Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  5 horas 11 minutos

Coordenadas 1504

Fecha de subida 9 de marzo de 2016

Fecha de realización marzo 2016

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
664 m
462 m
0
3,4
6,8
13,65 km

Vista 1574 veces, descargada 105 veces

cerca de Pazos de Reis, Galicia (España)

El monte Aloia es una de las mejores atalayas para disfrutar emocionantes paisajes de nuestra Galicia. Y es ahí en donde tiene su punto de inicio y también final esta bonita ruta.

Ya desde el inicio, en el entorno de la capilla de San Xián, tenemos la sensación de que nos estamos adentrando en un lugar realmente mágico.

No en vano este lugar está considerado como el mítico Monte Medulio, envuelto en la niebla de la leyenda y en donde los lugareños trabaron su última batalla contra los romanos, prefiriendo la muerte antes que la rendición.

Si os aceráis por allí fijaos en el reloj de sol de la ermita, ¡Realmente magnífico!

Y aprovechad para daros una vuelta por los diferentes miradores. Desde cada uno obtendréis una perspectiva diferente.

Así desde el de San Xián podrás otear lejos, muy lejos, contemplando las tierras de España y también Portugal.

Desde el Mirador do Castelo y otros, divisaréis el conjunto de montañas que circundan el Aloia, así como la Ría de Vigo con Las Cíes como bandera.

Alguno como el del Ingeniero Rafael Areses no nos ofrece gran cosa en cuanto a vistas pues los árboles han crecido más allá de su altura, pero él por si mismo ya es todo un espectáculo.

Particularmente me gustó llegar hasta el lugar en donde hay un entorno rocoso y unas escaleras de piedras para subir o bajar, según se tercie, por la belleza reinante, por lo pintoresco del emplazamiento, rodeados de extraños peñascos, y por esas escalinatas de piedra que el senderista tiene que patear.

Y no terminan aquí los secretos que atesora el Aloia en su interior. Las especies arbóreas, entre ellas abetos, alcornoques, acebos... se elevan hacia las alturas y cristalinas corrientes de agua descienden ladera abajo, a veces formando refrescantes pozas que deleitan al caminante.

Conocimos la cama de San Xián y cruzamos románticos puentes. Y para llegar a todos ellos nos conducen sombreados, selváticos pero cuidados senderos que contribuyen a alimentar la leyenda.

Para los que quieran caminar más allá del Monte Aloia os propongo salir a conocer las tierras que lo rodean. Os encontraréis siempre inmersos en la belleza proporcionada por la Madre Naturaleza.

En diversos momentos de este recorrido veréis en el horizonte la inconfundible cresta de la Sierra de O Galiñeiro.

También será protagonista la Bocana de La Ría de Vigo y, cómo no, las fantásticas Islas Cíes allí esperándonos.

El sendero que se ofrece a los pies del caminante tiene momentos realmente increíbles. La piedra formando muros y cercando las fincas desde tiempos ancestrales.

La piedra enlosando los caminos que los carros recorrieron en tiempos no muy alejados en el tiempo.

Caballos que pacen y posan tranquilamente para que el fotógrafo los inmortalice.

Regatos que hay que sortear. Y numerosas formaciones rocosas en cuyo interior duermen su sueño los seres encantados allí encerrados.

Todo ésto y mucho más podréis vivir por vosotros mismos en una ruta que no está señalizada por lo cual si queréis realizarla tal cual está será necesaria la ayuda del GPS.

Ver más external

2 comentarios

Si quieres, puedes o esta ruta