• Foto de Gr10 46ª Thermas de Ladeira-Maçao
  • Foto de Gr10 46ª Thermas de Ladeira-Maçao
  • Foto de Gr10 46ª Thermas de Ladeira-Maçao
  • Foto de Gr10 46ª Thermas de Ladeira-Maçao
  • Foto de Gr10 46ª Thermas de Ladeira-Maçao
  • Foto de Gr10 46ª Thermas de Ladeira-Maçao

Dificultad técnica   Moderado

Coordenadas 452

Fecha de subida 3 de junio de 2008

Fecha de realización mayo 2007

-
-
347 m
164 m
0
5,0
10
20,02 km

Vista 4373 veces, descargada 140 veces

cerca de Venda Nova, Santarém (Portugal)

8 de Mayo de 2007
46ª Etapa Termas de Ladeira-Maçao
Distancia: 19,88 Km
Asc. Acum. : 433 m
Desc. Acum. : 353 m
Altura máx.: 348 m
Altura min. : 163 m.
Tiempo de marcha total: 6 horas 6 minutos
Tiempo de marcha en movimiento: 4 horas 37 minutos
Velocidad media en movimiento: 4,5 km./h.
Dificultad: 3
Valoración: 7
Señalización: Sin señalizar

Corta pero intencionada etapa si pretendo dormir en cama la mayoría de los días, el calor es sofocante y una ducha viene bien al final de cada etapa, para mí es mas importante que la cama, mañana toca dormir al raso como dicen en mi tierra y encontrar una pensión por aquí es complicado. He partido de la pensión Tavares, que mas parece la cueva de Ali-babá, a las 7:40 después de tomar un desayuno que me dejó preparado la señora a base de dos sanwiches de fiambre y queso y un zumo. La primera idea era llegar a Venda Nova por la carretera que está a un par de kilómetros, pero resulta que después de recorrer unos metros me sale un camino a la derecha por el interior de Vale do Guilherme, así que lo sigo, a 500 m. tomo un carril a la izq. Que cruza una torrentera y comienzo a subir por un cortafuegos no muy límpio que me obliga a sudar a primera hora de la mañana. Al llegar arriba, el camino se hace cómodo y que desemboca en una carretera que viene de Quebrada, la tomo a la izquierda y enseguida estoy en Venda Nova, el camino es un poco mas largo pero no esta mal, aunque lo mas facil hubiera sido seguir la carretera directamente a Venda Nova pero no disfruto con lo sencillo. Venía sin agua pues la de la pensión sabía a rayos y a la entrada de Venda Novas veo a un campesino que amablemente me rellena la cantimplora, cruzo el pueblo y me desvío a la derecha a la altura de una casa con unos azulejos en la pared describiendo el nombre de sus propietarios “Vivienda de Carvalho y Rocha”. Sigo atravesando el pueblo, esta vez en dirección oeste y pregunto si es posible seguir el camino que me llevaría a Maçao, y aunque me dicen que es complicado explicarlo pues está todavía lejos, me da unas indicaciones que anoto. Sigo el camino, muy tranquilo y relajante, sin excesivas cuestas hasta llegar a la N-1357 que tomo a la derecha, avanzo unos 700 m. y tomo una carretera que se dirige a Vilar da Lapa y en 15 minutos llego a esta localidad. Al fondo a la izquierda se encuentra el pico Cabeça Gorda con una especie de base para aterrizaje de ovnis y que en el pueblo me entero que es un repetidor para la aviación. Hago un ligero descanso para beber y ponerme algo de crema para combatir el sol. A la salida del pueblo veo un cartel de los programas Leader II que indica Vale do Grou 3 km. mi proximo destino, así que entro en el Vale do Persegueiro y asciendo por un bonito camino entre helechos hasta alcanzar el collado que hay entre el Cabeça Gorda y otro pico paralelo y desde donde puedo ver Maçao en un alto. Desciendo por el valle de Estiveira entre árboles quemados hasta llegar a Vale do Grou, los incendios del 2003 hicieron mucho daño por esta zona. Llego a la N-1294 que lleva a Maçao, pero por supuesto no la tomo, la cruzo y tomo un camino que desciende al fondo del valle, la gente no sabe decirme si por donde voy podré llegar a Maçao, pero llevo mi gps que en caso de problemas puedo retroceder. Al fondo del valle hay una torrentera que sigo por su margen derecha, este valle debió ser próspero en otro tiempo debido a la gran cantidad de norias y molinos viejos y oxidados que se ven a lo largo de su cauce. La torrentera desemboca en la rivera del Eiras y que por supuesto tengo que descalzarme para cruzar al otro lado, momento agradable, pues hace mucho calor y se agradece. Después de un descanso al lado de la rivera, asciendo por un camino siguiendo el Eiras por su margen derecho y que me lleva a la carretera de Maçao, pero poco antes un cartel del programa Leader II indica Casas de Ribeira 3 km. un buen camino de tierra batida por el monte, sin ningun tipo de edificación y donde solo se ve el paisaje como un cementerio de árboles quemados, donde el monte bajo de jaras, cantuesos y helechos emergen con fuerza. A la izquierda veo Vale do Grou y el collado desde donde bajé. En un cruce de caminos, tomo a la izquierda, un indicador dice ESTRADAO, una estación de estudios de agua, aunque aquí no hace falta las aguas bajan cristalinas por los arroyos se nota la falta de industrias de las que Portugal carece por estas zonas. Cuando llego a mediodia a los pueblos y aldeas y no se ve a nadie, pregunto si es la hora de la siesta, a los portugueses no les gusta la siesta, dicen que eso los españoles que en Portugal es trabajar, pro la actividad que se ve aquí en hora punta es la misma que en España a la hora de la siesta.. El camino desemboca en la N-3 que tomo a la derecha y que abandono 800 m. despu´s para tomar un camino a la derecha en la zona de Paia Fume, después de atravesar una rivera por un puente y que en 1,8 km. te lleva a Maçao. El camino en fuerte ascenso es un calvario para mi, con 30º C. y 16 kg. Encima, tengo que detenerme cada poco tiempo a descansar y a beber, el camino desemboca en la carretera que cruza Maçao, población bastante más próspera que las que he pasado desde que salí de Castelo Branco. Tomo un par de coca colas en un bar para recuperar y la señora me indica la pensión Mansinho, muy agradable y el dueño bastante simpatico, nada que ver con la de anoche. Llego a mediodía así que aprovecho para lavar algo de ropa. Después de la cena, salgo a dar un paseo y me siento en un pub cercano en un centro comercial, se acercan un grupo de gente que se aloja en la pensión y contacto con ellos, son trabajadores de una presa cercana, había tres españoles pero se habían acostado, allí había tres portugueses y un kosovar, al final quedamos Nani, el kosovar y el amigo Luis Rodríguez, aguantamos hasta las 2:00 de la mañana y a las 6:30 toca diana.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta