• Foto de Gr10 13ª Ocentejo-Cifuentes
  • Foto de Gr10 13ª Ocentejo-Cifuentes
  • Foto de Gr10 13ª Ocentejo-Cifuentes
  • Foto de Gr10 13ª Ocentejo-Cifuentes
  • Foto de Gr10 13ª Ocentejo-Cifuentes
  • Foto de Gr10 13ª Ocentejo-Cifuentes

Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  10 horas 6 minutos

Coordenadas 583

Fecha de subida 21 de mayo de 2008

Fecha de realización marzo 2005

-
-
1.050 m
775 m
0
7,8
16
31,27 km

Vista 3660 veces, descargada 206 veces

cerca de Ocentejo, Castilla-La Mancha (España)

11 de Marzo de 2005
13ª Etapa Ocentejo-Cifuentes
Distancia: 31,09 Km
Asc. Acum. : 800 m
Desc. Acum. : 812 m
Altura máx.: 1.039 m
Altura min. : 783 m
Valoración: 7
Señalización: Regular, complicado hasta Oter, buena hasta Carrascosa de Tajo, se pierde la señal al llegar a los campos de labor entre Carrascosa y Sotoca de Tajo, buena hasta Cifuentes


La noche ha sido muy dura, mucho frío y la tienda encima del césped de un pequeño parque, no presagiaba buena temperatura, después de meterme dentro del saco intenté entrar en calor rápidamente, cosa que no fue posible, pero poco a poco me fui quedando dormido, aunque desperté varias veces cuando dejaba parte del cuerpo fuera del saco y por la mañana el saco estaba empapado a causa del vaho y de la respiración de toda la noche, lo saqué de la tienda para que se oreara y lo que pasó es que se congeló el saco, al igual que la cantimplora que también estaba congelada. El interior de la tienda estaba cubierto con una capa de escarcha que arrastrabas al pasar las uñas de la mano. Ayer quedamos con el señor del bar para darnos de desayunar a pesar de estar cerrado, la verdad que se portó fenomenal y a nosotros nos vino muy bien, unos cola caos calientes nos hacen olvidar el frío de la noche, además acompañados de unas rosquillas de aceite muy ricas, que nos ponen las pilas, así que nada más terminar comenzamos a caminar, son las 9:00 horas. Partimos por la carretera asfaltada que va a Valtablado de Río, desviándonos enseguida a la derecha por una pista forestal en ascenso suave por la ladera de la derecha del valle, con bonitas vistas del mismo. Al llegar al alto llaneamos dejando atrás varios cruces de pista y catacrack, nos equivocamos y tomamos la pista que baja hasta Valtablado de Río en dirección sur, cuando nosotros debemos de continuar al oeste. Después de caminar alrededor de dos kilómetros, volvemos atrás intentando buscar un atajo a través del monte pero fue un error pues descendemos bastante para volver de nuevo atrás, la maleza no nos permite el paso, y al final, después de dos horas y media y de hacer seis kilómetros de más encontramos la pista, dirección oeste que nos baja hasta la localidad de Oter donde volvemos a tomar las marcas rojas y blancas del gr 10. Hacemos una parada para coger agua y una foto junto a una campana situada en el patio de la iglesia. Dejamos Oter por una pista con una fuente a la salida del pueblo que se encuentra situada al lado de un nogal, esta pista la cambiamos por un bonito sendero que asciende por la ladera derecha del valle y que topa con un nuevo cartel de restricción y que nos intenta desviar a la derecha del sendero en fuerte pendiente, pero decidimos no hacerle caso, ya hemos tenido suficientes problemas en la restricción anterior. El sendero es precioso y muere en una pista en ascenso que volteamos en un pequeño collado desde donde vemos Carrascosa de Tajo, poco antes vemos el cartel de restricción del sendero en sentido contrario. La vista de Carrascosa de Tajo es bastante peculiar pues a su izquierda se divisa un monte que destaca por encima de los demás y que se llama Las tetas de Viana, y a su derecha las dos torres de refrigeración de la central nuclear de Trillo. Enseguida llegamos a Carrascosa de Tajo, haciendo una parada en la plaza en compañía de dos perros, que es lo único vivo que se divisa en el pueblo. Cuando terminamos de reponer un poco de sólido y de rellenar las cantimploras salimos por un camino que pasa por la puerta del cementerio, la señalización no es tan buena, tardamos un poco en centrar la salida a pesar de que el track de la ruta marca perfectamente el camino, pero el track no es de fiar, ya se ha desplazado varias veces. Las torre de la central, siempre de frente, hasta que llegamos a unos campos de labor y de nuevo perdemos la señal, atravesamos estos campos para encontrar un carril sin señalizar que va en la misma dirección, aunque no es el correcto. Atravesamos el arroyo del Barranco del Prondón y tomamos otra pista que circula a la derecha de los campos, el camino debe de ir por la izquierda pero nosotros no logramos localizarlo, hasta avanzar un kilómetro adelante, donde el camino real atraviesa el mismo barranco para entrar en la misma pista por la que nosotros caminamos, giramos a la derecha y ascendemos hasta un collado con una bonita vista de Las tetas de Viana, descendiendo a continuación hasta Sotoca de Tajo, y entrando en el pueblo por un camino al lado del campo de fútbol. Volvemos a descansar y comemos un pequeño bocadillo, todavía nos queda pan y algo de comida para terminar la ruta y lo hacemos sentados en las escaleras del centro de salud. Al cabo de veinte minutos salimos del pueblo por una carretera que dejamos inmediatamente por un carril a la izquierda antes de llegar a la Ermita de San Martín. Caminamos por ella, hasta ver un barranco que sale frente a nosotros por el que penetramos, ya en un sendero bastante interesante y que remonta dicho barranco hasta llegar al borde de un pequeño collado para descender por una pista ancha desde donde se ve el pueblo de Ruguilla a tan solo 3 kilómetros de Sotoca de Tajo. Hacemos una pequeña parada sentados en los escalones de la Picota de Ruguilla. Son la 17:40 y nos quedan seis kilómetros, así que partimos rápido para que no se haga de noche, aunque no hay problema pues es una pista ancha, sin pérdida y que penetra en un bonito bosque de pinos después de pasar un cutre campo de golf donde un matrimonio golpea las bolas. Pasando el pinar, divisamos Cifuentes, capital de la Alcarria, localidad más grande con aproximadamente 2.800 habitantes y con varios hoteles y restaurantes y tiendas para provisiones. Nos alojamos en el hostal San Roque, y después de una buena ducha, visitamos el pueblo y nos vamos a cenar a un bonito restaurante denominado Asador “el Rincón”, donde el dueño acepta darnos un menú por 10 € muy bueno a base de Pote asturiano, Ternera rellena con patatas fritas, Tarta de Santiago y una infusión acompañada de un licor de hiervas para terminar. El lugar es una cueva y en su interior se encuentran las mesas del local, bonito sitio. Después de cenar nos dirigimos al hotel y nos metemos en la cama sobre las 22 horas.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta