Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  2 horas 31 minutos

Coordenadas 1147

Fecha de subida 8 de febrero de 2017

Fecha de realización enero 2017

-
-
1.242 m
900 m
0
1,8
3,6
7,25 km

Vista 506 veces, descargada 57 veces

cerca de Lapoblación, Navarra (España)

29 de Enero de 2017

El León Dormido, o Castillo de La Población, es una de las cimas míticas de la Sierra de Cantabria, (cercana y espectacular sierra, para los que somos de la vecina comunidad de La Rioja).

Después de haberle planteado a mi heredero a lo largo de la semana, esta excursión, por fin llegó el domingo, el día señalado para realizar una ruta corta, pero verdaderamente espectacular, para todo el mundo, pero sobre todo para un niño de nueve años.

Nos desplazamos en coche hasta la localidad Navarra de La Población, no sin antes hacer escala en el vecino pueblo de Meano, a fin de comprar los famosos "preñaos", de los que luego daremos cuenta en plena cima.

La Población es un pequeño pueblo, en la ladera sur de esta mole caliza, con unas espléndidas vistas a la ribera riojana. Este va a ser nuestro punto de partida. Y como esto es un pañuelo, sin empezar a caminar, ya coincidimos con tres bikers de uno de mis grupos de salidas a dos ruedas,.. Azárrulla Btt.
Con una temperatura más que aceptable para la época del año, comenzamos nuestra andadura en sentido E, pasando junto al minúsculo cementerio de la localidad.

Llegamos a una bifurcación, y tras optar por el camino de la izquierda, me doy cuenta del despiste a unos 300 mts, y volvemos sobre nuestros pasos hasta el cruce. Cogemos, ahora si, el camino de la derecha siguiendo el track que llevamos en el gps. (Parece ser que el otro camino también rodea todo el macizo, a una cota superior.)

Vamos recorriendo esta ladera S de la sierra, atravesando un pequeño robledal, y en sentido descendente. El terreno muy húmedo por las últimas nevadas y lluvias, es un auténtico patín. Coincidimos con un numeroso grupo de conocidos bikers de Logroño, que en sentido contrario al nuestro, van peleándose consigo mismos y con la compleja orografia y condiciones del terreno. Tras la breve conversación con Edu y Saul, seguimos nuestro camino...

Poco a poco vamos girando con componente N, para comenzar a ascender por un brusco repecho. Nos adentramos en un pequeño bosquete de pinos, que será el preludio del gran hayedo que tapiza la cara N de nuestro objetivo.

Suavemente, vamos ascendiendo y arrimándonos a la pared caliza. La cara norte, siempre más húmeda y fría, nos muestra los restos del último temporal, en forma de hielo y nieve. Vamos atravesando el inmenso hayedo, siempre en suave subida.

Cuando ya estamos muy cerca de la rocosa pared, tomamos en un giro de 90 grados, una estrecha senda, que se empina de forma considerable y que nos orienta al muro calizo.
Trazamos un par de zig zag, y llegamos a los pasos más delicados; un par de pasos un tanto aéreos, donde lo más peligroso, es la piedra caliza mojada.

Extremando la precaución, ayudo a Leo a pasar estos tramos, y llegamos al cordal cimero, que se abre a la cara Sur con unas vistas de escándalo. Desde aquí solo nos queda avanzar en sentido O, y en unos 100 mts o algo más, llegamos a la cima del León Dormido, rematado por un buzón montañero en forma de hacha clavada en un tronco, un punto geodésico con una placa que indica la altitud (1.244 mts), y una plataforma hormigonada que en su día sirvió de base a una antena repetidor.

Las vistas son impresionantes en los 360 grados. Por el oeste la sierra de Cantabria se articula a modo de columna vertebral; en el punto opuesto la sierra de Codés, con el imponente Ioar rematando el conjunto; frente a nosotros por el Sur, el valle con los campos de cereal y los viñedos, con las sierras riojanas en el horizonte..y por la vertiente N, los montes y sierras de la zona alavesa.

Con este espectáculo visual, el sitio es perfecto para dar cuenta de esos preñaos que llevamos en la mochila, y reponer fuerzas.
Tras el almuerzo, volvemos a descender hasta el colladito que separa las dos vertientes. Ahora vamos a descender por la cara S, mucho más amable en pendiente, aunque igual de rocosa y ausente de vegetación en la zona superior. Vamos perdiendo altura, hasta llegar a la zona boscosa de roble, en las cercanías del pueblo. Rápidamente nos plantamos junto a las viviendas y concluimos la ruta.

Es una ruta con vistas magníficas, sin dificultad técnica, aunque conviene tener algo de cuidado en el ascenso por la cara norte. Relativamente corta, incluso rodeando el bloque calizo como hemos hecho; si tan solo se quiere realizar el ascenso al pico, apenas llega a los.4 kms de longitud. Todos estos ingredientes dan como resultado una ruta interesante, al alcance de cualquiera y perfecta para iniciarse en el senderismo y el mundo montañero.

Tiempo real en movimiento 2 h 16',...a ritmo muy tranquilo.

2 comentarios

  • vimibanez 08-feb-2017

    Crónica de sobresaliente !!

  • Foto de ELMUNI

    ELMUNI 08-feb-2017

    Lo que es espectacular, es la ruta Victor.Preciosa. Cuando quieras la hacemos.

Si quieres, puedes o esta ruta