-
-
2.014 m
1.113 m
0
6,2
12
24,83 km

Vista 4599 veces, descargada 258 veces

cerca de Cercedilla, Comunidad de Madrid (España)

12 de Marzo de 2006
21ª Etapa Cercedilla-Alto de los Leones
Distancia: 24,59 Km
Asc. Acum. : 1.443 m
Desc. Acum. : 1.316 m
Altura máx.: 2.010 m
Altura min. : 1.122 m
Valoración: 8
Tiempo de marcha: 8 horas 45 minutos
Señalización: Regular, en Cercedilla sin señales. Hasta La Peñota bastante bien, desde aquí al alto de los Leones regular.

La partida del alberque de El Escorial a las 7:15 para tomar el autobús que nos baja hasta la estación de ferrocarril, tomamos el tren hasta Villalba, aquí tenemos media hora que aprovechamos para desayunar un buen bizcocho que hemos comprado y un litro de batido de chocolate, poco tiempo después tomamos el tren que nos lleva hasta Cercedilla.
Comenzamos a caminar hasta el paso a nivel donde abandonamos la etapa ayer, y comenzamos a subir por la carretera paralela a la vía de ferrocarril que asciende hasta la estación de Cotos, un tren adelanta por la derecha, la gente mira por los cristales, van con sus esquíes a disfrutar de la nieve. Al llegar a la altura de la estación de Camorritos, nos desviamos a la izquierda para ascender por una pista entre preciosas viviendas que en otro tiempo albergarían a la gente guapa de la alta sociedad madrileña. A una altura aproximada de 1.500 m. la nieve comienza a aparecer y se va acumulando en las zonas de umbría dominando los espacios soleados. Al llegar al alto, alcanzamos la famosa “carretera de la Republica” que tomamos a la derecha, esta ancha pista nos lleva hasta el Puerto de la Fuenfría, teniendo a nuestra izquierda todo el cordel de picos y nuestra ruta. Cruce de pistas donde confluyen el gr10 con el Camino de Santiago que parte de Madrid y que sube por la Calzada Romana de la Fuenfría del siglo I d. C. de la época de Vespasiano y que unía Titulcia (cerca de Aranjuez) con Segovia, aunque hay otra versión, desde Segovia hasta el sur por El Escorial y por los restos de la calzada denominada de La Machota, cerca de Zarzalejos. Se utilizó hasta 1788 cuando se construyó el paso por el Puerto de Navacerrada. De frente tenemos Montón de Trigo cubierto por la nieve y zarandeado por algunas nubes movidas por la fuerza del viento, a pesar de que el cielo está casi todo despejado, a su izquierda Peña del Águila, nuestro próximo ascenso, como digo, el día buenísimo para caminar. En la Fuenfría reponemos algo de alimento, poco tiempo, pues enseguida tomamos la vereda del Infante por la ladera sur de la Peña Bercial y que terminará en el collado de Marichiva. Un grupo de montañeros descansa en el collado pero nosotros no paramos comenzando rápidamente el ascenso, abandonando la pista para entre la nieve subir con paso lento hasta alcanzar la cota máxima del día, los 2.008 metros de la Peña del Águila, larga y dura por las condiciones, pero compensada al llegar a la cima por las espléndidas vistas: de espaldas al ascenso, la Mujer Muerta y el Montón de Trigo, al fondo Peñalara, a la derecha Siete Picos y la Maliciosa. Después de la foto de rigor, descendemos siguiendo el muro de piedras hasta el Collado de Cerromalejo para ascender rápidamente hasta la siguiente cumbre, La Peñota (1.945 m.) mucha nieve blanda que hace que nuestros pasos se claven hasta las rodillas. Los últimos metros, muy duros, por las rocas y el hielo, que hace que subamos con precaución hasta culminar la cima. El descenso ha sido todavía mas complicado, hasta descender al collado de Gibraltar, donde disminuye el nivel de nieve convirtiéndose nuestros pasos en más seguros. Volteamos el Cerro de la Mostaja, la Peña del Cuervo, el Cerro de Matalafuente, la Peña del Arcipreste de Hita, y el Cerro de la Sevillana, desde donde descendemos hasta el Alto de los Leones. Cruzamos la carretera del Puerto de Guadarrama y continuamos por el gr 10 durante un kilómetro más, y lo abandonamos para descender por una pista que nos lleva hasta Casa Tere, donde tenemos la furgoneta para volver al albergue, pero después de tomar un té en Casa Tere. Tomamos el coche y descendemos por la carretera para toparnos con la gran cola de vehículos que retorna a Madrid, después del fin de semana. Al rato de estar en la fila, se nota que la paciencia de los madrileños es una virtud que nosotros no tenemos, así que damos la vuelta para buscar un atajo por una pista que va hasta Peguerinos, y después de varios kilómetros y al entrar en la provincia de Segovia, vemos que la pista no la han limpiado y se encuentra completamente cubierta de nieve, por lo que damos la vuelta para volver a incorporarnos a la cola de nuevo y aceptar nuestro destino, o sea no llegar al albergue para cenar, así que al llegar al Escorial, sobre las 21:00 horas, paramos en una pizzería “La Española” para cenar algo. Enseguida nos vamos al albergue, mañana tenemos otra dura etapa.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta