-
-
851 m
655 m
0
9,1
18
36,23 km

Vista 3645 veces, descargada 199 veces

cerca de El Tiemblo, Castilla y León (España)

17 de Marzo de 2006
26ª Etapa El Tiemblo-Burgohondo
Distancia: 36,12 Km.
Asc. Acum. : 720 m
Desc. Acum. : 653 m
Altura máx.: 849 m
Altura min. : 610 m
Valoración: 6,5
Tiempo de marcha: 9 horas 50 minutos
Señalización: Buena, excepto en un par de puntos conflictivos, pro en general, bien.

Partimos del Tiemblo a las 8:05 después de darnos un gran desayuno en la habitación del hotel Tigaray y que habíamos comprado el día anterior. No hemos visto ningún tipo de señalización por El Tiemblo así que pensamos que el gr. no pasa por aquí, sino por Cebreros, así que nos basamos en el track que Pepe sacó como apoyo para realizar este tramo y que nos ha servido de gran ayuda. A la salida del Tiemblo tomamos un camino en descenso que parte de una carretera secundaria a la altura de las laderas y que en un momento determinado dejamos, para tomar un sendero que vuelve a subir hasta la carretera y que atravesamos, para continuar por el otro lado ascendiendo un poco más y descender a continuación hasta la presa del Embalse de Burguillos, donde comenzamos a ver señales del gr10, por lo que nos da más motivos para pensar que el sendero viene desde Cebreros para continuar sobre la presa del embalse. Gran alegría al estar sobre el camino correcto. Seguimos por el margen derecho del embalse, a partir de aquí, la señalización es bastante buena, llegando a la zona de Las Cabreras, con hotel y bar cerrado por descanso y es en este punto donde comienza la zona protegida como Reserva natural del valle de Iruelas y que cada vez se hace mas interesante aunque seguimos por la carretera, con poco trafico pero asfalto al fin y al cabo, hasta llegar a una zona de acampada donde abandonamos la carretera, para tomar un camino a la derecha en el mismo camping, aunque las marcas van por la carretera decidimos seguir el track que llevamos, entre dicha carretera y la orilla del embalse por lo que no tenemos pérdida, además el camino que nosotros llevamos también está señalizado con marcas del gr10, pero llegamos a una pradera donde una estaca nos marca la última señal y no tenemos continuación así que a tirar de GPS, después de rodear la pradera intentando encontrar alguna marca. Al final, seguimos una rodada con marcas blancas y azules que nos retornan a la carretera donde volvemos a encontrar las blancas y rojas indicativas de nuestro camino. Así llegamos a La Rinconada donde al parecer finaliza la señalización y donde hacemos una parada para comer. Tenemos dos direcciones para seguir: derecha o izquierda. Al no ver señalización optamos por seguir a la derecha bordeando el pantano, opción equivocada pues era a la izquierda y que luego y después de algunos kilómetros volvemos a encontrar a la altura de unos corrales. Seguimos las marcas y seguimos bordeando el embalse. La entrada del río Alberche al pantano se hace por una zona encajonada y donde la pista se hace sendero para pasar junto al río entre las dos paredes. En un momento dado, el camino se separa del río, comienza a llover tal y como se preveía, paramos a equiparnos y continuamos entre bonitos prados donde pastan las famosas vacas avileñas de tanta tradición por sus famosos chuletones. Comienzan a verse las primeras casas de Navaluenga, paramos en un bar que hay a la entrada del Puente Romano donde tomamos unas cervezas con sus respectivas tapas y donde los dueños nos dejan comer un bocadillo que llevábamos. Llueve intensamente, el último tramo del día lo vamos a pasar mal. Después de treinta minutos de descanso, decidimos salir, puestos a llegar empapados pero con decisión, así que cruzamos el puente y el pueblo de Navaluenga, saliendo por una pista paralela a la carretera que comunica con Burgohondo y que es también nuestro final de etapa. La pista, entre el río Alberche y la carretera es muy cómoda y muy bien señalizada y que nos lleva después de seis kilómetros a otra carretera donde a la izquierda parte una variante del gr10, el gr10.1 en dirección a Villanueva de Ávila y que se une al gr. 111 con dirección a los pueblos de la comarca de la Vera ya en Extremadura. Nosotros seguimos por la derecha y que en un kilómetro nos pone en Burgohondo. Hemos llegado bastante mojados pero la posada rural que hemos reservado para dormir es un lujo para los sentidos “El Linar del Zaire” una preciosidad y que vamos a disfrutar después del día tan largo y duro que hemos tenido. Salimos a cenar en uno de los bares del pueblo y enseguida volvimos a la posada para relajarnos y descansar para la etapa de mañana.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta