Dificultad técnica   Fácil

Tiempo  una hora 53 minutos

Coordenadas 464

Fecha de subida 10 de abril de 2017

Fecha de realización marzo 2017

-
-
771 m
705 m
0
0,9
1,7
3,43 km

Vista 151 veces, descargada 3 veces

cerca de Chinchón, Madrid (España)

Hace unos días estuvimos por Chinchón, localidad cercana a Madrid declarada Conjunto Histórico Artístico en 1974.

Nosotros comenzamos nuestro paseo en un aparcamiento al pie del Convento de Las Clarisas fundado en el S. XVII por el quinto Conde de Chinchón y restaurado en 1995.

Callejeando nos encontramos La Ermita, fuente y plaza de San Roque y El Antiguo Convento de San Agustín, hoy en día reconvertido en Parador de Turismo.

Y ya sin más nos adentramos en La Plaza Mayor con su pinta de plaza de La Edad Media. Los edificios de tres plantas son asoportalados con galerías, balcones, y pintadas sus maderas de un característico color verde. En ella, desde su construcción, se han ejercido todo tipo de actividades llegando a ser incluso corral de comedias. Actualmente todavía conserva la de plaza de toros, de ahí que su suelo sea el característico albero.
La Fuente Arrriba refresca al que por allí pasa. Y también otra, algo más escondida
al lado de un bonito estanque.

Sobre la plaza se alza la imponente estructura de La Iglesia de La Asunción, una combinación de estilos arquitectónicos reconstruída sobre una anterior del S. XVI.
Si os acercáis hasta allí entrad y contemplad en El Retablo Principal un impresionante cuadro de La Asunción de La Virgen pintado por Francisco de Goya a comienzos del S. XIX. Y es que el pintor visitaba con frecuencia Chinchón para ver a su hermano Camilo, capellán de Los Condes de Chinchón, que fue quien le hizo el encargo y en cuya casa pernoctaba según reza una placa conmemorativa.

Desde el emplazamiento de La Iglesia se obtiene una buena panorámica de Chinchón, La Plaza Mayor y su castillo algo más alejado.

Allí mismo se alza La Torre del Reloj perteneciente a una antigua iglesia que los franceses redujeron a cenizas.

También El Teatro Lope de Vega y un curioso busto dedicado a La Condesa Consorte de Chinchón Virreina del Perú, quien descubrió las propiedades de la corteza de la quina.

Dejando la plaza nos fuimos a curiosear por sus alrededores sin alejarnos demasiado obteniendo nuevas y bonitas perspectivas de Chinchón y aproximándonos un pelín más hacia otro de nuestros objetivos que no era otro que El Castillo de Los Condes de Chinchón con su entrada sobre puente levadizo, sus esquinas redondeadas y su escudo señorial.

Y desde allí, de nuevo otra visión de Chinchón en todo su esplendor al igual que de los campos que desde allí se extienden hasta la inmensidad.

Por todo esto y mucho más, una visita muy agradable para disfrutar en familia.

Ver más external

1 comentario

Si quieres, puedes o esta ruta