• Foto de Gr10 16ª Bujalaro-Arbancón
  • Foto de Gr10 16ª Bujalaro-Arbancón
  • Foto de Gr10 16ª Bujalaro-Arbancón
  • Foto de Gr10 16ª Bujalaro-Arbancón
  • Foto de Gr10 16ª Bujalaro-Arbancón
  • Foto de Gr10 16ª Bujalaro-Arbancón

Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  9 horas 39 minutos

Coordenadas 519

Fecha de subida 22 de mayo de 2008

Fecha de realización marzo 2005

-
-
1.007 m
765 m
0
7,6
15
30,26 km

Vista 2988 veces, descargada 173 veces

cerca de Bujalaro, Castilla-La Mancha (España)

14 de Marzo de 2005
16ª Etapa Bujalaro-Arbancón
Distancia: 30,10 Km
Asc. Acum. : 564 m
Desc. Acum. : 559 m
Altura máx.: 1.002 m
Altura min. : 763 m
Valoración: 3
Señalización: Regular, el cruce del collado para descender a Jadraque es bastante complicado, al igual que la salida de Carrascosa, a partir de Jadraque la señalización es escasa

Aunque la casa rural está muy bien y la habitación resultó ser muy cómoda, yo no he dormido bien, me dolían los pies, y no he descansado hasta que no se han descargado un poco. Al levantarnos, la señora de la casa nos dejó preparado café y magdalenas para desayunar, mientras lo hacíamos, llegó Luis, el marido, al terminar el desayuno, nos despedimos y partimos, de un agradable lugar que recomendaremos a Ángel de Juan, el autor de la guía para que lo recalque en próximas ediciones, ya que pasa el gr. 10 por la puerta de la casa. Salimos por una amplia pista que asciende paralela al barranco del Arroyo del Rey, poco antes de llegar al collado encontramos a la izquierda la Fuente del Rey. Al llegar arriba, giramos a la derecha y poco más adelante otro cruce y nuevo cata crack pues giramos a la derecha tomando un camino que no es, durante kilómetro y medio lo seguimos hasta darnos cuenta que es un camino equivocado, volvemos atrás otro kilómetro y medio y vemos que el cruce está excesivamente señalizado pero no bien, pues nos percatamos que podía dar lugar a error y fue exactamente lo que nos pasó, en vez de girar de nuevo a la derecha, debemos continuar de frente hasta un encinar y descender por un barranco hasta llegar a la localidad de Jadraque, con su famoso castillo a la izquierda, muy fotogénico por cierto. Cruzamos el pueblo hasta llegar a una zona céntrica donde compramos churros para desayunar, que acompañamos con un café en una cafetería cercana, Pepe acompañó el café con una bayonesa. Salimos de Jadraque por la calle del Silo y por una gran pista, dejando el río Henares a nuestra derecha, caminando entre campos de labor, el cielo está nublado y caen algunas gotas aunque aguantamos antes de colocarnos nuestras prendas de lluvia. Llegamos a una zona de chopos que seguimos hasta cruzar el Henares por una pasarela metálica, frente al apeadero de Ffcc. de Carrascosa de Henares, cruzamos las vías y hacemos un alto en la plaza, Pepe ha ido a comprar unas cocas mientras yo me cambio el calzado, el talón de Aquiles no lo llevo muy bien, así que voy a base de crema antiinflamatoria, comemos unas manzanas, nos tomamos las cocas y descansamos un rato, para salir poco después del pueblo por una pista al lado del frontón, que parte de la carretera de Espinosa de Henares, ascendiendo por una pista, hasta cruzar la carretera que va de Jadraque a Espinosa, continuando de frente por una pista entre campos de labor, bastante pesada y en línea recta, al llegar a una gran pila de al pacas giramos a la izquierda, cambiando un poco el paisaje, caminando a media ladera en continuos sube y baja hasta voltear un collado desde donde vemos la bonita ciudad de Cogolludo, entrando en ella por la Ermita de San Antón. Al llegar a la plaza porticada nos quedamos impresionados ante la bonita fachada del Palacio de los duques de Medinaceli y que marca la diferencia con el resto de edificios, aunque también destacan las Iglesias de San Pedro y de Santa María. Descansamos y tomamos unas cervezas en un bar de la propia plaza aprovechando para leer la prensa del día. La salida del pueblo la hacemos en descenso desde la plaza por la calle El Caño y por la Ermita de San Miguel y por una pista llevando a la derecha el arroyo del Arbancón, que cruzamos por un puente y poco después lo volvemos a cruzar por otro puente continuando por una nueva pista que termina a la entrada del pueblo de Arbancón, fin de etapa. Pernoctamos en un hostal rural denominado “El balcón de Arbancón” regentado por un anciano que mas que atraer al personal lo echa, las habitaciones lo mínimo que se vende, camas muy pequeñas y el servicio para no correr, la cena muy bien, pues tienen a dos chicas rusas que en realidad son las que trabajan el bar y cocinan muy bien y son muy simpáticas.

Comentarios

    Añade un comentario (como Luis do Freixo)  o Haz tu propia valoración