• Foto de Gr10 42ª Alcafoces-Idanha a Nova
  • Foto de Gr10 42ª Alcafoces-Idanha a Nova
  • Foto de Gr10 42ª Alcafoces-Idanha a Nova
  • Foto de Gr10 42ª Alcafoces-Idanha a Nova
  • Foto de Gr10 42ª Alcafoces-Idanha a Nova
  • Foto de Gr10 42ª Alcafoces-Idanha a Nova

Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  3 horas 57 minutos

Coordenadas 546

Fecha de subida 1 de junio de 2008

Fecha de realización octubre 2007

-
-
401 m
213 m
0
4,9
9,8
19,59 km

Vista 4633 veces, descargada 188 veces

cerca de Alcafozes, Castelo Branco (Portugal)

8 de Abril de 2007
42ª Etapa Alcafoces-Idanha a Nova
Distancia: 22,56 Km
Asc. Acum. : 412 m
Desc. Acum. : 461 m
Altura máx.: 403 m
Altura min. : 185 m.
Tiempo de marcha: 6 horas 10 minutos
Valoración: 7
Señalización: Escasa hasta Ntra. Sra. de Almortao. Casi nula hasta el pantano y escasa hasta Idanha a Nova.

Hemos aprovechado el Domingo de Resurrección para seguir avanzando en este gran recorrido entre Valencia y Lisboa, un recorrido lleno de grandes sensaciones donde se pueden observar todo tipo de olores y sabores, pues unas zonas se hacen en invierno, otras en verano, unos paisajes son muy frondosos, otros más secos o montañosos, la variedad es total, y ahora en plena primavera cuando el colorido es espectacular, las flores están en su máximo apogeo y las últimas lluvias han dejado el terreno perfecto para realizar este camino.
Salimos de Mérida a las 6:00, un grupo de 8 personas, hemos quedado en Alcafoces y Paco Corado y Puri han llevado los dos coches a Idanha a Nova para dejar uno y volverse a Alcafoces a comenzar la etapa.
Hemos partido a las 9:27 por una calle asfaltada en ascenso, pasamos el cementerio después una gran curva y en la parte alta, una zona de esparcimiento con la ermita de Nuestra Sra. de Loreto, un monumento con una avioneta y al otro lado de la carretera una pequeña plaza de toros. Poco después cruzamos la carretera de Zebreira por la que hemos llegado hasta Alcafoces, seguimos por la pista asfaltada que poco después se convierte en pista de tierra y que continuamos durante un largo trecho, llegamos a un cruce de caminos y seguimos de frente penetrando poco después en un bosque de eucaliptos que se transforma a continuación en un alcornocal. A los 8 km. llegamos a la Ermita de Ntra. Sra. do Almurtâo, bastante nueva y con una gran zona de esparcimiento, debe de ser una ermita muy concurrida por los devotos que llegaron a rezar mientras realizamos una parada y tomamos algo para comer. Partimos de nuevo hasta la salida de la zona de la ermita donde confluyen varias carreteras, nosotros tomamos la de la derecha, poco señalizada, pasamos el puente sobre el río Alcafozes y hay que estar atentos pues en un momento determinado, entre 800 m. y 1 km. hay que tomar un camino a la derecha que nosotros no vimos y tuvimos que ir monte a través para cortar y volver a encontrarlo, cosa que hacemos en un alto, alcanzando el vértice geodesico del Joao Nunes es un cruce de pistas. Descendemos hasta cruzar la carretera de Idanha a Alcafozes y tomar el camino de frente por un paso canadiense, donde pasta el ganado bovino y una zona de trigales muy bonita hasta llegar a un cortijo el Couto de Vale da Paragem donde tenemos que abrir y cerrar varias cancelas y donde se ve alguna que otra señal. A partir de aquí el camino se hace mas atractivo en el descenso al pantano Merechal Carmona que se divisa desde donde se encuentra el cortijo, al fondo la Sierra de la Estrella. El camino lo han ensanchado hace poco tiempo, antes era un carril, dejamos una fuente a la derecha, la Fonte da Serra y descendemos entre bellos campos de monte bajo, con el espino albar y la retama negra marcando el colorido de la zona, cruzamos una portilla y entramos en un trigal que rodeamos sin dejar el camino que nos lleva hasta el perímetro del barragem que comenzamos a rodear después de cerrar otra portilla donde nos indica la prohibición del paso en dirección contraria. Cruzamos un arroyo y poco después llegamos a un camping desde donde parte el Pr 2 o sendero de Egitânea que parte del camping hasta Idanha a Vella y que tiene 8,5 km. de longitud. Seguimos bordeando el pantano, aunque está muy subido por las últimas lluvias y a veces el agua cubre el camino. Se encuentran unas pequeñas edificaciones situadas en paralelo, que pueden ser pequeños cobertizos para los trabajadores en la construcción de la presa, bastante pequeñas o excesivamente grandes para cuartos de herramientas. Poco mas adelante el agua no nos permite seguir pues cubre el camino y a la altura de una casa abrimos una portilla para seguir por un sendero que se pierde enseguida en un campo cercado, volvemos a saltar la valla para llegar a un aliviadero donde se encuentra un monolito donde justifica la construcción de la presa como una gran obra del dictador Salazar. Después de un ligero descanso continuamos por la carretera que bordea la presa, la isla que se encuentra en medio es como un lugar idílico para construir una casa y pasar con una barca. Seguimos la carretera hasta llegar al barragem Marechal Carmona que cruzamos, salimos por unas pequeñas escaleras de cemento que salen a la izquierda y descendemos enseguida a la base de la presa por un camino muy cerrado y casi perdido por la vegetación donde las marcas se encuentran casi borradas hasta llegar a un carril a la altura del río y que tomamos a la izquierda. A partir de aquí la vegetación se multiplica entre retama, espinos y algunos alcornoques destacando sobre el resto de monte bajo. Ascendemos hasta una colladita donde hay una edificación, descendemos poco después hasta un punto donde el camino gira a la izquierda y la intención es seguir de frente, lo señalizamos con un hito pues falta la señal, seguimos descendiendo hasta una nueva edificación donde cruzamos un arroyo, afluente del Ponsul y tomamos un carril que poco después se convierte en pista asfaltada que ascendemos hasta un cruce que tomamos a la derecha por un bonito camino empedrado en ascenso donde una pareja de jóvenes portugueses están realizando el recorrido del gr 12 y que al igual que nosotros terminan en Idanha a Nova. Volvemos a cambiar el camino empedrado por una pista asfaltada, cruzamos la avenida circular externa de Idanha, entramos en sus calles finalizando en una placita con dos palmeras, aunque la ruta termina en la iglesia matriz

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta