Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  4 horas 57 minutos

Coordenadas 1229

Fecha de subida 21 de mayo de 2016

Fecha de realización mayo 2016

-
-
738 m
474 m
0
3,3
6,7
13,38 km

Vista 282 veces, descargada 17 veces

cerca de Firgas, Canarias (España)

La ruta comienza en permanente ascenso pasando desde los 680 metros hasta los 1287 metros que es la parte más alta de la ruta, desde ahí habrá pequeñas subidas y bajadas hasta que tras recorrer unos 6.5 km comenzaremos el descenso hasta ya el final de la ruta.

El nombre de la ruta viene del color verdoso de la piedra que se puede ver claramente en la última parte de la ruta. Esto es debido a un mineral llamada Bentonita ( arcillas de color verde formadas por el transcurso de la alteración de tobas volcánicas). La Bentonita es llamada así por la formación de Benton en Montana, Estados Unidos.
Otra de los puntos fuertes de esta ruta son las charcas formadas por acumulación de agua tras periodos de lluvias, no pudimos resistir la tentación de darnos un chapuzón y es que tras una ruta no hay nada mejor para relajar los músculos!!! Ya solo queda descender hasta llegar a la carretera donde el coche nos espera.

Desde ahí iniciamos el ascenso por la pista durante aproximadamente 1 Km hasta llegar de nuevo al siguiente grupo de antenas en el Lomo las Menas.

200 metros más y llegas a un cartel que indica el desvío ya en dirección a las 1000 ventanas, no tardaremos en llegar al canal que seguiremos de forma paralela durante casi el resto de la ruta. Hay que ir con cuidado pues el canal anda bastante tocado y tendremos que ir saltando los agujeros o por caminos paralelos al límite del barranco hasta llegar a una grúa un tanto hecha polvo, pocos metros después comienza el primero de los túneles que tendremos que atravesar.

Los túneles no son complicados, con más o menos ventanas, sin problemas para poder respirar pero donde se hace necesario la linterna, sobre todo en los que no tienen o tienen pocas ventanas o te darás un buen coscorrón.

Al llegar al último de los túneles se nos presentará un desvío, tendremos que coger el de la izquierda ya que el de la derecha se llega a la zona de rapel del Barranco de Badajoz. El túnel es largo y muy oscuro pues no hay ventanas, de entre 600 y 700 metros de longitud. Lo que suele hacer la gente es una vez llegado al último túnel volver por el mismo camino hasta el coche pero tras lo pasado y que hubo tramos en los que sentí miedo, decidimos seguir hacia delante a pesar de ser menos vistoso, no nos apetecía sufrir de forma gratuita.

Tras éste solo será continuar el camino por el canal, sorteando bastantes roturas, árboles caídos e incluso algún que otro derrumbe, el camino no es igual de bonito pero mejor esto que pasar por el mismo camino. Seguiremos hasta llegar a una pista forestal a la derecha, en fuerte descenso.

Tras un rato por la pista de tierra pasamos a otra de asfalto y de ahí seguir hasta llegar al pueblo de Güimar donde dimos por finalizada la ruta, solo nos quedará regresar al coche con un taxi.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta