Dificultad técnica   Fácil

Tiempo  4 horas 12 minutos

Coordenadas 1631

Fecha de subida 23 de julio de 2015

Fecha de realización marzo 2015

-
-
1.202 m
933 m
0
4,0
7,9
15,82 km

Vista 1063 veces, descargada 49 veces

cerca de Ordejón de Abajo, Castilla y León (España)

Ruta realizada el 28/03/2015
De nuevo elegimos la comarca de las Loras para nuestra siguiente salida por la provincia. Esta vez será la Peña Ulaña, vecina de la Peña Amaya, la que exploraremos más de cerca. Para ello nos acercaremos hasta Ordejón de Abajo, donde dejaremos nuestro vehículo y tomaremos la pista que sube hacia el norte del pueblo y llega hasta el molino de Bernabé. El lugar junto a la falda de la peña tiene un aspecto místico, con la espesa niebla que cubre todo el contorno y el edificio semiderruido. Es una pena que no se haga nada para conservarlo.
Seguimos adelante junto al arroyo de los Ordejones hasta el barranco por donde baja el arroyo. Ascendemos por el mismo y nos adentraremos en la faja que se forma entre las pareces de la peña Ulaña y la muralla natural de piedra que la protege, también llamada el cinto. Cuando alcanzamos casi la altura de la muralla nos desviamos hacia ella y retrocederemos para visitar el Castillo, peculiar peña que hace de centinela de su hermana mayor. Descendemos hacia el collado que las separa y rodearemos la peña hacia el este hasta encontrar la brecha que nos permitirá acceder a lo alto. La niebla impide que la vista desde el Castillo sea memorable, así que descenderemos y regresaremos por el mismo camino hasta el cinto para enlazar con el camino que sube a la Peña Ulaña por el sur.
Una vez alcanzada la mesa, continuamos por la vertiente sur hasta el extremo occidental, llamado también Royo Cinto, desde donde la vista ya ha mejorado y podemos contemplar la villa de Humada desde lo alto. Retornamos por la vertiente norte de la peña hasta divisar las antenas donde se encuentra el punto geodésico, en el lado más oriental de la Lora, pero al llegar a la carretera que sube desde San Martin de Humada decidimos atravesar la peña hacia el sur para descender por ese lado. Atravesamos un pequeño bosque de pinos replantados y tras cruzar una alambrada conectamos con el acceso que desciende hacia Ordejón a Arriba.
Pasamos junto a un arco de piedra natural llamado el Ventanón y descendemos un un estrecho y bonito barranco hasta enlazar con la pista que lleva al pueblo, teniendo una hermosa panorámica de la peña Castillo y Peña Amaya al fondo. Llegados a Ordejón de Arriba, atravesamos el pueblo hasta llegar a la carretera y tomaremos la pista hacia el oeste que nos llevará casi en recto hacia el punto de partida. Ya con la niebla despejada podemos contemplar las caras que forman las paredes de la peña el Castillo.
Bonita ruta desvirtuada por la niebla que se ha mantenido la mayor parte del día. Otra vez será.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta