo fue ayer el desfiladero de Río Dulce- atravesar el valle del río Tajuña- entre Anguita y Luzón, que no pudo ser por una FALTA GRAVE DE SEÑALÉTICA que a continuación describo. A la salida de Anguita camino de Luzón por la carretera GU936, aparece una señal que marca el Camino del Cid por la izquierda, y no hace ninguna referencia de una pista que sale por la derecha. Lógicamente tomas el camino que marca la señal, pero desgraciadamente te conduce a la N-211, plagada de camiones. Y es más, antes de llegar a esta nacional, aparece otra señal del Camino del Cid que te manda a la derecha por un pedregal que no conduce a ninguna parte. Esta incorrecta señalización nos ha impedido conocer la senda del río Tajuña, e ir unos cuantos kilómetros pendiente de los camiones que te adelantaban. Sugiero, que en los puntos de bifurcación donde se pueda ir por dos caminos según el medio de locomoción, se señale claramente las dos opciones, pues si solo se pone una, da a entender que no hay otra. Otra cosa, de Luzón a Maranchón, el mapa indica una senda directa senderista y BTT, pero gente de Luzón nos dijo que en BTT imposible. Y una cosa más, al llegar a Pelegrina desde La Cabrera, tampoco están señaladas las rutas. El mapa marca una senderista y una BTT. Tomamos la BTT y es una carretera asfaltada normal. Vimos una buena pista de tierra, que podría ser la senderista, pero sin ninguna señal. Menos mal que nos encontramos en Luzón con el bar del mismo nombre, en el que la atenta y servicial Griselda, nos preparó un plato combinado casero, regado de un buen crianza, que aminoró nuestro gran “cabreo”. Gracias Griselda, que además nos puso al tanto del discurrir de esta pequeña población. Previamente nos permitió meter las bicis a cargar en el bar, junto al futbolín y juego de dardos, que no pudimos practicar ya que nos queríamos asomar de nuevo al Tajuña.
  • Foto de Medinaceli
  • Foto de Medinaceli
  • Foto de Medinaceli
  • Foto de Medinaceli
  • Foto de Medinaceli
  • Foto de Medinaceli
Medinaceli, topónimo árabe que significa la "ciudad del cielo", es uno de esos lugares que el viajero del Camino del Cid no puede dejar de visitar, por más que la larga y dura ascensión obligue a un gran esfuerzo a ciclistas, salvo aquellos que lleven bicis eléctricas. El viejo Medinaceli es una núcleo de piedra armónico, pequeño y silencioso, muy bien cuidado y con notable interés histórico artístico. Al entrar en Medinaceli, el viajero se encontrá primero con su arco romano de triple arquería, único en España, que domina el valle del Arbujuelo, y pone de relieve el paso de los romanos por este lugar. Durante los siglos VIII a XII fue plaza musulmana de gran importancia geoestratégica: durante el califato, Medinaceli, plaza fuerte de vanguardia en la Marca Media, fue un enclave óptimo desde donde iniciar o terminar las aceifas o ataques sobre territorios enemigos. Emplazada sobre un cerro a 1.200 metros de altitud, era casi inexpugnable. De aquellos tiempos quedan todavía algunos restos, como el castillo, aunque su actual apariencia es una mezcla de reformas producidas desde el siglo VIII al XIV. El arco "árabe" es en realidad gótico mudéjar, ya que el original debía de ser de herradura.
  • Foto de Hacia el castillo de Montuenga de Soria
  • Foto de Hacia el castillo de Montuenga de Soria
  • Foto de Hacia el castillo de Montuenga de Soria
  • Foto de Hacia el castillo de Montuenga de Soria
  • Foto de Hacia el castillo de Montuenga de Soria
  • Foto de Hacia el castillo de Montuenga de Soria
Quedan tan solo restos de un castillo ubicado en lo alto de un sugestivo cerro que controla el valle del Jalón. Esta es zona de frontera en el siglo XI entre Castilla y la taifa islámica de Zaragoza, y posteriormente entre los reinos de Castilla y Aragón: precisamente su aspecto actual tiene su origen en las guerras fronterizas entre ambos reinos durante el siglo XIV. Quedan en pie restos de las dos torres poligonales que se encontraban en sus extremos, unidas ambas por murallas. La planta de la antigua fortaleza se adaptaba a las imperfecciones del terreno.
  • Foto de Santa María de Huerta
  • Foto de Santa María de Huerta
  • Foto de Santa María de Huerta
  • Foto de Santa María de Huerta
  • Foto de Santa María de Huerta
Santa María de Huerta es un enclave de importancia histórico-cultural en el Camino que transcurre desde las tierras del Valle del Jalón hasta Burgo de Osma, también denominado “Ruta del Camino del Cid”, junto con Almazán o Berlanga. El monasterio medieval de Santa María la Real de Huerta es un cenobio cisterciense que se encuentra en la localidad soriana de Santa María de Huerta. Son tierras de la antigua frontera castellana entre el reino de Castilla y el de Aragón. El monasterio se construyó entre los siglos XII y XVI y todavía alberga una activa comunidad de monjes cistercienses. Las instalaciones son un completo recorrido por algunos de los principales estilos del arte: románico, gótico, plateresco y herreriano. Tres son las estancias y edificios medievales más interesantes: la iglesia, el claustro y el refectorio.
  • Foto de Paisajes hacia Monreal y Ariza
  • Foto de Paisajes hacia Monreal y Ariza
  • Foto de Paisajes hacia Monreal y Ariza
  • Foto de Paisajes hacia Monreal y Ariza
  • Foto de Paisajes hacia Monreal y Ariza
  • Foto de Paisajes hacia Monreal y Ariza
Es el camino natural por el que pedaleamos desde Santa Maria de la Huerta, Monreal y Ariza, con paisaje más árido a medida que nos acercábamos a Calatayud, a excepción de las vegas de los rios, en este caso a la izda la del Jalón.
  • Foto de Ariza desde su castillo y camino a Cetina.
  • Foto de Ariza desde su castillo y camino a Cetina.
  • Foto de Ariza desde su castillo y camino a Cetina.
  • Foto de Ariza desde su castillo y camino a Cetina.
  • Foto de Ariza desde su castillo y camino a Cetina.
  • Foto de Ariza desde su castillo y camino a Cetina.
Cruzaron los rí­os, entraron a Campo Taranz, por esas tierras abajo a toda velocidad, entre Ariza y Cetina mí­o Cid se fue a albergar; grande es el botí­n que obtuvo en la zona por la que va. Versos 540 y ss. Una parte muy importante del Camino del Cid discurre por los dominios musulmanes del célebre reino taifa de Zaragoza. El camino se adentra en Zaragoza siguiendo el cauce del rí­o Jalón. La primera noche (la décimo quinta del destierro) el Cid acampó entre Ariza y Cetina. En los tiempos en los que se escribió el Cantar, a principios del siglo XIII, Ariza estaba bajo dominio aragonés. Sin embargo su población era predominantemente musulmana. Aún pueden verse los vestigios de su pasado medieval en sus calles alambicadas bajo el "castillo" o las calles de la morería. En la Edad Media Ariza contó con un poderoso castillo del que el viajero apenas podrá vislumbrar unos pocos vestigios. El castillo coronaba la población, sobre un cerro de arcillas, y tuvo gran importancia como fortaleza fronteriza. Vale la pena visitar en la población la iglesia tardogótica de Santa María La Real (XVI), y su viejo puente medieval sobre el Jalón.
  • Foto de Llegando a Cetina. Casa rural “El Mirador”
  • Foto de Llegando a Cetina. Casa rural “El Mirador”
  • Foto de Llegando a Cetina. Casa rural “El Mirador”
  • Foto de Llegando a Cetina. Casa rural “El Mirador”
  • Foto de Llegando a Cetina. Casa rural “El Mirador”
  • Foto de Llegando a Cetina. Casa rural “El Mirador”
El CID Campeador dejó una importante huella en Cetina, proporcionando a sus habitantes un conjunto de elementos propios y nuevos. En el Cantar, en su recorrido por el Jalón, Cetina es una de las localidades musulmanas por las que pasan el Cid. Según el Cantar, en la jornada número 15 del destierro, el Cid y sus hombres durmieron en un paraje entre Ariza y Cetina. Con su presencia los habitantes se vieran obligados a entregarle tributos para evitar así actos de violencia.
  • Foto de Alhama de Aragón, Ateca y Terrer
  • Foto de Alhama de Aragón, Ateca y Terrer
  • Foto de Alhama de Aragón, Ateca y Terrer
  • Foto de Alhama de Aragón, Ateca y Terrer
  • Foto de Alhama de Aragón, Ateca y Terrer
  • Foto de Alhama de Aragón, Ateca y Terrer
Otro día se puso en marcha mío Cid el de Vivar y pasó frente Alhama, por la hoz abajo va... Versos 550 y ss. ALHAMA DE ARAGÓN es conocida desde la Antigüedad por las virtudes terapéuticas de su agua. Los romanos la conocían como Aquae Bibilitanorum. Ya en tiempos de la dominación musulmana pasó a llamarse Alhama, cuyo topónimo viene a significar "la fuente termal". Alhama es una de las localidades zaragozanas que aparecen en el Cantar. Está claro que el poeta que lo escribió conocía muy bien esta ruta, pues llega a describir su hoz. Al llegar a Alhama el paisaje de extensas llanuras que forma la cuenca sedimentaria del Jalón y que nos ha acompañado desde tierras castellanas, se transforma debido al encajonamiento del río formando un ancho cañón que deja a la vista espectaculares pliegues por los que manan numerosos manantiales. El paisaje de cereal cede protagonismo a la huerta, los sotos y pinares. Alhama de Aragón es conocida por la existencia de aguas medicinales que dan lugar a sus conocidos baños, y de los que deriva su nombre (Al Haman "los baños"). Romanos, árabes o cristianos han disfrutado de las aguas curativas que este entorno ofrece. Hoy en día los manantiales medicinales siguen empleándose con fines terapéuticos. Destaca sin duda el impresionante lago termal -único en España- de casi dos hectáreas de superficie, con dos islas y un caudal impresionante de cristalinas aguas que brotan a 34º. En Alhama los musulmanes levantaron una fortaleza cuyos restos todavía dominan el camino y el curso del río. La primitiva fortaleza fue conquistada por El Cid y luego volvió a manos musulmanas hasta que Alfonso I la ganó para los cristianos definitivamente en 1120. La airosa torre del homenaje de blanca piedra que destaca sobre el conjunto es posterior; quizá fue levantada en aquel siglo XIV tan agitado por las guerras entre castellanos y aragoneses. ATECA. Los de Alcocer a mí­o Cid tributo pagan, y los de Ateca y los de Terrer, la plaza. A los de Calatayud, sabed, mucho les pesaba. Allí­ se asentó mí­o Cid enteras quince semanas. Versos 570 y ss. Según el Cantar, y tras dejar Ateca, el Cid puso su campamento en un otero "redondo, fuerte y grande", cerca de la actual Peña de la Mora, con la intención de cobrar parias a los poblados musulmanes y, posteriormente, conquistar el castillo de Alcocer, del que se desconocí­a su paradero hasta que los arqueólogos han dado con su ubicación. Los estudiosos no se ponen de acuerdo en el grado de historicidad de este pasaje del Cantar: algunos lo atribuyen exclusivamente a la imaginación del poeta mientras otros creen que tiene una base histórica. Según el Cantar el sitio de Alcocer duró doce días. Tras su conquista un ejército musulmán de tres mil caballeros venidos de Valencia ponen sitio a Alcocer, cortando los suministros de agua al Cid y a sus hombres, manteniendo el cerco durante tres semanas hasta que, impelidos por la sed, los hombres del Cid se enfrentan a los sitiadores en batalla campal, y los vencen. Esta es sin duda una de las batallas más duras y sangrientas del Cantar. La seña de identidad de Ateca es la torre mudéjar de la iglesia parroquial de Santa Marí­a (siglos XIII-XIV), construida como era costumbre sobre la antigua mezquita, o más bien utilizando los recursos arquitectónicos que estos templos ofrecían. TERRER situada en la vega del río Jalón, fue invadida por los musulmanes como toda la cuenca del Jalón. En 1120 y a partir de la conquista de Alfonso I el Batallador, tanto las aldeas del Jalón como del Jiloca quedaron agrupadas en la denominada Comunidad de Calatayud. Tendrían que pasar casi dos siglos para que Terrer consiguiera personalidad jurídica propia aunque, en algunos aspectos, siguiera dependiendo de Calatayud. En los años posteriores a la conquista, gran número de moriscos permanecieron en la región. Éstos supieron aprovechar la cuenca del Jalón proponiendo nuevas e interesantes técnicas de regadío. La vinculación del Cid con la localidad queda patente en el Cantar de mío Cid. De hecho, aún hoy, se conservan los restos de un castillo musulmán del siglo IX conquistado por el Cid Campeador, según cita el Cantar. Terrer destaca por la torre mudéjar de la iglesia de la Asunción, estando incluida en la ruta del mudéjar de Aragón.
  • Foto de Calatayud
  • Foto de Calatayud
  • Foto de Calatayud
  • Foto de Calatayud
  • Foto de Calatayud
  • Foto de Calatayud
Los de mío Cid en su persecución van, el rey Fáriz en Terrer logró entrar, pero a Galve no lo acogieron allá hacia Calatayud a toda prisa se va. Versos 771 y ss. CALATAYUD, situada en el vértice de las cuencas de los ríos Jalón y Jiloca, fue fundada por los musulmanes en 716, en los primeros años de la conquista como enclave militar. En el siglo XI la población podría oscilar entre los 5.000 y los 10.000 habitantes. La ciudad, entonces bajo dominio musulmán, contaría con baños, mezquitas, sinagogas y alguna iglesia. En 1110 los almorávides la conquistaron a los árabes yemeníes que la gobernaban y posteriormente fue conquistada por Alfonso I el Batallador. La conquista era a veces más sencilla que la repoblación; prueba de ello y de que Calatayud seguía siendo diez años después una ciudad de frontera, es que en 1134 Alfonso I expidió el fuero en el que perdona de sus crímenes a aquellos homicidas que quisieran asentarse en la ciudad. Calatayud es conjunto histórico-artístico por su arquitectura mudéjar, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Colegiata de Santa María La Mayor. Los mudéjares, musulmanes que se quedaron en sus tierras tras la conquista cristiana, utilizaban en sus construcciones materiales económicos -yeso, ladrillo, cerámica- para crear un arte geométrico, cromático e imaginativo muy singular.
  • Foto de Fiesta del vino DO Calatayud
  • Foto de Fiesta del vino DO Calatayud
  • Foto de Fiesta del vino DO Calatayud
  • Foto de Fiesta del vino DO Calatayud
  • Foto de Fiesta del vino DO Calatayud
  • Foto de Fiesta del vino DO Calatayud
El recibimiento en Calatayud, tras el tour monumental por la ciudad, inesperado y apoteósico. Se celebraba la Fiesta del “día movimiento vino DO Calatayud”, simultáneamente con 28 DO de 13 CCAA, en un ambiente con musica en directo y muy participativo, con todas las atenciones para con los tres jóvenes peregrinos. Sacamos un ticket por 2 euros para catar diferentes vinos blancos, rosados y tintos de garnacha. El último un Clos Baltasar, de 25 euros la botella. Riquísimo. Todo acompañado de un buen salchichón y chorizo y un pan especial de los de pueblo.Todo exquisito. Aunque los vinos de Calatayud tenían fama de "duros", la cosa ha cambiado mucho, como lo pudimos comprobar sin necesidad de visitar ninguna bodega. Nos atendió Javier, secretario de la DO Calatayud, al cual agradecemos particularmente por las atenciones e información recibida como también a algún fotógrafo del público que luego nos envío algunas de las fotos. Eso sí, nos fuimos sin probar los platos típicos de garbanzos con congrio o los fardeles, ya que aún nos quedaba mucho kilometraje hasta la laguna de Gallocanta.
  • Foto de Nubes amenazantes camino Murero-Atea
  • Foto de Nubes amenazantes camino Murero-Atea
  • Foto de Nubes amenazantes camino Murero-Atea
  • Foto de Nubes amenazantes camino Murero-Atea
  • Foto de Nubes amenazantes camino Murero-Atea
  • Foto de Nubes amenazantes camino Murero-Atea
Murero se encuentra en valle del Jiloca, rodeado de agrestes montañas entre las que se encaja el río Jiloca, esculpiendo uno de los paisajes más sugerentes de todo su recorrido. Desde mediados del siglo XIX, Murero y su yacimiento del barranco de Valdemiedes, reciben la visita de cientos de paleontólogos y amantes de la geología para estudiar sus estratos y fósiles de trilobites, de los cuales se han catalogado cerca de setenta especies. INCREÍBLE!!! Agradecer en Murero a José María, maestro y experto ciclista que tomándonos unas cervezas nos sugirió ir a Gallocanta por Atea, en lugar de hacerlo por Daroca, en dura y larga subida con un paisaje de ensueño entre robledales, y finalmente por Atea con cultivos de cereal que se alternan con el de frutales y viñedos.
  • Foto de Camino a Used lloviendo
  • Foto de Camino a Used lloviendo
  • Foto de Camino a Used lloviendo
  • Foto de Camino a Used lloviendo
  • Foto de Camino a Used lloviendo
  • Foto de Camino a Used lloviendo
Luego, bajo la lluvia continuamos hasta llegar a Used, en cuyo bar entramos en calor con una bebida caliente que nos la sirve su dueño, cuya mujer eibarresa es la alcaldesa del pueblo, y uno de sus hijos el autor de las bellas fotos de grullas de su bar asi como de las que cuelgan en las paredes del bar de Gallocanta.
  • Foto de Doble “Arco iris” por pista hacia Gallocanta
  • Foto de Doble “Arco iris” por pista hacia Gallocanta
  • Foto de Doble “Arco iris” por pista hacia Gallocanta
  • Foto de Doble “Arco iris” por pista hacia Gallocanta
  • Foto de Doble “Arco iris” por pista hacia Gallocanta
  • Foto de Doble “Arco iris” por pista hacia Gallocanta
Desde Used nos quedan aún 20 km por pista de tierra entre cereales, con lluvia, doble arco iris, salida del sol, nubes negras amenazantes...hasta llegar al hotel “El Silo” (silo restaurado) enfrente de la laguna de Gallocanta. FIN DE ETAPA DE UNA EXTRAORDINARIA BELLEZA!!!
  • Foto de Laguna de Gallocanta
  • Foto de Laguna de Gallocanta
  • Foto de Laguna de Gallocanta
  • Foto de Laguna de Gallocanta
  • Foto de Laguna de Gallocanta
  • Foto de Laguna de Gallocanta
Entonces se trasladó mí­o Cid al puerto de Alucant, desde allí­ atacó mí­o Cid a Huesca y a Montalbán, en aquella correrí­a diez dí­as tuvieron que emplear. Versos 951 y ss. Algunos estudiosos identifican esta localidad con el Alucant del Cantar, uno de los lugares que el Cid utilizarí­­a como base de operaciones para sus cabalgadas, ya que Gallocanta era denominada Allucant durante la Edad Media. Gallocanta es el epicentro de un anillo senderista de indudable interés medioambiental que une esta población con Daroca. En el término de Gallocanta se ubica la laguna del mismo nombre, que cada invierno concentra hasta 100.000 aves, siendo el lugar de reunión de grullas más importante de Europa. Además, concentra un buen número de especies de aves acuáticas, esteparias y rapaces. Tal riqueza convierte a la laguna de Gallocanta en uno de los paraí­sos ornitológicos más importantes de Europa. Situada a 1.000 metros de altitud, de octubre a marzo se convierte en parada para numerosas aves migratorias, especialmente grullas y anátidas, y constituye un espectáculo visual para el viajero. Si el viajero acude fuera de este tiempo, siempre puede acercarse al Museo de las Aves, donde puede verse buena parte de las aves de la zona.
  • Foto de Pista rural hacia Odón y Molina de Aragón
  • Foto de Pista rural hacia Odón y Molina de Aragón
  • Foto de Pista rural hacia Odón y Molina de Aragón
  • Foto de Pista rural hacia Odón y Molina de Aragón
  • Foto de Pista rural hacia Odón y Molina de Aragón
  • Foto de Pista rural hacia Odón y Molina de Aragón
Tras el desayuno con un tiempo bueno pero muy fresco, nos acercarnos a la laguna, sin aves esta vez, para después dirigirnos por un camino rural hacia Molina de Aragón, con parada previa para el “cafelito” en Odón.
  • Foto de Molina de Aragón
  • Foto de Molina de Aragón
  • Foto de Molina de Aragón
  • Foto de Molina de Aragón
  • Foto de Molina de Aragón
  • Foto de Molina de Aragón
Por Santa María iréis a pasar, id a Molina, que queda más adelante, la gobierna Abengalbón, que es mi amigo de paz, con otros cien caballeros bien os escoltará. Versos 1462 y ss. Según el Cantar de mío Cid, tras asentarse en el Poyo del Cid Rodrigo impuso el pago de un tributo al señor musulmán de Molina. Este, de nombre Avengalvón, se convierte en un fiel aliado y amigo de paz. De noble y hospitalario carácter, hace de la Molina islámica una plaza segura para Jimena, sus hijas -Elvira y Sol-, Álvar Fáñez y otros caballeros del Cid. Aquí pernoctan en varias ocasiones e incluso son escoltados por guerreros musulmanes molineses en sus viajes entre Castilla y Valencia. La conquista de la Molina musulmana por Alfonso I el Batallador tuvo lugar en 1128, tras un asedio de más de un año. Molina de Aragón destaca por su espléndido conjunto fortificado (el alcázar medieval, la torre de Aragón y las murallas) que dan cobijo al puente románico sobre el río Gallo, sus callejuelas de la judería y la morería, y las iglesias románico góticas de Santa Clara y San Martín. Molina de Aragón, en el triángulo helado (más frio de España) junto a Calamocha y Teruel, es también inicio de numerosas rutas paisajísticas hacia el Parque Natural del Alto Tajo. En el restaurante del casino, tras ofrecernos la joven servicial y simpática Carolina, relaciones públicas del lugar, el sitio apropiado para la carga de las baterías, degustamos un rico menú acompañado de un buen vino de roble DO de Ribera de Duero. Carolina al despedirnos nos informa de un evento sobre el Cantar de Mio Cid que en junio se celebrará aquí y del que nos tendrá informados, asi como de la existencia del Alojamiento Rural “El Royo” en Ventosa, en el Parque Natural del Alto Tajo, muy apropiado para los peregrinos del Camino del Cid.
  • Foto de Parque Nacional del Alto Tajo. Checa
  • Foto de Parque Nacional del Alto Tajo. Checa
  • Foto de Parque Nacional del Alto Tajo. Checa
  • Foto de Parque Nacional del Alto Tajo. Checa
  • Foto de Parque Nacional del Alto Tajo. Checa
  • Foto de Parque Nacional del Alto Tajo. Checa
El Parque Natural del Alto Tajo se encuentra en la frontera que divide las provincias de Guadalajara y Cuenca y en su amplísimo territorio se pueden observar numerosos paisajes que va formando el río a su paso: hoces, cañones, lagunas, saltos de agua, riscos, bosques densos y casi infinitos y una fauna muy variada y diversa. Dejamos el desvio a Peralejos de las Truchas, que me trae recuerdos de hace unos 15 años, cuando en travesía guiada por Julio Villar, recorrimos en una semana por la Serranía de Cuenca, el tramo comprendido entre esa población y Cuenca capital, por Beteta, Tragacete, Valdecabras... INCREÍBLE E INOLVIDABLE EXPERIENCIA pese a los -8 grados de algunos de los días, durmiendo “al raso” con la comida dentro de las mochilas para evitar en la noche visitas inoportunas de zorros (inofensivos), felices bajo un bello cielo estrellado. En continuado ascenso llegamos a Checa, pueblo, atractivo y en cuesta que forma parte del Parque Natural del alto Tajo.
  • Foto de Sierra Albarracin. Sabinar y pino alvar
  • Foto de Sierra Albarracin. Sabinar y pino alvar
  • Foto de Sierra Albarracin. Sabinar y pino alvar
  • Foto de Sierra Albarracin. Sabinar y pino alvar
  • Foto de Sierra Albarracin. Sabinar y pino alvar
  • Foto de Sierra Albarracin. Sabinar y pino alvar
Pedaleamos por Sierra Albarracin entre extensos pinares de pino albar que muchas veces afloran entre enormes bloques de roca caliza creando paisajes únicos, asi como por multitud de sabinares, que al parecer, el de Sierra Albarracin está considerado como el mayor de Europa.
  • Foto de Mirador de Sierra Alta a 1.850 m
  • Foto de Mirador de Sierra Alta a 1.850 m
  • Foto de Mirador de Sierra Alta a 1.850 m
  • Foto de Mirador de Sierra Alta a 1.850 m
  • Foto de Mirador de Sierra Alta a 1.850 m
  • Foto de Mirador de Sierra Alta a 1.850 m
Por pista forestal en muy buen estado llegamos a una de las cumbres más destacadas de la comarca de Sierra Albarracin: Sierra Alta, que debido a estar despejada de pinares, permite la vision de una excelente panorámica en todas las direcciones. ESPECTACULAR!!!
  • Foto de Descenso al final pedregoso a Bronchales (NO APTO PARA BICIS)
  • Foto de Descenso al final pedregoso a Bronchales (NO APTO PARA BICIS)
  • Foto de Descenso al final pedregoso a Bronchales (NO APTO PARA BICIS)
  • Foto de Descenso al final pedregoso a Bronchales (NO APTO PARA BICIS)
  • Foto de Descenso al final pedregoso a Bronchales (NO APTO PARA BICIS)
  • Foto de Descenso al final pedregoso a Bronchales (NO APTO PARA BICIS)
El descenso lo hacemos por camino diferente, siguiendo una indicación que marca hacia Bronchales. Inicialmente es pista para convertirse luego en senda y finalmente en un auténtico pedregal que te invita a bajar de la mano con tu acompañante y con mucho cuidado, hasta dar con la carretera por la que descendemos a Bronchales.
  • Foto de Paisaje camino de Albarracin
  • Foto de Paisaje camino de Albarracin
  • Foto de Paisaje camino de Albarracin
  • Foto de Paisaje camino de Albarracin
  • Foto de Paisaje camino de Albarracin
  • Foto de Paisaje camino de Albarracin
El paisaje rocoso y de vegetación de ribera junto al río Guadalaviar hacia Albarracin es extraordinario
  • Foto de Entrando a Albarracin
  • Foto de Entrando a Albarracin
  • Foto de Entrando a Albarracin
  • Foto de Entrando a Albarracin
  • Foto de Entrando a Albarracin
  • Foto de Entrando a Albarracin
En Santa María de Albarracín tomaban posada, espolean cuanto pueden los infantes de Carrión, ya están en Molina con el moro Abengalbón (Versos 2645 y ss.) En el Cantar, Albarracín aparece como un punto neutral: tras la conquista de Valencia, el Cid envió a Muño Gustioz, Pedro Bermúdez, Martín Antolínez, don Jerónimo y 100 caballeros a Medinaceli, donde les esperaban ya Jimena y Álvar para ir a Valencia. Camino de Medinaceli, la escolta pasó por Albarracín, cruzando su territorio pero durmiendo en Bronchales. Años después, tras casarse con los infantes de Carrión, las hijas del Cid y sus esposos, camino de Castilla, durmieron en la ciudad.
  • Foto de Albarracin histórico-monumental
  • Foto de Albarracin histórico-monumental
  • Foto de Albarracin histórico-monumental
  • Foto de Albarracin histórico-monumental
  • Foto de Albarracin histórico-monumental
  • Foto de Albarracin histórico-monumental
Albarracin por su escasez de terreno generó las construcciones típicas que hoy perduran, con calles estrechas y casas escalonadas en cuyas fachadas predomina el yeso rojizo tan característico de Albarracín. El paseo empinado por la ciudad, adaptado a la topografía en la que se asienta, es altamente recomendable: callejuelas y pasajes, escalinatas, aleros imposibles y rejerías se suman al buen número de edificios singulares y monumentales, entre los que destacan las casas nobiliares y la arquitectura tradicional, la Plaza Mayor, el Palacio Episcopal, catedral y templos de Santa María y Santiago y, evidentemente, su recinto amurallado, cuyas murallas originales datan de los siglos X y XI, aunque se hicieron numerosas reformas en los siglos XIII y XIV.
  • Foto de Acueducto romano Albarracin-Gea-Cella
  • Foto de Acueducto romano Albarracin-Gea-Cella
  • Foto de Acueducto romano Albarracin-Gea-Cella
  • Foto de Acueducto romano Albarracin-Gea-Cella
  • Foto de Acueducto romano Albarracin-Gea-Cella
  • Foto de Acueducto romano Albarracin-Gea-Cella
Acueducto Albarracin-Gea-Cella, de casi 25 km , que se inicia tomando las aguas del río Guadalaviar, con una conducción que alterna las galerías excavadas en la roca con canales a cielo abierto.
  • Foto de Fuente de Cella de gran interés hidrogeológico y CN de Ojos Negros
  • Foto de Fuente de Cella de gran interés hidrogeológico y CN de Ojos Negros
  • Foto de Fuente de Cella de gran interés hidrogeológico y CN de Ojos Negros
  • Foto de Fuente de Cella de gran interés hidrogeológico y CN de Ojos Negros
  • Foto de Fuente de Cella de gran interés hidrogeológico y CN de Ojos Negros
  • Foto de Fuente de Cella de gran interés hidrogeológico y CN de Ojos Negros
En Cella junto a la CN de Ojos Negros hay una enorme industria de tableros aglomerados, cuyas emisiones contaminantes captó nuestro medidor de partículas finas PM2.5. Asi que con la ayuda eléctrica salimos “pitando” a la via verde de Ojos Negros, que va de Santa Eulalia a Sagunto.
  • Foto de Aeropuerto y Caudé (barrio de Teruel).
  • Foto de Aeropuerto y Caudé (barrio de Teruel).
  • Foto de Aeropuerto y Caudé (barrio de Teruel).
  • Foto de Aeropuerto y Caudé (barrio de Teruel).
  • Foto de Aeropuerto y Caudé (barrio de Teruel).
  • Foto de Aeropuerto y Caudé (barrio de Teruel).
El curioso y un tanto insólito aeropuerto de Teruel, del que los turolenses dicen que Teruel existe y que su clima es bueno para aviones y jamones. En este valle junto a la via verde, donde antaño los Top Gun españoles afinaban su puntería disparando desde cazas que rompían la barrera del sonido, hoy se levanta un apacible y rentable aeropuerto -sin pasajeros-. Desde aquí no se va a ninguna parte. Los aviones que llegan hasta este inmenso solar, equivalente a 340 campos de fútbol, vienen a que les hagan un lifting urgente o para jubilarse. Se mire adonde se mire, todo lo que se ve es mecánica carísima, aviones que llegaron a costar cientos de millones de euros y que, tras cruzar miles de veces los cielos del planeta, esperan su último destino. Este es el parking de aviones más grande de Europa y uno de los mayores del mundo. En Caudé, hoy pedania de Teruel, según nos alimentábamos e hidratábamos en el exterior de su bar/sociedad (antigua panadería que conserva uno de sus hornos) charlamos con el sacerdote alavés don José, que nos contó la historia del aeropuerto y que Caudé, al que pertenecen los terrenos del rentabilísimo aeropuerto, había salido perdiendo desde que dejó de ser municipio. Otra curiosidad de Caudé es que su iglesia parroquial fue declarada con el Título de "AGREGADA A SAN PEDRO DE ROMA" .
  • Foto de Teruel
  • Foto de Teruel
  • Foto de Teruel
  • Foto de Teruel
  • Foto de Teruel
  • Foto de Teruel
Después de que en Caudé el alcalde nos enseñara las instalaciones de la antigua panaderia, emprendimos marcha hacia la capital, saliéndonos de la via verde, para visitar al torico mientras nos tomábamos un cafelito en la terraza de la plaza. Luego en rapida visita turistica con las bicis nos movimos por esta bella ciudad mudéjar.
  • Foto de Por la Via Verde de Ojos Negros de Teruel a Barracas
  • Foto de Por la Via Verde de Ojos Negros de Teruel a Barracas
  • Foto de Por la Via Verde de Ojos Negros de Teruel a Barracas
  • Foto de Por la Via Verde de Ojos Negros de Teruel a Barracas
  • Foto de Por la Via Verde de Ojos Negros de Teruel a Barracas
  • Foto de Por la Via Verde de Ojos Negros de Teruel a Barracas
A principios del siglo XX la empresa de mineral de hierro en Ojos Negros se planteó la construcción de un ferrocarril propio de vía estrecha de 205 km desde las minas hasta un embarcadero en la costa levantina, casi en su totalidad paralelo a las vías del Central de Aragón. El aumento de la producción de la cuenca minera fue constante, especialmente desde la puesta en marcha de la planta siderúrgica de Sagunto. Sin embargo, la demanda de transporte creció tanto que la empresa minera comprobó que su ferrocarril era un verdadero cuello de botella que limitaba sus posibilidades de expansión. Por ello comenzaron los contactos con Renfe para traspasar a esta empresa el transporte de hierro. El ferrocarril se clausura en 1972 y poco después se levantaron las vías y su material aún válido fue reutilizado por otros ferrocarriles de vía estrecha. En 2002 empezó su recuperación como vía verde, habiéndose concluido el último tramo en la primavera de 2008, estando pendiente su ampliación hasta Sagunto y conexión con la ciudad de Valencia.
  • Foto de De Barracas a Estivella por CN de Ojos Negros
  • Foto de De Barracas a Estivella por CN de Ojos Negros
  • Foto de De Barracas a Estivella por CN de Ojos Negros
  • Foto de De Barracas a Estivella por CN de Ojos Negros
  • Foto de De Barracas a Estivella por CN de Ojos Negros
  • Foto de De Barracas a Estivella por CN de Ojos Negros
Después de despedirnos de Vicenta, la Vía Verde de Ojos Negros en su tramo valenciano desde Barracas (Castellón) -límite con Aragón- hasta Algimia de Alfara con el cruce de la antigua carretera N 234, es donde parece que finaliza por el momento la via verde, que entre olivos y cítricos, ha sido de lo más cómodo y de puro deleite para los sentidos. Pero la buena noticia es que a corto plazo se podrá llegar hasta Sagunto y conectar con la misma ciudad de Valencia.
  • Foto de De Estivella al Castillo de Sagunto
  • Foto de De Estivella al Castillo de Sagunto
  • Foto de De Estivella al Castillo de Sagunto
  • Foto de De Estivella al Castillo de Sagunto
  • Foto de De Estivella al Castillo de Sagunto
  • Foto de De Estivella al Castillo de Sagunto
Estivella es la población del ex ciclista profesional Juan M. Vall, con el que coincidimos tomándonos una caña, mientras nos contaba batallitas de su época con MM Lasa y Txomin Perurena, que en una de las imágenes aportadas se le ve esprintando con “el canibal” Eddy Merck. Continuamos hasta Sagunto por carreteras secundarias que nos ha dejado la Autovía Mudéjar, evitando siempre la N-234. He de reconocer que por aquí hemos estado un tanto perdidos, dando un buen rodeo para llegar a Sagunto.
  • Foto de Castillo y vistas de Sagunto
  • Foto de Castillo y vistas de Sagunto
  • Foto de Castillo y vistas de Sagunto
  • Foto de Castillo y vistas de Sagunto
  • Foto de Castillo y vistas de Sagunto
  • Foto de Castillo y vistas de Sagunto
Además de todo esto ocupó Murviedro; ya veí­a mio Cid que Dios le iba socorriendo. Dentro de Valencia no es pequeño el miedo. Versos 1095 y ss. Sagunto es la antigua Murviedro citada en el Cantar. Murviedro es la castellanización de Murbaytar, el topónimo con que fue bautizada por Tariq y sus hombres al asentarse allí, y que todavía se conserva en el nombre de su comarca, “Camp de Morverdre". Aunque el Cantar narra cómo el Cid tomó la ciudad antes de conquistar Valencia, en realidad apenas llegó a ocuparla años después, en 1098, poco antes de su muerte. Sagunto es cruce de numerosas culturas desde la antiguedad. A finales del siglo III a.C. sufrió un duro asedio por parte de las tropas cartaginesas. Bajo dominio de Roma, Saguntum creció y amplió sus murallas, al tiempo que se consolidaba como un importante puerto comercial. Los árabes la conquistaron en el siglo VIII y ya en el siglo XIII lo harían los cristianos (1238-1239), a las órdenes de Jaime I. La vieja Murviedro cuenta con numerosas huellas de su pasado. El castillo, cuyos orígenes parecen remontarse al siglo V a.C., ha sufrido numerosas modificaciones, las más importantes tuvieron lugar durante la Edad Media. Su posición privilegiada en lo alto de su monte permitían al castillo de Sagunto dominar toda la costa hasta Valencia, al sur, que es perfectamente visible desde la fortaleza. Al norte le queda Almenara, desde la que podía recibir o a la que podía emitir señales con fuego para advertir de la presencia de enemigos. Desde el complejo amurallado del castillo hay unas vistas extraordinarias.
  • Foto de Fin del Camino en Valencia (SEUR) y Congreso de “La bicicleta y la ciudad”.
  • Foto de Fin del Camino en Valencia (SEUR) y Congreso de “La bicicleta y la ciudad”.
  • Foto de Fin del Camino en Valencia (SEUR) y Congreso de “La bicicleta y la ciudad”.
  • Foto de Fin del Camino en Valencia (SEUR) y Congreso de “La bicicleta y la ciudad”.
  • Foto de Fin del Camino en Valencia (SEUR) y Congreso de “La bicicleta y la ciudad”.
  • Foto de Fin del Camino en Valencia (SEUR) y Congreso de “La bicicleta y la ciudad”.
Los atentos y serviciales operarios de SEUR nos embalan a “nuestras queridas” con sus alforjas, casco... sin quitar los pedales, en una sola caja, como se ve en las imágenes, rumbo a Donosti, por 49,99 euros. Solo con una llave allen hay que poner el manillar en posición longitudinal. EL COSTE DE ENVÍO DE LAS BICIS ELÉCTRICAS POR SEUR EN LAS CONDICIONES DESCRITAS A CUALQUIER LUGAR DE ESPAÑA ES EL MISMO: 49,99 EUROS. A su vez recogemos el maletín de viaje que habíamos facturado en Donosti también con Seur y nos dirigimos en taxi al centro cultural y deportivo de la Petxina (antiguo matadero), nuestro alojamiento y sede del congreso en el que Josean y yo presentamos una comunicación sobre la calidad del aire en situaciones anticiclónicas y en las noches de Fuegos Artificiales, en un contexto de Ciencia Ciudadana, como iniciativa científica ciudadana. Asimismo participamos en un taller de equipos portátiles de medida de la polución en tiempo real en ambientes urbanos. También comentamos la calidad del aire que hemos respirado durante el Camino, especialmente al pasar junto a explotaciones intensivas porcinas, zonas de fuerte hedor por los abonos naturales, industrias sin filtros...

3 comentarios

  • Foto de bikerpalentino

    bikerpalentino 07-ago-2018

    Excelente ruta, ¡enhorabuena!. Me gustaría saber algunos detalles más del transporte de las bicicletas hasta el punto de partida y desde el destino en Valencia:
    ¿transportasteis la bicis sin las baterías?
    ¿acordásteis previamente con una agencia de SEUR en Valencia que tuvieran preparadas unas cajas ad hoc?
    ¿os proporcionaron el acolchado y embalado?
    ¿hicistéis algún tipo de seguro adicional al precio del transporte?
    en fin, cualquier dato sobre este punto me sería de mucha utilidad. Un abrazo

  • Foto de Carlos Pérez Olozaga

    Carlos Pérez Olozaga 07-ago-2018

    Hola bikerpalentino:
    Agradecido por tu felicitación.
    En relacion a SEUR, tú no te tienes que preocupar de la caja, acolchado, embalado...de nada.
    En las fotos verás que las cajas son grandes, entran las bicis sin desmontar nada: bateria, alforjas, casco, mochilas...
    En la ida hasta Burgos, distancia corta/media quizás lo mejor sea coger el tren de media distancia, que para en muchas estaciones pero te permite llevar la bici sin desmontarla (3 bicis por tren, coger billete con antelación).
    SEUR cajas tiene siempre, pero mejor hablar antes con ellos, para saber a qué centro de SEUR tienes que ir. En Valencia solo en dos te lo hacían. Pero incluso si prefieres por un pequeño precio adicional te lo llevan o recogen la bici de donde les digas, domicilio, hotel...
    No hicimos ningún seguro. Mi impresión es que lo llevan muy bien, y muy muy recomendable para distancias superiores a los 500 km por solo 50 euros.
    Esperando haber aclarado tus dudas, saludos cordiales

  • Foto de bikerpalentino

    bikerpalentino 08-ago-2018

    Muchas gracias

Si quieres, puedes o esta ruta