• Foto de Ruta de los Colados y Miradores del Cañón del Sil (Sober) (Ribeira Sacra)
  • Foto de Ruta de los Colados y Miradores del Cañón del Sil (Sober) (Ribeira Sacra)
  • Foto de Ruta de los Colados y Miradores del Cañón del Sil (Sober) (Ribeira Sacra)
  • Foto de Ruta de los Colados y Miradores del Cañón del Sil (Sober) (Ribeira Sacra)
  • Foto de Ruta de los Colados y Miradores del Cañón del Sil (Sober) (Ribeira Sacra)
  • Foto de Ruta de los Colados y Miradores del Cañón del Sil (Sober) (Ribeira Sacra)

Dificultad técnica   Moderado

Coordenadas 2100

Fecha de subida 22 de mayo de 2016

Fecha de realización mayo 2016

-
-
753 m
291 m
0
6,0
12
24,01 km

Vista 960 veces, descargada 51 veces

cerca de Lobios, Galicia (España)

Se trata de la ruta más espectacular, variada y hermosa existente en estos momentos en la Ribeira Sacra para conocer el Cañón del Sil en su parte más abrupta, que nos permite conocer un gran número de miradores, castros, formaciones geológicas, elementos tradicionales y etnográficos, etc.

A lo largo de la misma podremos contemplar los extraordinarios paisajes que nos ofrece el Cañón del Sil a su paso por tierras lucenses, además de multitud de elementos naturales y etnográficos fascinantes, entre los que destacan :

• Diversos y destacables miradores, entre los cuales se hallan el mirador de Cadeiras, el mirador de Santiorxo, el mirador do Colado do Boqueiriño y el mirador do Colado da Cividade, además de algún otro mirador natural, desde los cuales se puede contemplar en todo su esplendor el maravilloso cañón del sil, en sus zonas más abruptas, con acantilados de más de 500 metros de altura.

• Importantes restos históricos de los antiguos pobladores de la región como el castro de Vilanova, el castro da Cividade, o el petroglifo da Pena do Lagarto, grabado en la piedra de origen prehistórico.

• Elementos etnográficos relevantes como el conjunto de molinos de Xabrega, con más de 12 molinos situados en un precioso entorno a lo largo del arroyo de xábrega, y que sin duda constituyen uno de los conjuntos etnográficos más valiosos de toda la provincia de Lugo.

• Numerosas aldeas, como Lobios, Casar de Cima, Lamas de Brosmos, Sampil, Noguedo, Paradela, A Somoza y A Boca, que reflejan el modo de vida y cultura de las gentes de la zona.

• Otros monumentos y lugares destacables como el santuario de Cadeiras (s. XVIII) donde el 8 de septiembre se celebra una importante romería.

• Lugares naturales sorprendentes como la zona de Los Colados, parajes situados en el borde del cañón hasta donde podían llegar antiguamente los carros de vacas para recoger las uvas; y el embarcadero de Os Chancís, en un impresionante lugar con vistas espectaculares sobre el Cañón del Sil.

• Formaciones geológicas singulares como la Pena de don Pedro y el Ciriguilloto do Demo, situadas en lugares espectaculares y sobre las que existen numerosas leyendas.

Distancia: 24 km
Duración: 7 horas
Dificultad: Media-Dura

RUTA REALIZADA EN COLABORACIÓN CON LA ASOCIACIÓN COLADO DO VENTO DE SOBER, UNA DE LAS MÁS DESTACADAS DE LA RIBEIRA SACRA, A QUIEN HAY QUE AGRADECER LA PUESTA EN VALOR, DIFUSIÓN Y ESTUDIO DE LOS ELEMENTOS PATRIMONIALES, ETNOGRÁFICOS, HISTÓRICOS Y NATURALES DE LA ZONA.

Web: http://coladodovento.blogspot.com.es/
Contacto: coladodovento@gmail.com

Descripción de la ruta:

Estamos ante una de las rutas más completas, hermosas y variadas que se pueden realizar en la Ribeira Sacra, en la cual tendremos la ocasión de disfrutar con un gran número de atractivos entre miradores, poblaciones, castros, molinos, paisajes sorprendentes, etc.

Iniciamos esta fantástica travesía en la población de Lobios, dentro del municipio de Sober, pequeña y tranquila población que cuenta con elementos patrimoniales importantes como la iglesia de San Julián de Lobios, del siglo XIII, interesante ejemplar del románico rural; y muy cerca la capilla de la Reina de los Angeles, cuyos orígenes podrían remontarse al siglo X, y que está ligada a una hermosa leyenda: una joven del lugar le robó una cadena de oro a una mora, y esta inmediatamente se transformó en serpiente que la empezó a perseguir. La mujer que iba escapando, al pasar por delante de la capilla, se encomendó a la Virgen y la serpiente adquirió de nuevo la figura humana. Entre la iglesia y la capilla hay un interesante crucero en la margen derecha de la carretera.

Desde la plaza del pueblo nos internamos en los primeros bosques por caminos entre las casas, pasando entre diversas fincas. En esta primera parte de la ruta tendremos la ocasión de visitar distintos pueblos de la comarca que nos permiten introducirnos en la forma de vida y cultura de esta comarca.

Al cabo de un rato llegamos a la otra población, Casar de Cima y algo más adelante, Lamas de Brosmos, que resultan interesantes de ver y que cuentan con algún pazo o casa noble.

Continuamos ruta y alcanzamos la población de Sampil, con unos 32 habitantes, perteneciente a la parroquia de Pinol. Continuamos ruta por caminos rurales y alcanzamos uno de los puntos destacables de la ruta: el Santuario de la Virgen de Cadeiras, construido en el siglo XVIII y que cada 8 de septiembre se convierte en lugar de peregrinación por los milagros que se le atribuyen a la virgen.

Muy cerca del santuario, se halla el mirador de Cadeiras, impresionante atalaya desde la cual ya podemos vislumbrar una gran vista del Cañón del Sil y la zona de Los Colados, a donde nos dirigiremos.

A lo largo de la ruta tendremos la oportunidad de pasar por las cercanías de lugares de diversos conjuntos de petroglifos, que son grabados hechos sobre rocas al aire libre de origen prehistórico, fechados entre el 1800-1700 a. C, a los que se les atribuye un simbolismo mágico-religioso, y que en Galicia suelen tener formas circulares. De todos estos petroglifos, nos acercarcaremos a visitar el petroglifo da Pena do Lagarto, descubierto por la Asociación Colado do Vento, de referencia en toda la zona.

Después de ver el petroglifo, nos introducimos en caminos tradicionales hasta alcanzar Paradela, dentro de la parroquia de Santiorxo, aproximándonos poco a poco al Cañón del Sil.

Después de la aldea, llegamos al primer mirador de la ruta: el Mirador de Santiorxo, desde el cual ya tenemos unas vistas excepcionales de una de las partes más abruptas del cañón.

Seguimos ruta, pasando por la aldea de A Somoza, hasta coger un sendero de montaña que asciende duramente hasta alcanzar los 520 metros de altura donde se halla el Castro de Vilanova, uno de los numerosos castros de esta zona que fueron habitados por las tribus galaicas. El castro, sin excavar, está situado en un emplazamiento espectacular, desde el cual se pueden contemplar estupendas vistas del cañón a su paso por esta zona.

Una vez visto el castro, continuamos por zona de bosque interior hasta volver a acercarnos al Cañón del Sil, alcanzando un mirador natural desde el cual tenemos un sorprendente paisaje, con el Monasterio de Santa Cristina enfrente nuestra, totalmente embebido en el interior de un gran souto de castaños.

A partir de este punto avanzaremos por la zona denominada de Los Colados, parajes situados en el borde del cañón hasta donde podían llegar antiguamente los carros de vacas para recoger las uvas. El recorrido en esta zona atraviesa 15 colados, cada uno con su nombre, Colado de Souto Vello, das Chouselas, do Santo, do Boqueiriño, das Laxiñas, dos Extremos, do Chao, do Vento, da Frouxeira, do Cachón, da Cividade, das Lombas, do Soutiño, das Pesqueiras y do Coitelo.

Toda esta zona de los Colados está atravesada por un cortafuegos que vamos a recorrer integramente, con diversos desniveles de subidas y bajadas constantes. El recorrido es muy bonito, con amplios paisajes al ir pegado al cañón, pudiendo asomarnos en cualquier momento para ver el fondo del mismo o las laderas de enfrente.

Al cabo de una serie de subidas y bajadas, llegamos al Mirador do Colado do Boqueiriño, realmente espectacular, con preciosas vistas del Monasterio de Santa Cristina que se halla enfrente, además de otros pueblos como Portela, Castro y Parada de Sil, en Ourense.

Después de relajarnos en este bello lugar, continuamos por esta zona de Los Colados hasta llegar un punto donde tendremos que desviarnos por un sendero muy poco patente. A los pocos metros llegamos a la cima de un alto donde se halla el imponente Castro da Cividade, en un punto inexpugnable con impresionantes vistas del Cañón del Sil. El castro se halla sin excavar, pudiendo vislumbrar los fosos del mismo.

Regresamos al desvío y continuamos para llegar en pocos metros al también atractivo Mirador do Colado da Cividade, nuevo mirador preparado por una prestigiosa arquitecta, colgado sobre el cañón, aunque la falta de presupuesto ha hecho que la idea inicial que era más espectacular con suelo transparente se quedara a medias.

Seguimos ruta caminando por esta zona de Los Colados, por una parte muy hermosa, en descenso y pegados al cañón, de forma que tendremos unas vistas siempre fantásticas, contemplando el embalse de Ribas de Sil delante nuestra y la zona del embarcadero de Os Chancís.

Al llegar a un punto, nos encontramos con unas formaciones geológicas curiosas, orígenes de numerosas leyendas, el Ciriguilloto do Demo y la Pena de don Pedro.

El primero tiene su origen en la promesa que le hizo una mujer al demonio cuando le dijo: si esta noche me haces un puente para pasar al otro lado del río, te dou a mi hijo. El demonio se puso entonces a la construcción del puente, pero cuando salió el sol sólo tenía acabado una pilastra, el que ahora llaman por allí Ciriguilloto. Y aún hay más: el demonio cayó de la pilastra y fue a chocar en una piedra donde ahora se ven las huellas de su cabeza, de los codos y de las rodillas.

A partir de aquí volvemos a desplazarnos hacia el interior hasta llegar a un pequeño núcleo de población: A Boca, donde hay una gran casa, la casa da Algueira.

Proseguimos ruta y llegamos entre bosques a uno de los lugares mágicos de la ruta, donde se halla el gran Conjunto etnográfico de los Molinos de Xabrega, con numerosos molinos, unos restaurados y otros abandonados, dispuestos a lo largo del arroyo de Xabrega. El lugar es precioso y merece la pena recorrerlo con detenimiento contemplando el espectacular conjunto que refleja una de las actividades tradicionales de la zona: la molienda. En poco más de 3 km. de longitud, sus aguas movían 28 molinos y dos batanes. Este excepcional conjunto etnográfico fue restaurado parcialmente en el tramo comprendido entre la aldea de Boca y la desembocadura del arroyo en el Sil en Os Chancís. Cada molino tiene su nombre: el primero es el de Roque do Arroxó, luego vienen Nemesio da Boca, Ramiro da Boca, Chucán do Couto, Nabás, Conde do Camilo, etc.

Pasamos la zona de los molinos y llegamos al embarcadero de Os Chancís, situado en un lugar de difícil orografía y espectacular, con grandes vistas del Cañón del Sil, y donde se cultiva la vid en las laderas inclinadas del mismo. Aquí, en este entorno magnífico, terminamos esta fantástica ruta que recorre la Ribeira Sacra por tierras de Sober.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta