Dificultad técnica   Difícil

Tiempo  4 horas 10 minutos

Coordenadas 2291

Fecha de subida 27 de diciembre de 2015

Fecha de realización diciembre 2015

-
-
1.723 m
938 m
0
10
20
40,39 km

Vista 560 veces, descargada 10 veces

cerca de Segovia, Castilla y León (España)

Sigo en mi tierra y el tiempo hoy ha sido todavía mejor, por lo que he pensado que debería llevar menos ropa si quería subir a la sierra, y así ha sido.
No estaba seguro de qué ruta hacer y pensé en alguna lo más cerca posible de la Granja. Me acordé de que hacía poco más de un año que subí con Juan y sus amigos hasta el Chozo Aranguez, pasando por la Silla del Rey, y se me ocurrió intentarlo otra vez, aunque sin llegar hasta el Chozo. Un buena subida y una increíble bajada, casi todo por sendas.
Salí hacia el carril bici con dirección a Robledo y al poco me di cuenta de que hacía algo de viento del sur y que había acertado llevando solo la chaqueta y la térmica, y que incluso me hubiera venido mejor un culote más fino si lo hubiera traído de Madrid.
Seguí el mismo camino que en mi anterior ruta y al cruzar el puente sobre el río Eresma, salí de la pista hacia la izquierda, pero me encontré la senda cortada por un vallado que no estaba hace un año. Primer escollo... Seguí la pista para encontrar alguna puerta pero sólo había pasos muy estrechos peatonales por dónde no cabía la bici. Legué hasta la Central y no me encontré con ganas de subir las escaleras, que ya había subido hacía dos días, otra vez. Así que me di la vuelta por donde había venido y bajé por la pista hasta llegar al final del vallado, donde giré a la derecha para retomar la ruta y cruzar la carretera de Navacerrada, cerca del Puente Bercial. En el siguiente tramo paralelo al Arroyo de los Neveros y hasta llegar a la pista en el Puente Negro, tuve algunas dudas porque el sendero no estaba muy marcado. Tras un corto tramo hacia la izquierda por la pista asfaltada se sale a una senda a la derecha, que debería llevarnos a subir por LosTobarejos. Al llegar a un punto en el pinar me despisté un poco y tuve que deshacer un tramo. Tras superar esta subida se llega a una pista asfaltada. Aquí me salí de la pista porque el GPS me marcaba un camino paralelo que no había. Otras energías gastadas en balde. Al final de la pista se encara la subida hacia la Silla del Rey por las temibles zetas. El terreno en varias zonas está muy roto, aunque me pareció que habían pasado alguna máquina. Era mi segunda subida, y en esta ocasión aguanté bastante mejor, pero tuve que parar en algún tramo a tomar aire. Son algo más de 2 km muy duros, con mucha pendiente y donde las zetas están en la segunda parte y ayudan poco a suavizar la pendiente.
Una vez arriba se cruza la pista asfaltada y se llega a una explanada. Como la vez que fui hasta el Chozo Aranguez no subimos hasta la misma Silla del Rey, decidí hacerlo hoy. Es una cuesta bastante difícil, con mucha piedra y fuerte pendiente, que te obliga a poner pie a tierra a la mínima duda. Pero por fin llegué hasta la Silla donde me "coroné", jejejeje. Pensaba que podría disfrutar de unas magnificas vistas, pero lo espeso del pinar apenas deja ver nada y me di cuenta de que el viento allí arriba soplaba de lo lindo. Tocaba la parte más divertida, el descenso. Aún me tocó subir un tramo hasta el Salto del Corzo y comenzar a bajar por el Arroyo del Cañón. La bajada, esta vez con la doble y tomándomela con calma, no me pareció difícil. Llegué al puente sobre el Arroyo de los Carneros y por la pista hasta la Fuente del Chotete, donde ya por sendas pasé por la Fuente de la Plata y la del Cochero hasta Robledo, y de allí carril bici a Segovia.
Según pedaleaba por el carril el viento había arreciado y cuando me quise dar cuenta rodaba a más de 45 km/h sin apenas dar pedales. La bici sonaba como un avión, nunca había ido así de deprisa en casi llano.
Al llegar a Segovia me desvié por detrás de las Piscinas Municipales, del Barrio de la Albuera y bajé a San Lorenzo por las cuestas del Cementerio. Qué bien podrían llevar ese nombre por el peligro que hay de matarse si uno no tiene cuidado. Como las llaman los expertos, unas buenas trialeras con saltos y rocas por doquier.
No podía haber hecho mejor ruta para finalizar el año. La he calificado de difícil por la subida de Los Tobarejos, Las Zetas, por el ascenso acumulado en pocos km, y por algunas zonas de la bajada algo complicadas. Pero es una ruta que tiene todo lo que nos gusta a quienes soñamos con las sendas y con las montañas.
Espero que en el 2016 pueda seguir disfrutando de rutas como ésta y muchas más.

Distancia 40.69 km Calorías 1,594 C
Frecuencia cardiaca
Frecuencia cardiaca media 134 ppm Frecuencia cardiaca máxima 166 ppm
Tiempo 4:10:58 Tiempo en movimiento 3:24:37 Tiempo transcurrido 4:10:58
Velocidad media 10.7 km/h Velocidad media en movimiento 11.9 km/h
Velocidad máxima 51.1 km/h
Altura
Ganancia de altura 1,118 m
Altura perdida 1,121 m
Altura mínima 938 m
Altura máxima 1,723 m
Temperatura
Temperatura media 12.1 °C Temperatura mínima 8.0 °C
Temperatura máxima 18.0 °C

Todas las estadísticas
vívoactive
Software: 3.30.0.0
Correcciones de altura : Activado
Datos resumidos: Original

IBP = 115 BYC

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta