vicerruiz

vicerruiz

¡Los viejos roqueros nunca mueren!
Mi DNI y mi mujer dicen que ya estoy mayor para estos trotes, pero mientras pueda darle a los pedales, me encontraréis por esos caminos de Dios y de Jaén, apartados y solitarios. No quiero carreteras, ni coches, ni ruídos, ni vía verde. Sólo busco retos que superar, caminos nuevos que recorrer y paisajes bonitos que mirar, y estoy dispuesto a ir a buscarlos donde estén.
Seguro que cualquier día de estos nos encontramos por El Pantano, o la Cañada de las Hazadillas, o los Llanos de Palomares, o El Almadén, o el Puerto de Navalayegua o el de las Coberteras, o La Pandera ... Siempre saludo a un colega.
Estoy convencido de que las cuestas se suben con la mente más que con las piernas, y de que la bicicleta no te gusta realmente hasta que no disfrutas en las cuestas arriba. Muy importante sintonizar correctamente el cuerpo y la mente.
Cuidate. Seguro que en tu casa te esperan tus chiquillos, tu mujer (o tu hombre), o tu mama. Tu primera misión es volver sano y salvo para darles un beso y contarles lo que has visto en la jornada. Y volver a salir otro día con tu bici.
Un abrazo.

Miembro desde abril 2014