Dificultad técnica   Moderado

Coordenadas 235

Fecha de subida 20 de mayo de 2008

Fecha de realización octubre 2006

-
-
1.408 m
1.091 m
0
3,9
7,9
15,77 km

Vista 4144 veces, descargada 214 veces

cerca de Canales, Comunidad Valenciana (España)

Hemos dormido perfectamente, un buen sitio donde no corría el viento, aunque de vez en cuanto había que espantar algún gato que se acercaba al olor de la comida. La salida de Andilla hasta llegar de nuevo al cruce donde confluyen el gr. 10 con el gr. 7 se hace en suave descenso. Volvemos a ver el cartel indicador del cruce que está equivocado, justamente al contrario de cómo debían de estar.
Comenzamos a subir por una pista en dirección a la Ermita de Barbés, donde a los pocos kilómetros abandonamos la pista para tomar un sendero a la derecha y que en una rampa más pronunciada nos sube hasta la ermita, donde hacemos una parada que aprovechamos para llenar las cantimploras. La ermita está dedicada a Sta. Margarita. Después de hacer algunas fotos y disfrutar de bonitas vistas a lo lejos de Andilla y La Pobleta partimos en fuerte ascenso que nos lleva hasta el Collado de Barbés, lugar que separa la Comunidad valenciana de la aragonesa. Entramos en la provincia de Teruel descendiendo suavemente y con un paisaje completamente diferente, mucho más seco y árido y bastante despoblado, con algunos pinares aislados, hasta llegar a una zona muy verde y bonita junto a la Fuente de la Trasuela, momento que aprovechamos para hacer otro alto y tumbarnos en la hierba, pues es un pequeño oasis entre tanta zona seca. Continuamos, girando a la derecha para descender por una pendiente bastante empinada hasta llegar al final, para tomar una pista y un sendero que vuelve a ascender hasta una nueva pista, ya en un collado, donde tomamos una nueva pista a la izquierda, y donde la señalización deja bastante que desear. Adivinamos el camino y encontramos la señal nuevamente pasando por una charca y entrando en un pinar que va transformando completamente el paisaje haciendo más frondosa la zona, y descendiendo vertiginosamente por una pista con una pendiente fuera de lo normal, el camino en sentido contrario debe de ser terrorífico. Llegamos al fondo del Barranco del Magallón, continuando a la izquierda hasta el final, desembocando en campo abierto con algunas terrazas hasta llegar a las Casas de Enmedio de la Cervera, que son tres grupos de casas, casi todas abandonadas que pertenecen a la aldea de La Cervera y que dependen de Abejuela. Hacemos una parada en medio de casa abandonadas con restos de coches abandonados igualmente, un Seat 600 y un Seat 1500 son los únicos que nos acompañan en nuestro descanso, que aprovechamos para reponer fuerzas. En menos de media hora estamos otra vez en marcha, continuando por la pista que traíamos para abandonarla en una curva donde continuamos recto por un sendero en ascenso remontando el Barranco de Travinarejo hasta llegar a un cruce de pistas, tomando la de la derecha que desciende y no la de la izquierda tal y como indica nuestra guía. Poco después volvemos a tomar otro sendero en ascenso hasta un punto desde donde divisamos Abejuela. Descendemos hasta una pista que en una pronunciada curva nos acerca hasta el pueblo, donde lo primero que vemos es un lavadero, ya tenemos donde pasar la noche, con zona de barbacoas y mesas, desde luego es buen sitio para acampar, pero en el pueblo, esta vez sí, hay una posada rural con restaurante, así que decidimos coger una habitación para dormir y darnos una buena ducha. Aunque llegamos a mediodía, decidimos tomarnos un día con calma, así que nos tomamos una coca cola, nos duchamos y bajamos a comer. Por la tarde damos una vuelta por el pueblo, aunque es bastante pequeño y lo vemos enseguida. Nos sentamos en el salón del hotel y vemos televisión y así pasamos la tarde. El dueño es un poco sieso y tiene una cara de aburrido que no se tiene, pero bueno a nosotros nos da lo mismo, nosotros recuperamos bastante con este día, mañana saldremos como motos.

Comentarios

    Añade un comentario (como Luis do Freixo)  o Haz tu propia valoración