• Foto de Gr10 43ª Idanha a Nova-Castelo Branco
  • Foto de Gr10 43ª Idanha a Nova-Castelo Branco
  • Foto de Gr10 43ª Idanha a Nova-Castelo Branco
  • Foto de Gr10 43ª Idanha a Nova-Castelo Branco
  • Foto de Gr10 43ª Idanha a Nova-Castelo Branco
  • Foto de Gr10 43ª Idanha a Nova-Castelo Branco

Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  4 horas 28 minutos

Coordenadas 515

Fecha de subida 1 de junio de 2008

Fecha de realización mayo 2007

-
-
403 m
0 m
0
8,4
17
33,57 km

Vista 4414 veces, descargada 192 veces

cerca de Senhora da Graça, Castelo Branco (Portugal)

5 de Mayo de 2007
43ª Etapa Idanha a Nova-Castelo Branco
Distancia: Km
Asc. Acum. : 424 m
Desc. Acum. : 463 m
Altura máx.: 405 m
Altura min. : 168 m.
Tiempo de marcha total: 8 horas 40 minutos
Tiempo de marcha en movimiento: 7 horas 34 minutos
Velocidad media en movimiento: 4,9 km./h.
Dificultad: 2 (por la distancia)
Valoración: 5,5
Señalización: Sin señalizar

Voy a ver si tengo suerte y no me desanimo, me quedan unos 350 km. para llegar a mi destino, la Torre Vasco de Gama en Lisboa y voy a intentarlo a partir de hoy y en solitario, el problema a partir de aquí es que hay que descubrir el camino, no está marcado y puedo darme de bruces en mas de una ocasión con alguna cerca, puerta o alguna zona por donde no se pueda transitar, de todas formas, no adelantaré acontecimientos. Mis dos compañeros de viaje que tenían previsto hacer esta parte conmigo, uno por una causa y otro por otra han tenido que interrumpir el viaje, así que, bueno, comenzaré en solitario y, hasta donde llegue. El amigo Pepe Ynat que era uno de ellos, me ha llevado en su coche hasta Idanha a Nova, hemos tomado un café con un bolo y él se ha marchado, yo preparo todo el equipo, conecto mi gps y arranco esta etapa que me llevará hasta Castelo Branco. Salgo a las 8:08 hora portuguesa, comienzo a descender por la carretera de salida, aunque enseguida tomo una desviación a la derecha por una calle de piedra, que antiguamente sería la única calle por la que se bajaría al llano desde esta localidad situado en el alto de la sierra. En zigzag llego hasta una carretera asfaltada, llaneando entre olivos, cruzo el río Ponsul por un puente encontrando de frente la ermita de Ntra. Sra. da Graça, me voy por la derecha y llego a la N-242 que tomo a la derecha, cruzo el ribeiro do Freixo y tomo una pista a la derecha, primer error, llego a una cancela y tengo que darme la vuelta, un kilómetro y medio de más. Continuo por la carretera y tomo otra pista que sale a la derecha, intento coger la margen izquierda del Ponsul, otra cancela me prohíbe el paso y debo darme la vuelta, segundo error y otro kilómetro de más. Comenzamos bien. A la tercera, me sale un carreterín asfaltado a la derecha que indica una casa rural, lo tomo y consigo llegar al camino que tenía previsto inicialmente. Abandono la carretera en una curva, antes de volver a cruzar el Ponsul , por un camino a la izquierda, yo sigo de frente dejando el Ponsul a la derecha, abro una cancela y entro en zona de ganado, asciendo ligeramente y comienzo a descender hasta cruzar un arroyo por una pasarela. Llego a Lomba do Curral y a Monte de Rochao dos fincas que se encuentran una junto otra y que paso por medio, me salen unos perros, pero no hay problema, son sociables. Sigo la pista hasta desembocar en la N-240, doy una curva a la izquierda y me salgo de ella por un carril en ascenso a la izquierda, luego tengo que descender sin camino de nuevo a la carretera, aconsejo seguir por ella hasta llegar al Puente das Muñecas. Tienen la carretera cortada pues el puente está en reparación, le echo un poco de morro y salto la valla y comienzo a cruzar el puente, los obreros me miran y antes de que el capataz me diga algo me dirijo a él pidiendo disculpas pero no tengo otra forma de cruzar el Ponsul. El hombre, muy amable me dice que está prohibido para los coches no para los que vamos a pié. Comienzo a ascender por la carretera durante cuatro kilómetros hasta salir a una pista a la izquierda, al fondo, a lo lejos se puede ver Castelo Branco. Pasada una zona de eucaliptos giro a la derecha y a los cinco minutos tengo que descalzarme para cruzar una zona pantanosa la ribera del Vale das Vaquinhas. Me calzo las botas y continúo hasta un cruce de pistas, tomo la de la izquierda y sigo de frente durante un largo trecho, hasta llegar a una estación de aguas residuales, abro una cancela y cruzo una pasarela sobre un precioso arroyo. Aprovecho para descansar y refrescarme los pies. Como algo y continúo por un carril secundario en ascenso en medio de un bonito campo de encinas, el carril se pierde en un campo de cereal, así que cruzo este campo, son unos 150 m., hasta volver a encontrar mi camino, desciendo hasta el Arroyo de la Fonte Santa y asciendo entre eucaliptos, una culebra se me planta de frente, levantando su cabeza en aptitud desafiante, me da tiempo de fotografiarla y decide dejarme pasar, salgo a una pista principal y esta desemboca en una carretera, que no figura en los mapas,. En un cortijo a la derecha, junto a la carretera me salen varios perros, pequeños pero agresivos que me siguen durante un trecho. Castelo Branco cada vez mas cerca, el calor es asfixiante, dejo un vértice geodésico a la izquierda y poco después entro en Castelo Branco por la Rua de la Fonte Santa alrededor de las 16:30 h. sigo las indicaciones de Centro y paro en el bar “A Ponte” tomo un par de coca colas y la mujer, muy amable, intenta localizarme la situación del albergue donde tengo pensado pasar la noche, Tomando un café se encuentra Hervé, un francés casado con una portuguesa y afincado en Castelo Branco hace 13 años me acerca en su R4 a toda velocidad por las calles de esta ciudad. Llego a la Pousada de Juventud, un magnifico albergue que me queda sorprendido muy gratamente. Una buena ducha y me voy a hacer turismo, tomo unas cervezas con una ración de caracoles, hacía mucho tiempo que no los comía, compro algo para cenar y vuelvo al albergue. A las 22:30 me meto a la cama.

Comentarios

    Añade un comentario (como Luis do Freixo)  o Haz tu propia valoración