• Foto de 111ª E4 'Voralpenweg 07' Karl-Frontera húngara-Koszeg
  • Foto de 111ª E4 'Voralpenweg 07' Karl-Frontera húngara-Koszeg
  • Foto de 111ª E4 'Voralpenweg 07' Karl-Frontera húngara-Koszeg
  • Foto de 111ª E4 'Voralpenweg 07' Karl-Frontera húngara-Koszeg
  • Foto de 111ª E4 'Voralpenweg 07' Karl-Frontera húngara-Koszeg
  • Foto de 111ª E4 'Voralpenweg 07' Karl-Frontera húngara-Koszeg

Dificultad técnica   Moderado

Coordenadas 500

Fecha de subida 2 de noviembre de 2016

Fecha de realización octubre 2016

-
-
476 m
271 m
0
7,1
14
28,26 km

Vista 39 veces, descargada 0 veces

cerca de Karl, Burgenland (Austria)

13 de octubre de 2016

Distancia: 28,26 km.

Ascenso total: 389 m.

Descenso total: 450 m.

Altura máxima: 476 m.

Altura mínima: 271 m.

Valoración: 7,5

Tiempo de marcha: 7 h. 10 m.

Velocidad media: 4 km/h

Señalización: Regular, demasiadas carencias, sobre todo en los cruces. El mismo sendero circula por dos sitios diferentes. Se ve mas señalización del E4

Sencillamente genial el alojamiento de Karl, y Julia, la chica que lo gestiona es todo un encanto, nos tenia preparada una sauna ( el alojamiento dispone de sauna gratuita) de la que disfrutamos hasta la hora de la cena y por la mañana, un gran desayuno al que no le faltaba de nada.
Hace un día esplendido, luce el sol desde primera hora del día, subimos un promontorio donde hay una ermita en madera y las vistas de Wienggraben y los bosques de alrededor, nos animan a realizar esta etapa, la última por tierras austriacas, hoy cruzaremos la frontera donde esperan mas de 1.000 km. por la zona magiar.
Llegamos a un poste de señalización con los kilómetros a diferentes ciudades del mundo: Moscú, Rio de Janeiro etc.
El camino penetra en un bosque, al principio por cómoda pista que se convierte en agradable sendero, al salir del bosque, encontramos campos donde algunos agricultores trabajan el terreno con los tractores preparándolos para la siembra. El camino vuelve a pista asfaltada para entrar en Piringsdorf, en un banco hacemos una parada disfrutando del sol, a pesar de que no ha salido un día excesivamente frío.
A la salida de Piringsdorf cogemos un camino que asciende hasta desembocar en una amplia pista que transita entre un bosque de pinos y hayas donde destacan los colores de otoño de estas últimas. Salimos del camino principal para tomar uno secundario a la derecha, descubro que he perdido los mapas, espero que no falle el gps. El camino da un giro brusco a la izquierda entrando en el bosque casi sin camino visible, vamos buscando la señalización en los árboles pero cada vez se complica mas, entramos en zona pantanosa, evitando los humedales, el camino se complica al perder la señalización, entre los humedales y el bosque cerrado tardamos un tiempo en reencontrar el camino pero al final dimos con el.
Salimos del bosque y volvemos a los campos, pasamos uno de los puestos de vigilancia de los muchos que hay en esta zona de Austria, llegamos a un carril asfaltado que nos lleva hasta Liebing donde hacemos un nuevo descanso, buscamos un Gasthof para comer algo pero no hay y ademas es excesivamente tarde por lo que nos dedicamos simplemente a descansar.
El pueblo de Liebing termina y comienza Rattersdorf, último pueblo de Austria y donde nos despedimos de Voralpenweg 07 que llega hasta aquí desde Viena. Rodeamos la iglesia y tomamos un sendero de unión señalizado con un viejecito con mochila, ese es el que deben seguir dos viejecitos como nosotros. Salimos de Rattersdof siguiendo un carril hasta llegar a la imaginaria frontera austro húngara, fotografía de turno, pues es lo único que va a quedar de una frontera tan simple. El camino se hace sendero, un agradable sendero a media ladera que nos va acercando a Koszeg, cada doscientos metros un panel de información en magiar y alemán, vemos el primero y los demás lo dejamos, no entendemos ninguno de los dos idiomas. Por la izquierda se une a nosotros el National Blue Trail que seguiremos a partir de ahora para atravesar Hungría.
Entramos en Koszeg, una bonita ciudad magiar, pero se nota la diferencia de un lado a otro de la frontera, ya lo vemos en el alojamiento, en el centro, bien situado pero la habitación parece la celda de un convento donde no podemos dar la vuelta sin estorbarnos uno a otro. La ducha bien, la cena a una pizzeria, de momento hay que familiarizarse con el idioma.

Alojamiento Pont Vendeghaz 5
Desayuno Pont Vendeghaz 8
Relación calidad/precio 5,5

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta