Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  un día 3 horas 5 minutos

Coordenadas 6027

Fecha de subida 29 de diciembre de 2016

Fecha de realización agosto 2016

-
-
1.237 m
635 m
0
4,1
8,3
16,51 km

Vista 606 veces, descargada 26 veces

cerca de Lapoblación, Navarra (España)

Asfalto 10%
Pista 15%
Camino 25%
Sendero 50%



En esta ruta con participa María Eugenia, la famosa perra labradora de mi madre que tanto le gusta el agua. La ruta aparece en el tiempo transcurrido un día entero, no es que estuviésemos ese tiempo recorriéndola sino que hicimos el primer tramo, la subida a la cabeza del León Dormido, pero como era un día de agosto de tremendo calor la María Eugenia, que es muy negra, se acaloró demasiado y me hizo un motín con mi mujer y mi madre, así que acabamos en el bar de La Población ya que no podíamos arriesgar un golpe de calor en la perra y decidimos continuarla al día siguiente. La ruta es fácil de realizar, en algunos puntos un poco empinada por eso lo he catalogado de moderada, pero a nadie se le va a atragantar si la hace del tirón ya que esa era mi idea original, solo es que tuvimos ese pequeño contratiempo.

Para empezar salimos de La Población por la iglesia y subimos por la pista que luego se hace sendero serpenteando hasta la cima del León Dormido. Es una subida con algún punto más complicado pero que no da problemas, arriba vemos los pedazo de miradores que tiene hacia los valles del norte y del sur, las vistas son impresionantes, no os decepcionará. Luego de bajada con cuidado para no deslizarse con las piedras y de vuelta a La Población al bar.

Al día siguiente, desde la iglesia, salimos camino al cementerio y rodeamos la falda sur del León Dormido, incluso dimos un poco de vuelta por los senderos del pinar para salir del camino. Una vez llegamos a la antena tenemos dos opciones, hacer la vuelta corta usando el sendero de la izquierda o dar la vuelta larga por el de la derecha, la María Eugenia estaba esta vez a tope y nos convenció para hacer el camino largo ya que el bosque es tan denso en esta ruta que ni le daba un rayo de sol. Así que por senderos y caminos fuimos hacia Marañón, disfrutando de los bosques de hayas y robles de la zona, pasamos por una laguna embalsada donde se pegó un baño la María Eugenia larguísimo para quitarse el calor. En el siguiente tramo el camino estaba comido por la maleza, muy densa, intentamos pasarla pero nos fue imposible así que tuvimos que caminar hasta un puente en el Río Ega y caminar kilómetro y medio por la NA-7430. Pensé que podía ser peligroso pero la gente de los pueblos habitualmente camina por la carretera en vez de por el campo, así que había gente y fuimos bien, los coches ya se saben que la carretera está llena de paisanos y controlando a la María Eugenia no hubo ningún problema.

Encontramos un parque en el Río Ega con un puente y una fuente, por allí cruzamos y le dimos un otro baño a la María Eugenia. Desde allí parte un encrucijada de caminos, tomamos uno que remontaba el arroyo llamado el Regajo de Roñés por un sendero que atraviesa toda la espesura del bosque, cambiando del lado del arroyo en algún momento y con algún tramo de subida más empinado que otro. Así poco a poco subimos hasta el Puerto de La Aldea, desde aquí me desvié un poco para indicar un camino a uno de Bermeo que andaba perdido y me salí de la ruta. Lo mejor es seguir el camino marcado y no usar el sendero que yo tomé, luego tuve que subir y meterme por un campo para reencontrar a la tropa. Poco después llegamos a La Población y otra vez de vuelta la bar.


Espero que os guste.
Un saludo de la María Eugenia y mio.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta