Dificultad técnica   Difícil

Tiempo  9 horas 28 minutos

Coordenadas 5482

Fecha de subida 9 de mayo de 2016

Fecha de realización mayo 2016

-
-
1.848 m
811 m
0
8,5
17
34,12 km

Vista 83 veces, descargada 2 veces

cerca de Monachil, Andalucía (España)

Hora Inicio: 05/08/2016 08:12

Hora Fin: 05/08/2016 17:41

Distancia recorrida: 34116,4 m (09:28)

Tiempo en movimiento: 07:35

Velocidad media: 3,6 km/h

Vel. en Mov.: 4,5 km/h

Altura Mínima: 811 m

Altura Máxima: 1848 m

Velocidad Ascenso: 526,4 m/h

Velocidad Descenso: -650,9 m/h

Ganancia Altitud: 1500 m

Pérdida Altitud: -1500 m

Tiempo Ascenso: 04:50

Tiempo Descenso: 04:02



Ruta exigente por lo larga pero sin apenas dificultad técnica. Partiendo del parking público que hay junto a la ribera del río nos dirigimos por el camino de la umbría. poco después de dejar atrás las últimas casas nos aparece un letrero que nos indica que dejemos el sendero principal y subamos por la vereda de la derecha en dirección fuente fría-cerro Huenes. A partir de Fuente Fría conectamos con un sendero bien balizado que seguimos hasta llegar a una intersección en las inmediaciones de la llanada del chopo, donde lo abandonamos para seguir subiendo hasta alcanzar la cima este del cerro Huenes (la que no tiene hito geodésico). volviendo nuestros pasos a la intersección nos dirigimos a la cima del cerro de las Minas campo a través por la cuerda, y a continuación en una corta pero empinada cuesta el cerro Gordo (1891 metros, cota más alta de esta ruta). Nosotros descendimos un poco el cerro volviendo por nuestros pasos hasta donde hay un poste de la luz y después lo bordeamos para subir un par de cerrillos más siguiendo la cresta, pero es más conveniente bajarlo por la cara sureste si se quiere seguir cresteándo. posteriormente abandonamos la cresta a la altura del collado junto al cerro del Cocón (que no subimos. Otra ocasión será) y continuamos por la pista forestal en dirección al cerro de los Poyos de Monachil. hay que desviarse de la pista a la izquierda por otra, que continua un trecho corto, y para coronarlo lo mejor es tomar la veredilla que sale a la derecha de esta pista en diagonal hacia la cumbre. retornando nuestros pasos hasta la pista principal, continuamos esta en franco descenso ahora durante un largo trecho hasta llegar a la dehesilla, donde se puede repostar agua del abrevadero para el ganado. hay una intersección de pistas aquí, y nosotros giramos a la izquierda para seguir el descenso paralelos al arroyo hasta que finalmente nos encontramos con la central de Diechar. Aquí hay que cruzar el río Monachil por un puente de madera y a continuación a la izquierda tomar una vereda que nace en la misma central. Transitar esta vereda justifica todos los kilómetros recorridos hasta ahora, es de una belleza inigualable, no tiene nada que envidiar a otros parajes igualmente bellos que existen en Sierra Nevada, principalmente por el tramo del valle angosto, sinuoso, frondoso, con multitud de tajos verticales, cuevas naturales, y también por la continua variación de pendiente que tiene la propia vereda en si. Fuertes ascensos y descensos en zig-zag, muchos tramos algo aéreos donde un resbalón puede tener graves consecuencias pero también dan una percepción de ave al que la transita. Particularmente se debe de tener mucha precaución en caso de que este mojado el suelo (como fue nuestro caso), hay muchísima piedra suelta y un par de derrumbes por las crecidas de las aguas en la vereda que sortear. El premio es poder disfrutar de un paraje tan bello como poco frecuentado.
Finalmente terminamos esta vereda al llegar por encima de la central de la Vega, a la que descendemos bordeando el muro que la delimita por arriba y que desciende en diagonal hasta la entrada de esta. A partir de aquí la parte final de la ruta resulta muy sencilla, transitando la vereda que va paralela al río por el lado izquierdo en nuestro sentido de marcha, disfrutando de los Cahorros y regresando finalmente al pueblo de Monachil, donde disfrutamos de unas merecidas cervezas después del alpargatazo.
Preguntamos a un vecino por el nombre de la vereda que conecta las dos centrales y nos contestó que allá la llaman camino de las Uvas. Por su manera de responder me entran dudas sobre si se refería realmente al tramo sobre el que le interrogamos.
Recomendada especialmente en primavera, aunque puede hacerse casi todo el año. En invierno, con nieve/hielo, y pocas horas de luz no la recomiendo.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta