• Foto de Gr10 17ª Arbancón-Alpedrete de la Sierra
  • Foto de Gr10 17ª Arbancón-Alpedrete de la Sierra
  • Foto de Gr10 17ª Arbancón-Alpedrete de la Sierra
  • Foto de Gr10 17ª Arbancón-Alpedrete de la Sierra
  • Foto de Gr10 17ª Arbancón-Alpedrete de la Sierra
  • Foto de Gr10 17ª Arbancón-Alpedrete de la Sierra

Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  11 horas 15 minutos

Coordenadas 607

Fecha de subida 22 de mayo de 2008

Fecha de realización marzo 2005

-
-
1.088 m
810 m
0
10
20
40,38 km

Vista 3898 veces, descargada 226 veces

cerca de Arbancón, Castilla-La Mancha (España)

15 de Marzo de 2005
17ª Etapa Arbancón-Alpedrete de la Sierra
Distancia: 40.14 Km
Asc. Acum. : 887 m
Desc. Acum. : 882 m
Altura máx.: 1.069 m
Altura min. : 809 m
Valoración: 7.5
Señalización: Regular, problemas en los llanos, sin señalizar interior de los pueblos, imprescindible guía.


Esta mañana, después de dormir en las camas de los pin y pon, nos hemos lavado en el cuarto de baño del que había que salirse para secarse y no se puede hacer las necesidades en el servicio con la puerta cerrada porque no se coge, de todas formas nos hemos levantado con ánimo para emprender la penúltima etapa, hemos bajado a desayunar y lo único alegre y que merecía la pena del sitio era la chica rusa que atendía la barra del hostal, muy amable nos disculpó del trato del viejo, que lo único que hacía era echar a los clientes, de todas formas la cena estuvo bien y el desayuno también y era económico así que le daremos un aprobado, bajo, pero aprobado.
Partimos en dirección a unas antenas de ayuda a la navegación que hay en un cerro y poco después por la Ermita de la Virgen de la Salceda que es la patrona de Arbancón y a partir de aquí comenzamos a subir por pistas con diversos cruces mal señalizados y que gracias a la guía y al track pudimos solventar. Al llegar al alto el camino entra en un bosque de pinos, hasta que comenzamos a bajar en vertiginosa pendiente, al fondo vemos el pico Ocejón y la sierra de Guadalajara. Llegamos a la carretera de Tamajón a Cogolludo, cruzamos el puente sobre el arroyo de la Hontaria y después de 1,5 kilómetros llegamos a Muriel. Tomamos un café con unas magdalenas y la señora del bar nos explica la salida en dirección a Tamajón, que comienza subiendo por un olivar, remontando un barranco para, al llegar al collado girar a la izquierda por un bonito sendero a media ladera entre jaras cubiertas por líquenes que nos lleva poco después paralelo al arroyo de Sacedoncillo, que cruzamos antes de entrar en las calles de este pueblo derruido y abandonado, donde solamente pastan las ovejas y el pastor descansa cómodamente vigilándolas. El pastor nos indica varios caminos para llegar a Tamajón, de todas formas nosotros seguimos las marcas rojas y blancas del gr 10 y después de seguir el camino hasta unas choperas a la vera de un arroyo, remontamos este hasta el final del barranco donde el camino se hace mas visible. Lo seguimos hasta llegar a Tamajón. Aquí teníamos previsto contratar un taxista para que nos recogiera en Valdesotos y nos trajera a dormir a Tamajón pues en Valdesotos y pueblos de alrededor no existe alojamiento. Entramos en el bar “La Parada” y tomando unas cervezas la señora del bar nos dice que no hay taxista ni alojamiento, así que nuestro gozo en un pozo. Pepe, intenta localizar a su hermano y a un amigo para que nos venga a recoger para ir a dormir a Madrid y dar por terminado nuestro periplo por la provincia de Guadalajara pero poco después recibimos varias llamada de nuestra amiga Puri que está en una reunión en Guadalajara y que se irá esta noche a Mérida, así que nos ponemos las pilas y comenzamos a acelerar el ritmo para poder llegar en el día de hoy al Pontón de la Oliva, cosa que vemos difícil, pues vamos mal de hora y son 46 kilómetros, ya veremos. Salimos de Tamajón después de darme crema antiinflamatoria en el talón de Aquiles del pie derecho que lo llevo arrastrando, parece que me va bien y descendemos por un bonito camino, cruzamos el arroyo Las Damas y nos encontramos con cuatro ciclistas con sus mountain bike en sentido contrario que nos dan referencias del camino. Continuamos hasta llegar a las primeras casas de Retiendas, descendiendo por la calle principal hasta la salida del pueblo donde encontramos un mesón, paramos y comemos unos bocatas de tortilla con unas cervezas, partimos enseguida pues el tiempo aprieta y quedan muchos kilómetros, y mi pié tampoco está al cien por cien. Tomamos la pista que nos lleva hasta las ruinas del Monasterio de Bonaval, bonito sitio pero pronto se derruirá pues no se ven visos de reconstrucción. Después de visitarlo seguimos por la pista a la vera del río Jarama, esta pista se convierte en sendero penetrando en un magnifico cañón que seguimos hasta el final, girando a la izquierda por una senda entre jaras, hasta llegar a la carretera, remontando la que va a Valdesotos durante un kilómetro, hacemos una pequeña parada en el pueblo para tomar agua, le preguntamos a un inmigrante del este si hay bar o teléfono, respuesta negativa. Salimos de Valdesotos en fuerte subida para descender después por un sembrado hasta una pista que tomamos a la derecha para llegar al pueblo de Tortuero después de cruzar el arroyo Valhondillo, dejando el puente medieval a la derecha, hacemos una parada en el bar ¡cerrado! Tomamos unas barritas y continuamos ascendiendo de nuevo hasta un collado y en continuos subibajas entre caminos despoblados de árboles llegamos ya de noche a Alpedrete de la Sierra. ¡Se acabó!, no continuamos, es casi de noche y quedan cinco kilómetros y medio para llegar al Pontón de la Oliva, la próxima vez será. Poco después llega Puri, nos volvemos para Mérida.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta