Dificultad técnica   Moderado

Coordenadas 850

Fecha de subida 20 de mayo de 2008

Fecha de realización octubre 2006

-
-
1.323 m
797 m
0
6,3
13
25,36 km

Vista 3446 veces, descargada 210 veces

cerca de Alcublas, Comunidad Valenciana (España)

Partimos de Cueva Santa a las 7:20 h. toda la noche hemos tenido visita a la cueva, gente que llegaba de madrugada en coche, unos a orar y otros jugando al zorro, donde uno se esconde y otro grupo lo busca. Creo que no ha llovido aunque hemos tenido mucha niebla y la tienda estaba empapada por la humedad. Volvemos a subir al cerro de los monumentos para salir al camino general que nos llevará hasta Sacañet, descendiendo primero por una pista y por un sendero a continuación, muy bonito y a media ladera, subiendo y bajando hasta un llano denominado El Prado, donde hacemos un alto, luego ascendiendo suavemente por un camino de piedras sueltas hasta llegar al Collado de las Monjas, desde donde se divisa Sacañet. Descendemos con hambre, en el pueblo hay un bar de cazadores, la llegada la hacemos por un camino herboso que nuestros pies agradecen, aunque no nuestro estomago al descubrir que el bar está cerrado, así que nos sentamos en la plaza y nos comemos unas barritas energéticas para justificarnos con nuestro aparato digestivo. En la plaza una señora juega con su hijo, ella nos indica que en el pueblo no hay ninguna tienda para comprar provisiones así que continuamos después de una breve parada. La salida del pueblo se hace remontando un barranco seco en suave ascenso hasta una colada a la derecha que nos lleva hasta el Cerro de la Bellida donde hay una antena y muchos pozos de nieve, debía de haber sido típico por la zona bajar la nieve en los animales para congelar carne o pescado. Descendiendo llegamos hasta el pueblo de Canales donde según nuestra guía no hay bar ni tienda así que la idea es pasar de largo, pero una familia nos indica que han abierto una casa de comidas así que nos dirigimos a la casa como locos. Casa Fram, llamamos pero nadie contesta, una vecina sale y nos informa que el tal Fram ha trabajado de noche y que debe de estar durmiendo que llamemos más fuerte, no entiendo como se puede tener una casa de comidas y dormir a mediodía. Volvemos a llamar, nada, nos tomamos otra barrita y partimos, estamos teniendo verdadera mala suerte con la comida. Volvemos a subir bordeando el Cerro de la Viruela para descender en pronunciada pendiente hasta un collado donde se unen nuestro gr 10 al gr 7. Descendemos a la izquierda hasta alcanzar el nivel del río Andilla dejando un puente antigua a la derecha, cruzamos y continuamos por su margen derecha, llegando a un lugar muy bonito con mesas y barbacoa llamada La Fuente del Señor, donde un poco mas abajo existe una bonita zona de baños. Andilla se ve al fondo, nuestro final de etapa, en la guía dice que tenemos alojamiento tienda y bar, Andilla se encuentra en una loma y tiene además de la iglesia una bonita cúpula que no sabemos que será. La entrada del pueblo deja mucho que desear y al llegar, nuestro gozo en un pozo, ni bar ni tienda ni alojamiento, nada de nada, y nosotros sin comer, una señora nos dice que en La Pobleta, que es un pueblo a tres kilómetros pero fuera de nuestra ruta hay bar y que dan comida y seguramente alojamiento, pero estamos derrotados, aunque tenemos que buscar comida como sea, así que decidimos aventurarnos hasta La Pobleta y al llegar ¡ milagro! Un bar pero la señora muy “amablemente” nos dice que de comer nada, aunque si hay tienda pero el señor está jugando la partida de dominó, cuando termine, nos abrirá la tienda, mientras tomamos un café y un té con un gofree. Hacemos acopio de provisiones y nos volvemos hasta Andilla, donde al llegar encontramos abierto un club social de jubilados, así que entramos a tomar una cerveza, allí sí muy amablemente nos invitan a buñuelos y a un trozo de coca que han hecho las señoras del lugar, de paso entablamos conversación con un señor de Valencia que viene a Andilla a alejarse de las Fallas, y una señora de la localidad, donde desde el fútbol a la política pasamos un rato muy agradable. Tratamos de convencerles para que nos dejaran dormir en el local pero nos dijeron que no, anteriormente teníamos avistado un lavadero muy limpio y techado, y allí fue donde montamos la tienda, nos lavamos muy bien en el lavadero, aunque con bastante frío y comimos las provisiones que habíamos comprado. Sobre las 22:00 h nos metimos en la tienda, dormimos de maravilla.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta