Dificultad técnica   Difícil

Tiempo  4 horas 48 minutos

Coordenadas 1472

Fecha de subida 1 de marzo de 2017

Fecha de realización febrero 2017

-
-
551 m
176 m
0
3,1
6,2
12,48 km

Vista 441 veces, descargada 34 veces

cerca de Monte Córdova, Porto (Portugal)

Esta caminata se desenvuelve por tierras de Santo Tirso, Portugal. Comienza al pie de La Capilla de Nossa Senhora de Valinhas del S. XVIII y en cuyo interior se venera la imagen de A Senhora da Misericordia en madera dorada.

Por cierto que se encuentra rodeada de un cuidado robledal dedicado a área recreativa con fuentes, mesas de piedra...

Al poco del inicio las figuras de unos molinos salen a nuestro encuentro en un bonito paraje.

El camino que recorremos en esta primera parte está poblado de diferentes especies arbóreas entre las que destacan los alcornoques.

Y llegamos así hasta el enclave en donde se encuentra El Castro del Monte Padrão situado en el punto más alto de dicho monte. Allí se nos muestran vestigios de un poblado fortificado que podría haber sido fundado en el S. IX A. de C. Presenta construcciones cuadrangulares. Y también las clásicas casas circulares que ya conocemos.
Se encuentra en un entorno muy bien cuidado y desde allí se obtienen bonitas vistas de los alrededores. No conocíamos esta fortificación y nos gustó mucho visitarlo.

Allí cerca encontraréis La Capilla de A Senhora do Padrão y un cruceiro.

Continuamos la marcha hacia Pereiras en donde nos recibe el río Leça deslizándose apaciblemente debajo de un antiguo pontón y que se encuentra al ladito de una estructura que guarda La Sierra Hidráulica de Pereiras, del S. XIX, uno de los últimos vestigios de los ancestrales métodos de aserrar madera por aquellos pagos.

Un área recreativa allí mismo, invita al descanso del caminante.

Pero el paseo nos llama y arribamos ya a una zona de monte en donde, a partir de "Punto Geodésico" el sendero no está nada bien definido, y hay que buscarse un poco la vida parqa dar con una vía por la que se pueda caminar y que nos lleve hasta donde queremos. Parece que lo conseguimos y enseguida nos vimos en el cerro que acoge La Ermita de A Senhora do Pilar y una estación de radar.

En la explanada un impresionante Cristo Redentor nos mira desde las alturas.

Prosiguen la marcha los senderistas atravesando algún que otro regato, rodeados de mimosas que ponen la nota de color a la ruta y en esta segunda parte de la ruta con abundancia de eucaliptos.

Hasta que por fin encontramos la meta de esta nuestra caminata que es el lugar en donde el río Leça se precipita desde una altura considerable formando cascadas, pozas, rápidos... En Portugal le llaman “As quedas da fervença” y desde luego que es todo un espectáculo de la naturaleza.

Desde un principio, El Río Leça se nos aparece deslumbrante y juguetón. Ascendiendo paulatinamente vamos descubriendo esos rápidos, cascadas y pozas de los que os hablo. Y que no nos cansamos de fotografiar. ¡Es todo tan extraordinario que no te cansas de mirar!

La senda asciende y asciende con las aguas del río y la belleza aumenta a cada paso. ¡También la dificultad para el caminante pues a veces hay que ayudarse incluso de las manos para seguir subiendo!

La ruta tal cual nosotros la recorrimos no está señaliada. Al comienzo sí encontramos algunas marcas rojas y amarillas pero desaparecen y sólo las volveremos a encontrar en las cascadas por lo que es de gran ayuda el uso del GPS.

Cuando nosotros la realizamos los caminos se encontraban transitables sin atrancos para los caminantes.

La califico de difícil por una fuerte bajada desde el punto que marco como "Paso regato" en donde hay que ir con cuidado y sobre todo por la parte que asciende al mismo tiempo que vamos viendo la maravilla del río Leça en forma de cascadas...

Hay que tomárselo con calma y extremar el cuidado con el que se camina, sobre todo si se realiza en días húmedos o que haya lluvido el día anterior. Aconsejo no acercarse demasiado al borde de las cascadas pues las piedras están muy pulidas debido a la acción del agua y son muy resbaladizas.

Ver más external

1 comentario

Si quieres, puedes o esta ruta