Dificultad técnica   Difícil

Tiempo  10 horas 4 minutos

Coordenadas 2184

Fecha de subida 21 de mayo de 2016

Fecha de realización mayo 2016

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.486 m
488 m
0
4,1
8,2
16,4 km

Vista 2397 veces, descargada 120 veces

cerca de Acebuchal, Andalucía (España)





    Partiendo desde El Acebuchal, la ruta consiste en ascender al Pico Cisne (1.481 m.) por el Collado Blanquillo. Es complicado sacarle un trazado circular al Cisne saliendo de sendero, por lo que el descenso es lineal. Esta ruta ha sido extraída de la magnífica guía de Rafael Flores, "Sierras Tejeda y Almijara - Guía del Excursionista" (Editorial La Serranía). Nos encontramos en el Parque Natural Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama.




    Para llegar a la aldea competeña de El Acebuchal, aunque se encuentra en el límite del término municipal de Frigiliana y este pueblo está más cercano, hay que recorrer una pista pavimentada durante 3'5 km., desde la carretera Frigiliana — Torrox. Estacionamos en un llano junto a la Ermita de San Antonio. Es posible la aproximación en vehículo al Cisne, facilitándolo una pista forestal pedregosa, hacia el Puerto de Páez Blanca y después hasta el helipuerto forestal. Pero se necesita un vehículo todocamino, ya que el carril se encuentra en regular estado, aun para un turismo alto. Una variante de esta ruta consiste en subir desde Frigiliana por el barranco del Río Higuerón, remontando hasta el helipuerto. Incluso se puede intentar una semicircular campo a través, conectando con el Puerto de los Umbrales o bien con el Puerto de Frigiliana.




    Buscamos el lecho seco del Barranco del Acebuchal, el cual actúa como un sendero natural que nos llevará hasta la Venta Cebollero. Continuamos por el Barranco Cebollero hacia el Collado Blanquillo. Este tramo es coincidente con el GR-249 Gran Senda de Málaga. También está señalizado como Puerta Verde Torrox - Frigiliana - Sierra de Almijara. Antaño se trataba de una concurrida ruta comercial, conocida como Camino a Granada, con numerosas ventas que lo jalonaban, para atender el constante trasiego de resineros, viajeros, arrieros, maquis y militares. Tras varias décadas de abandono, esta ruta vuelve a resurgir con fines forestales y senderistas, contemplaremos las ruinas de esas edificaciones, cuyos nombres permanecerán en la memoria, y designan los parajes por los que pasaremos.




    Tras vadear el Collado Blanquillo, es donde realmente nos sumergimos de lleno en la inmensidad de estas abruptas montañas. A pesar del panel informativo que lo nombra como Puerto Blanquillo, no es acertado llamarlo así, siendo más correcto llamarlo Collado Blanquillo, que es el topónimo más habitual con el que se le cita, y el que figura en los mapas topográficos. Así no lo confundimos con el cercano Puerto Blanquillo, que se encuentra en la base del Pico Lucero, muy próximo al Puerto de Cómpeta. Los nombres de ambos puertos blanquillos, tienen su origen en las blanquecinas arenas dolomíticas que los conforman. Según vamos ascendiendo el terreno va cambiando a marmóreo y calizo. En este punto enlazamos de nuevo con la pista forestal, y admiramos la puntiaguda silueta del Cisne, así como el Pico Lucero y el Cerro de los Machos. Abajo queda la impresionante hondonada del Barranco del Higuerón, que tras las recientes lluvias, permite disfrutar del sonido de sus caudalosos saltos de agua, aunque dispone de una surgencia permanente en cotas inferiores.




    Pasamos por la Cruz de Simón y una fuente seca en el Barranco del Mármol, y seguidamente por un vado hormigonado en el Barranco del Atajo, con una aceptable carga de agua en su torrentera, la cual podemos beber dada su gran pureza. Junto con el siguiente Arroyo de las Angustias, también con bastante caudal en esta época, nutren una estratégica balsa contraincendio. A su lado se sitúa un helipuerto forestal. A partir de la confluencia de estos dos arroyos, toma el nombre de Río Higuerón. Al amparo de la sombra y la humedad de la arboleda ribereña del barranco, encontramos tímidas colonias de helechos.




    A partir del Arroyo de las Angustias, tras un corto tramo hormigonado para que eviten el derrape los vehículos todoterrenos en la empinada rampa, nos desviamos hacia una marcada vereda que nos permitirá encumbrar el Cisne. Desde abajo no se atisba la senda que nos ayudará. Pero la hay. Aquí es donde realmente comienza el duro ascenso, ya que en apenas 2 km. tenemos que salvar un imponente desnivel de 780 m. Solo hay que comparar la diferencia entre las curvas de nivel en un mapa topográfico para confirmarlo. Se trata de una pendiente de las clasificadas como muy graciosilla. El desnivel a superar es comparable con el Pico Torreón en Grazalema, si bien aquel sendero dispone de algo más de 3 km. de recorrido para el mismo desnivel. La dificultad de esta ruta no la justifico solo por este esfuerzo físico de resistencia anaeróbica, si no por las necesarias trepadas que realizaremos por una canal y el tramo final de un caos de bloques en la cima. No existen pasos arriesgados ni complicados, resultando una ruta muy divertida y sin tramos expuestos. Las estupendas panorámicas durante la ascensión, alcanzan en primer plano al Lucero, el Lucerillo y la Cresta de los Civiles.




    El único punto en la subida que nos dará una pequeña tregua, es el collado donde se encuentra la curiosa Piedra del Centinela, erigiéndose como una gran columna pétrea en medio de la vereda que seguimos, y desde la cual disfrutamos de excelentes panorámicas hacia ambas vertientes.




    Es inevitable volver la mirada a cada instante, apreciando cómo emerge la majestuosa altiplanicie de La Maroma, el único dosmil malagueño en Sierra Tejeda. En la subida nos cruzamos con dos enormes troncos quemados, que pudieran tratarse de viejos tejos que poblaron estos lares, y donde ahora sobresalen jóvenes pinos resineros, que repueblan estas laderas devastadas por los incendios de hace varias décadas. Llegamos a una bifurcación, donde tenemos dos opciones: seguir por la vereda que continúa por la izquierda hacia el Collado Dos Hermanas; o bien en nuestro caso, seguir la vereda de la derecha para realizar una pequeña circular en el asalto final a la cumbre. Tanto monta, monta tanto. En ambas opciones, varios hitos nos ayudarán a encontrar el mejor trazado, si bien en la opción derecha, el esqueleto de un pino seco de gran porte, nos servirá como referencia para alcanzar la antecima. Lo dejo marcado en un waypoint, aunque siempre lo tendremos a la vista desde abajo.




    La cima del Cisne consta de tres promontorios trillizos, dirigiéndonos hacia el que tiene mayor altitud por escasos metros, y desde el que gozaremos de óptimas panorámicas. Un buzón en la cúspide, nos sirve como referencia en las trepadas por el caos de rocas.




    A pesar de tratarse de una cumbre menor de Almijara, que no supera los 1.500 m. de altitud, siendo superada por sus vecinas: Lucero, La Cadena, Piedra Sillada, Los Machos, Cabañeros, Navachica, Tajos del Sol, Almendrón y Cielo, las vistas son de las mejores que podemos disfrutar en esta sierra. Todas las cumbres citadas anteriormente son visibles desde el Cisne. Tan solamente no se divisa el Salto del Caballo, por quedar oculto tras La Cadena. Por supuesto también se contemplan la Maroma y otros milochocientos de Sierra Tejeda, como el Cerro de la Chapa.




    El Cisne se encuentra muy próximo a la costa y en pleno corazón de Almijara, actuando como separador de los espectaculares Barrancos del Higuerón y del Chíllar. Incluso llegamos a divisar en el horizonte la cuerda nevada del Caballo en Sierra Nevada. Y por supuesto gran parte de la Costa del Sol y La Axarquía.




    Tras las fotos de rigor, emprendemos el descenso por una canal hacia el Collado de Dos Hermanas, siendo necesario usar las manos otra vez en algunos destrepes. En esta canal pasaremos por la Cuevecilla del Cisne. A partir del collado la vereda tiene la huella más marcada, llegando de nuevo a la bifurcación comentada anteriormente.




    Ya solo nos queda desandar nuestros pasos hasta el punto inicial. Será frecuente encontrarse esparcidos por el suelo, pedazos de cerámicas rojizas semejantes a tejas, siendo restos de vasijas recolectoras de resina.
    En cuanto a la vegetación, la arboleda predominante la conforma pino resinero y carrasco. En las laderas el matorral bajo y arbustivo, destacando romero, jaguarzo, matagallo, lavanda, esparto, enebro, boj balear y palmito. A mayor altitud, convive el matorral almohadillado con el aromático. En cuanto a la fauna, se puede contemplar el vuelo de águilas y otras rapaces. También es posible el avistamiento de ardillas y cabras monteses. En el vídeo de abajo hay un montaje fotográfico con mi visión de la ruta, que por motivo de copyright de la música de fondo, es posible que no pueda reproducirse en dispositivo móvil, como smartphone y tablet, por lo que solo será posible visionarlo en ordenador y smart TV.




    El itinerario transcurre según el tipo de terreno: un 80% por sendero y vereda rocosa, y un 20% por pista pedregosa sin tráfico. La temperatura en cumbre oscilaba entre 7º y 13º, el cielo parcialmente nuboso en altura, con suave viento de levante, lo que nos permitió una atmósfera relativamente limpia con nubes tipo cirros. En invierno es posible encontrar nevada esta sierra durante varias jornadas. El tiempo en movimiento fue de 8 horas 20 minutos, sin incluir las paradas. El desnivel positivo real es de 1.180 m., siendo incorrecto el que figura en los datos de la derecha.
    Ver también las siguientes rutas cercanas:
Ruta Torre de los Diablos - Taramay - Punta de Velilla - Peñón del Santo - Peñón del Lobo.
Ruta Barranquismo en el Río Verde.
Ruta Barranco de los Cazadores - Tajo Almendrón - Tajos del Sol - Pico Navachica - Pico Cielo.
Ruta Pico Lucero desde Puerto Blanquillo.
Ruta Pico Trevenque y Barranco del Dílar desde Collado Sevilla.
Ruta Loma de la Guindalera - Cuerda del Jaral - Vereda del Minchar.
Ruta Cahorros del Chíllar.
Ruta Pico La Maroma desde El Alcázar.
Ruta Crestería de la Sierra de Alhama.
Ruta Barranquismo en el Río Lentegí.
Ruta Pico Lopera y Cerro Cabañeros.


8 comentarios

  • Foto de EL ALCORNOCALISTA

    EL ALCORNOCALISTA 23-may-2016

    Enhorabuena. Es una ruta obligatoria. Esta sierra es de las más impresionantes. Apuntada en la agenda.

  • Foto de Montin

    Montin 24-may-2016

    Tenemos ganas de hacerla. Gracias por tan excelente aportación.

  • Foto de Montañero.

    Montañero. 25-may-2016

    Gracias por compartir.

  • Foto de Montin

    Montin 30-oct-2016

    Hola Kminante:
    Estuvimos en el cisne hace poco, el viernes 21. Le teníamos tanta gana que a pesar de que el día no era el ideal (nubes altas) y que para el sábado se anunciaba un frente lluvioso (luego no llovió casi nada) y después de esperar a que el el tiempo estuviera menos caluroso y seco, nos decidimos. No llegamos a la cima, cerca de ese pino seco del que hablas, a unos 100 metros del mismo se nos echó la niebla encima y decidimos regresar.
    Mi pregunta es la siguiente: la ascensión es de las "graciosillas" efectivamente. Pero ¿Por dónde es más cómoda la subida en el bucle que hacéis al final: tirando por la derecha como vosotros, o haciendo la ascensión por la izquierda?. No nos importa hacer o no hacer el bucle. Al final decidimos volver porque ya no veíamos bien los hitos por la niebla y no tenía objeto al no ver casi nada. Fuimos siguiendo tu track y tus explicaciones que como siempre son sobresalientes.
    Gracias.

  • Foto de Kminante del Sur

    Kminante del Sur 30-oct-2016

    Hola Montin:
    Lástima que no tuvieseis buen tiempo, pues las vistas son de agradecer en la cima. Pero hicisteis bien en no encumbrar con esa niebla. En cualquier caso, desde el pino seco de referencia os quedaba muy poquito y ya habríais hecho el mayor esfuerzo para coronar.
    En cuanto a la comodidad del ascenso del bucle final, pues tanto monta, monta tanto. Por la derecha la vereda está difusa, y por la izquierda el sendero está más marcado hasta el collado de Dos Hermanas. A partir del collado se difumina igual, y la subida por la canal requiere de agarres de manos en varias trepadas, siendo su pendiente más brusca que el tramo derecho del bucle, donde la pendiente es más progresiva, a pesar de ser más corto este tramo derecho. La idea del bucle es evitar repetir el tramo de la canal, y conocer así las dos variantes. Pienso que ambos tramos en ambos sentidos, tienen la misma dificultad. Quizás para vuestra siguiente tentativa, sería sugerente que cambiaseis el sentido, y así podréis tener diferentes perspectivas en ambos ascensos. Si algún día vuelvo a subir, sin duda cambiaré el sentido del bucle. Aunque aún tengo pendientes las cimas de La Cadena, Piedra Sillada y Salto del Caballo, esa "graciosilla" crestería que verás emerger al noreste desde el Cisne.
    Que la fuerza te acompañe. Nos vemos en la montaña.

  • Foto de Montin

    Montin 30-oct-2016

    Muchísimas gracias Kminante. Nosotros tenemos pendiente también todo eso y no sé si haremos todo (Hemos hecho El Lucero varias veces, Navachica, El Almendrón subiendo por la derecha y bajando por la cañada de los Cazadores, El Cielo...), los años nos persiguen (tenemos 65 ambos jjj). Con esas sugerencias nos basta. De momento tenemos que esperar un tiempo, ahora no podemos, pero se intentará un mejor día. Gracias Mil. Esa sierra esconde cientos de rincones maravillosos.
    Igualmente que la fuerza te acompañe.

  • Foto de Rafael Muñoz

    Rafael Muñoz 16-nov-2017

    Magnífico reportaje, como siempre claro.

  • Foto de Kminante del Sur

    Kminante del Sur 17-nov-2017

    Gracias por tu comentario, Rafael. Un saludo. Nos vemos en el camino.

Si quieres, puedes o esta ruta