• Foto de Excursión 339 del GMSMA: La Jarosa baja y fortines

Dificultad técnica   Moderado

Coordenadas 1466

Fecha de subida 23 de marzo de 2017

Fecha de realización marzo 2017

-
-
1.264 m
1.073 m
0
3,7
7,4
14,72 km

Vista 51 veces, descargada 1 veces

cerca de Guadarrama, Madrid (España)

Excursión 339 del GMSMA, que realizamos el 22-03-2017 por La Jarosa baja y fortines de la Guerra Civil.

Desde el área recreativa La Jarosa I, la que está junto a la Ermita de San Macario, iniciamos esta original ruta, dirigiéndonos en dirección sur por la pista que bordea el embalse, separado del mismo por una alambrada, cruzando el arroyo del Picazuelo, casi desbordado, y el arroyo de la Calle de los Álamos, vadeándolo con la ayuda de unas piedras.

Continuando remontando el arroyo del Picazuelo, que bajaba con muchísima agua, hasta que descubrimos su causa: era la que le proporcionaba el trasvase del embalse de la Aceña, cuya salida paramos a contemplar.

Continuamos cruzando el puente que sobre la gran cueva del trasvase hay en la parte superior del mismo, para seguir una senda que bordea el embalse por su cara sur, bastante complicada, por estar medio oculta por el matorral y árboles caídos, que intentamos apartar para facilitar el paso del grupo.

Tras casi 2 km de complicado caminar, alcanzamos la presa del embalse de la Jarosa, disfrutando de las vistas desde esta inusual perspectiva del agua. Hechas las fotos de rigor, tocaba iniciar una prolongada e empinado ascenso por la ladera este del Cerro Santo, cuya cumbre de 1.219 metros alcanzamos después de parar a descansar y hacernos la foto de grupo.

Continuamos en dirección oeste para acercarnos a ver un búnker y un nido de ametralladora próximos, pertenecientes al bando republicano, instalado en este cerro, mientras que el nacional estaba justo enfrente, tras el Cerro de la Viña, perfectamente controlado desde esta posición.

Proseguimos en dirección suroeste, parando a visitar otro búnker en forma de lancha, donde de nuevo fueron inevitables las fotos. Continuamos el ascenso, pasando por el Picazuelo (1.228m) y de allí, al collado que hay poco más arriba, por el que pasa una pista que rodea el muro del Valle de los Caídos, por la que seguimos a nuestra derecha, descendiendo por ella a tramos y otros por sendas que evitan dar las prolongadas curvas de la misma.

Llegados al arroyo del Picazuelo, lo vadeamos, para continuar por la pista que asciende a un collado, donde dejamos la pista para proseguir a la derecha por la senda que desciendo hacia el Barranco del Tomillar y el arroyo del Picazuelo, justo donde el trasvase le inyecta un enorme caudal.

Acompañamos el descenso del arroyo por su margen izquierda, por la misma pista que habíamos seguido anteriormente, sólo que ahora en sentido contrario. Al vadear de nuevo el arroyo de la Calle de los Álamos, cruzamos la cerca metálica que rodea el embalse por una de sus puertas par dar acceso a los pescadores, bordeando la orilla oeste del embalse hasta salir por la puerta de la valla más próxima a la zona recreativa de la Jarosa donde habíamos dejado los coches.

Allí nos tomamos los bocatas, regados por las cervezas que compramos en el bar, y tras el descanso, iniciamos la segunda parte de esta ruta, para lo cual nos dirigimos por la senda que en dirección norte primero y noroeste después, alcanza una pista que cruza el arroyo de la Jarosa y tras ascender a una pradera, giramos a la izquierda para recorrer la conocida como Vereda del Agua.

Al alcanzar la fuente del Horcajo, continuamos por la pista señalizada, que asciende en dirección norte, y que recorre algunas construcciones relacionadas con la Guerra Civil, pertenecientes al bando nacional. Y efectivamente, a unos 300 metros del desvío, se encuentran búnkeres y ruinas de construcciones al pie de unas rocas.

Continuamos ascendiendo a una pista que seguimos a mano derecha en la Solana de la Fuente de la teja, para continuar por un sendero a la izquierda que nos llevó a los pocos metros a conocer los restos de un refugio y nidos de ametralladora, que defendían este alto.

Regresamos volviendo sobre nuestros pasos y al alcanzar la pista la seguimos a nuestra izquierda, descendiendo en dirección a las Encinillas, Al cruzarnos con otra pista, proseguimos por la senda que continúa en dirección sur, abandonándola rápidamente, girando a la derecha, para ascender a un altozano en el cual quedan restos del puesto de guardia, que cubría las trincheras enclavadas en sus laderas.

Continuamos descendiendo por zonas de trincheras, en dirección este, hasta alcanzar una pista que seguimos a mano derecha que nos acercó a la pradera por la habíamos pasado antes de iniciar la Vereda del Agua. La seguimos hasta alcanzar el arroyo de la Jarosa, desviándonos por una senda que acompaña el descenso des este arroyo por su margen izquierda hasta alcanzar la carretera que bordea el embalse.

Los 500 metros que nos quedaban para llegar a la zona recreativa donde teníamos los coches los hicimos rápidos porque comenzó a chispear, siguiendo la senda que hay paralela a la carretera.

Justo a tiempo alcanzamos el aparcamiento, librándonos del chaparrón que poco después cayó en la zona, dando así por finalizada esta sorprende ruta.

Enlace para ver los detalles de la ruta, reportajes y fotos: http://bgmsma.blogspot.com.es/search/label/Excursi%C3%B3n%20339
o bien, pinchar aquí abajo, en "Ver más".
-------------------------------------
IMPORTANTE: Quienquiera que haga uso y seguimiento total o parcial de este track y de su información adicional, asume la plena responsabilidad ante los riesgos propios de la práctica de la actividad referida, dicha información tiene únicamente carácter orientativo.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta