Descarga

Distancia

3,51 km

Desnivel positivo

114 m

Dificultad técnica

Fácil

Desnivel negativo

114 m

Altitud máxima

229 m

Trailrank

62 5

Altitud mínima

168 m

Tipo de ruta

Circular

Tiempo

una hora 46 minutos

Coordenadas

598

Fecha de subida

5 de junio de 2021

Fecha de realización

mayo 2021
  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
Comparte
-
-
229 m
168 m
3,51 km

Vista 519 veces, descargada 16 veces

cerca de El Colmenar, Andalucía (España)



DESCRIPCIÓN GENERAL:


    Vía ferrata situada en los tajos que flanquean el Río Guadiaro, en las afueras de la pedanía de El Colmenar, más conocida como Estación de Gaucín, pese a encontrarse en el término municipal de Cortes de la Frontera, que también tiene su propia estación. Nos encontramos en el Parque Natural Los Alcornocales.



    Panorámica de El Colmenar en el Valle del Guadiaro, llegando en vehículo desde la carretera Algeciras — Ronda.



    Estacionamos en la Presa del Corchado, llegando por un camino terrizo en aceptable estado para turismos durante 1'3 km. desde el pueblo. Podemos continuar algo más adelante con el coche, pero el camino empeorará, la maleza espinosa arañará sin compasión el vehículo y apenas habrá espacio para aparcar o dar la vuelta.



    Realizamos la aproximación a pie siguiendo el camino, hasta que éste muere y torna en sendero, a la sombra de un exuberante bosque. En ningún momento hay que cruzar los raíles del tren, existiendo un paso inferior más adelante, que coincide además con la entrada de la ferrata.



    Se trata de una divertida ferrata, apta para iniciarse y niños con experiencia, disfrutando de preciosos paisajes del Valle del Guadiaro. Aunque está calificada oficialmente con nivel K4, no opino que sea acertado, y siendo generoso, no le pondría más de K3. De hecho cualquier ferrata con nivel K2 de la Serranía de Ronda me parece más técnica que ésta. Su recorrido es corto, poco atlético, apenas trasmite sensación aérea, y ni siquiera tiene desplomes reseñables, con un itinerario prácticamente horizontal. Esta excesiva catalogación como K4 podría echar atrás a aquellos que no se atrevan por pensar que es difícil, mientras que los que esperen una vía más deportiva, atraídos por este supuesto nivel, se decepcionarán en este aspecto. En cualquier caso estamos ante una ferrata muy recomendable para todos los públicos.



    Esta vía es combinable con las ferratas de Benaoján, Atajate, Montejaque, Benadalid, Benalauría, Gaucín, Jimera de Líbar y Ronda, dada su cercanía. Durante la aproximación podemos otear entre la arboleda, la progresión de varios ferrateros en un tramo horizontal.



    En el sendero del bosque, una señal nos indica una bifurcación que remonta la ladera y nos lleva al paso inferior de la vía del tren. También recibe el nombre de Ferrata del Caimán, por encontrarse en el paraje de la Fuente del Caimán, por cuyas inmediaciones hemos pasado 500 m. antes, en la primera bifurcación cerca del río.



    Desde el túnel del paso inferior, ya tenemos a la vista tanto la entrada de la ferrata a la derecha, como una placa de grapas con línea de vida en el muro de la izquierda, que usaremos para descender al regreso. Por tanto, aconsejo no despojarse a la vuelta de los elementos ferrateros hasta este punto, a pesar de que la salida de la ferrata propiamente dicha está algo más atrás.



    Un tramo vertical de grapas nos permite encaramarnos a las paredes rápidamente. Es de agradecer a la Diputación de Málaga la consecución de este proyecto dinamizador del turismo deportivo en la Serranía de Ronda, instalando la vía en el año 2021 la empresa "Tierra&Ferro".



    Enseguida llegamos al primer puente de monos. En época de lluvias se formará aquí un bonito salto de agua. También tenemos a la vista la curiosa estructura hexagonal escogida por el instalador para el anclaje del puente tibetano de cuatro cables.



    Éste es el punto más elevado de la ferrata, y el itinerario es prácticamente horizontal a partir de aquí. El patio no impresiona demasiado, pero tendremos la sensación de ir flotando sobre las copas de los árboles. Para superar este largo puente tibetano de 60 m., a aquellos de estatura inferior a 1'75m. les sugiero que lleven una baga larga suplementaria, o bien un mosquetón de acero como mártir. Mis disipadores llegaban muy justos a la línea de vida superior, y se tensaban a tope, además de que los mosquetones de aluminio sufrían mucho con el roce tan intenso, teniendo que ponerme casi de puntillas al abrir los gatillos. También tenemos que prever el cambio de fraccionamiento tres veces, para superar los hexágonos intermedios del puente.



    La travesía horizontal continúa con una sucesión de tres puentes de monos, siendo el más largo de 14 m., alternando con grapas entre ellos. El extenso mallazo que forra las paredes, forma parte de la estructura de seguridad antidesprendimientos sobre la vía del tren, por lo que también puede servirnos como elemento de apoyo esporádico o de fortuna.



    La ferrata no se encuentra sujeta a restricción por nidificación en ningún periodo del año. Siempre vamos progresando en paralelo al río y la vía del tren.



    Un gracioso tramo prescinde de las grapas, usando cadenas en su lugar, con apoyo de pies directo en el mallazo y la roca.



    Tras superar un recodo, ya solo nos queda un tramo final de grapas en leve descenso diagonal, dejándonos la salida en un sendero en el bosque, que nos lleva de nuevo al paso inferior de la vía del tren, recordando que necesitaremos descender el muro grapeado de unos 8 m.



    Aunque el acceso se encuentra balizado, pero sin haber instalado todavía el panel informativo al inicio, el regreso no está señalizado, por lo que advierto que hay un grave problema de seguridad en el sendero de vuelta hasta llegar al paso inferior: la inercia y la charla con otros compañeros, harán que nos pasemos de largo al caminar junto a la vía del tren, por lo que cuando nos demos cuenta, estaremos al borde de un precipicio vertical con una caída libre de más de 10 m. oculto tras los arbustos. No despistarse mientras se corrige este problema, y coger como referencia un gran alcornoque que bifurca el sendero a la izquierda entre la hojarasca al llegar al vallado de la vía ferroviaria.



    En este vídeo hay un reportaje con mi visión del recorrido, que por motivo de copyright de la música de fondo, es posible que no pueda reproducirse en dispositivo móvil, como smartphone y tablet, por lo que solo será posible visionarlo en ordenador y smart TV.


FICHA TÉCNICA:


Tiempo de acceso: 15 minutos
Tiempo de recorrido: 40 minutos
Tiempo de regreso: 20 minutos
Longitud equipado: 238 metros
Longitud total: 3'5 kilómetros
Desnivel equipado: 35 metros
Desnivel total: 85 metros
Extraplomos: no
Puentes: 4 monos y 1 tibetano
Tirolinas: no
Estado: excelente




OTRAS FERRATAS:


Ferrata de Benaoján.
Ferrata de Atajate.
Ferratas del Tajo de Ronda I y II.
Ferrata de Igualeja.
Ferrata Infantil de Benaoján.
Ferrata del Castillo de Gaucín.
Ferrata Infantil de Jimera de Líbar.
Ferrata de Villanueva del Rosario.
Ferrata del Hacho de Gaucín.
Ferrata del Estrecho de Priego.
Ferrata de Olvena.
Ferrata de Benadalid.
Ferratas de Casares I y II.
Ferratas de Comares I, II y III.
Ferrata de Benalauría.
Ferrata de Articalena.
Ferrata de Teba.
Ferrata de Archidona.
Ferrata de El Chorro.
Ferrata de Santa Elena.
Ferrata de Sorrosal.
Ferratas de Cuevas de San Marcos I y II.
Ferratas de Montejaque.


Parquing

Aparcamiento en Presa del Corchado

Intersección

Cruce de senderos

Túnel

Paso inferior de la vía del tren

Puerta

Entrada a la ferrata

Puente

Puente de monos 1

Puente

Puente tibetano

Puente

Puente de monos 2

Puente

Puentes de monos 3 y 4

Puerta

Salida de la ferrata

2 comentarios

  • Foto de ronibikers

    ronibikers 8 jun. 2021

    Paisajes espectaculares, normal en esa zona

  • Foto de Southernsouth

    Southernsouth 9 jun. 2021

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Lovely 😍

Si quieres, puedes o esta ruta