Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  9 horas 42 minutos

Coordenadas 136

Fecha de subida 13 de septiembre de 2016

Fecha de realización agosto 2016

-
-
1.327 m
189 m
0
2,6
5,2
10,33 km

Vista 58 veces, descargada 0 veces

cerca de Santiago, País Vasco (España)

Una de las montañas mas emblemáticas del País Vasco, cargada de leyendas y envuelta en la magia que las tradiciones de siglos han atribuido a esta mole calcárea visible desde cualquier lugar. El Anboto observado de casi todas sus laderas se nos aparece como una gran masa rocosa que domina en mas de 1000 m el valle de Atxondo-Arrazola. Con este itinerario realizamos un recorrido circular con início en el barrio de Santiago y recorriendo el tramo de cresta entre el Collado Larrano y la cima del Anboto, el descenso lo realizamos por la vertiente norte por el sendero utilizado en el Kilometro Vertical, competición de alta intensidad que se celebra anualmente.
Desde Santiago empezamos a ganar desnivel mediante pistas de montaña de recorrido agradable hasta llegar al inicio del sendero que entre ruda vegetación nos sitúa en unos altos de monte despejado. En este punto el sendero desaparece y deberemos ir subiendo por la amplia ladera en una ligera marcha de flanqueo, buscando aquellos lugares que intuitivamente nos permiten acercar al Collado de Larrano. llegamos al collado junto a una ermita, a un centenar de metros hay un refugio particular. Antes de alcanzar el collado encontraremos entre la arboleda una fuente, buen sitio para reposar a la sombra.
La cresta noroeste del Anboto no comporta ninguna dificultad especial, no es una cresta afilada sino que se trata de un largo y estrecho lomo con algunas estrecheces fáciles de superar. Progresamos por un terreno mixto de hierba y angulosa piedra calcarea y tan solo debemos procurar tener paso firme y estar atentos, cualquier despiste seria fatal, pues las verticales de ambos lados son importantes. Al final de la travesía y antes de coincidir con la vía normal desde Urquiola encontramos un corto tramo mas expuesto, donde por seguridad puede ser aconsejable utilizar la cuerda. Finalmente y ya en la vía normal solo nos queda progresar por el camino con fuerte pendiente y cortos tramos rocosos.
Para el descenso resseguiremos un centenar de metros mas adelante el lomo cimero para iniciar el descenso por la amplia loma situada al norte. No hay un camino bien marcado pero encontraremos cairns que nos ayudan a ir por el sitio mas adecuado. En caso de niebla debemos saber que a nuestra derecha a corta distancia esta la vertical cara este del Anboto.
Bajando por la loma llegamos aun pequeño collado, casi imperceptible como tal, donde un rótulo nos indica que se puede acceder a la cara este y la cueva de la Dama de Anboto. En este punto nosotros giramos a la izquierda, dejando la loma e iniciando el descenso a través de marcado camino que ya no dejaremos hasta llegar al fondo del valle

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta