• Foto de BARRANCO Y ERMITA DE SAN MARTIN DE LA VAL D´OSERA
  • Foto de BARRANCO Y ERMITA DE SAN MARTIN DE LA VAL D´OSERA
  • Foto de BARRANCO Y ERMITA DE SAN MARTIN DE LA VAL D´OSERA
  • Foto de BARRANCO Y ERMITA DE SAN MARTIN DE LA VAL D´OSERA
  • Foto de BARRANCO Y ERMITA DE SAN MARTIN DE LA VAL D´OSERA
  • Foto de BARRANCO Y ERMITA DE SAN MARTIN DE LA VAL D´OSERA

Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  3 horas 20 minutos

Coordenadas 1749

Fecha de subida 31 de enero de 2016

Fecha de realización enero 2016

-
-
1.246 m
792 m
0
3,1
6,1
12,29 km

Vista 262 veces, descargada 7 veces

cerca de Chibluco, Aragón (España)

Nos toca realizar un descenso intrépido, La piedra que hace de suelo se encuentra muy pulida y no recomiendo bajar con el suelo húmedo, altamente resbaladizo. Una sirga nos sirve de ayuda, de pasamanos que descendemos con cuidado y precaución. Se baja bien pero la caída puede ser gorda.

Sobre nuestras cabezas los buitres se habían dado cuenta de nuestra presencia y emitían voces amenazantes y guturales. Conforme el descenso se convertía más inclinado y zigzagueante sentía una opresión creciente.

Pensando en la situación, sentí que aquella podría ser mi última aventura. Si todo terminaba allí no era un mal lugar; jamás había visto un paisaje tan extraño.

Mi esqueleto yacería en el fondo del barranco dando un toque macabro después de haber sido todo un festín para mis amigos voladores. Carne un poco dura, pero con bastante magra.

Cada vez se hacían mas y mas valientes y se acercaban tanto a ver si la comida estaba fresca que sentíamos el silbido de sus plumas por encima de nuestras cabezas. La presión aumentaba.

Por fin llegamos al fondo del barranco y lo primero que consideramos es levantar el dedo corazón apuntando al cielo dirigido a todos ellos. Sonrío al pensar en ello

QUÉ VEREMOS:

Un lugar mágico y misterioso, oculto en la profundidad de la sierra de de Guara.

A este lugar se accede tras una tortuosa travesía entre la densa espesura del bosque, por un estrecho sendero de tierra o sobre las propias rocas del barranco, otras veces entre laderas desnudas al borde del precipicio sujetos de un fino hilo, otras, rodeando barbas de blancos líquenes y parches de musgo verde.


Puede que sea un Lugar Encantado.

Leer la historia completa: http://la-iguana-juana.blogspot.com.es/2016/01/san-martin-de-la-val-donsera-sierra-de.html

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta