Dificultad técnica   Fácil

Tiempo  3 horas 59 minutos

Coordenadas 1190

Fecha de subida 1 de enero de 2016

Fecha de realización noviembre 2015

-
-
79 m
-0 m
0
3,3
6,6
13,18 km

Vista 713 veces, descargada 20 veces

cerca de Vila Nova de Cerveira, Viana do Castelo (Portugal)

En Vilanova de Cerveira se encuentra el Fuerte de Lovelhe y es alrededor de esta estructura que se ubica esta caminata.

Nosotros comenzamos la marcha en El Parque O Castelinho. Está situado a orillas del Río Miño, poco antes de su desembocadura.

Estad bien atentos porque es posible que podáis avistar alguna grulla en las inmediaciones igual que a lo largo del paseo cerca del Miño.

En un plis plas llegamos hasta el Puente Internacional Da Amizade que, sobre sus magníficos pilares, une las tierras de España y Portugal.

Y ya enlazamos con la ecopista que llega desde Valença. Por lo que el caminar se hace fácil y ligero.

Esta primera parte transcurre siempre con las aguas del río como compañeras de viaje.

Los árboles propios de ribera son los que ofrecen su belleza al senderista.

Una vez abandonada la ecopista nos encontramos varias veces con la férrea vía del tren.

Y también bonitos senderos en donde la hojarasca ofrecía una sonora alfombra a los pies de los caminantes.

Y llegamos al paraje en donde se encuentra el fuerte de Lovelhe. Construído dudrante la Guerras de La Restauración, allá por el S. XVII, estaba integrado en una línea defensiva construída entre el Miño y la Costa Atlántica.

No dudéis en traspasar su recia puerta y penetrar a su interior.
Desde allí tendréis una visión diferente de Vilanova de Cerveira y del estuario del Miño.

Y al otro lado las tranquilas tierras gallegas.

Ya de regreso todavía nos damos un paseo por Vilanova, Su Forum, sus esculturas, y su castillo, mandado construir por Don Dinís allá por el S. XIV.

No dudéis en subir y recorrer su parte amurallada. Disfrutaréis de las vistas y de los tesoros que allí se encuentran.

Y ya sabéis que estaréis siempre bajo la atenta mirada del emblemático ciervo siempre ojo avizor oteándolo todo des su trono rocoso.

Fácil, sin dificultades y cómoda para el caminante, recomendable para cualquier época del año.

La parte de la Ecopista está señalizada pero no así la continuación por lo que se aconseja la ayuda del GPS si se quiere seguir tal cual está.

Ver más external

1 comentario

Si quieres, puedes o esta ruta