• Foto de Un día de calas: Denia 2017
  • Foto de Un día de calas: Denia 2017
  • Foto de Un día de calas: Denia 2017
  • Foto de Un día de calas: Denia 2017
  • Foto de Un día de calas: Denia 2017

Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  9 horas 35 minutos

Coordenadas 5577

Fecha de subida 11 de abril de 2017

Fecha de realización febrero 2017

-
-
217 m
-59 m
0
19
38
76,48 km

Vista 50 veces, descargada 1 veces

cerca de els Poblets, Valencia (España)

Este año Despistado nos ha regalado otro fin de semana maravilloso por Denia. Las primeras horas de la mañana en invierno son frescas, tras un buen desayuno ponemos a punto nuestras máquinas de rodar mientras el mar suena de fondo. Rodamos hacia el interior, buscamos rodear el Montgo en busca de las playas de Xábia para ello dirigimos nuestras rodadas hasta Gata de Gorgos en plan calentamiento, rodar tranquilos hasta que una vez pasado este pueblo lo bonito de la ruta comienza a materializarse. Primero disfrutamos de una senda divertida que es aprendiz de trialera con algunos pasos divertidos, giros y saltos que Chema quiere probar con poca fortuna estrenando su nueva bici en lo que podemos denominar bajar de emergencia por la puerta delantera, revolcón sin consecuencias. Tras el mini bike park Globero voy expectante, es la primera vez que hago este recorrido con la de 29 nos toca recorrer el cauce de un río llenito de piedras cabeza de niño, algunos bien cabezones y ver cómo se comporta El Paso de rueda, resulta genial y el mayor tamaño de rueda permite rodar no sin dejarte los riñones y con algo de pericia, pero es toda una experiencia.

IMG_1447 (Large)Las subidas nos esperan, y en esta zona no son muy largas, pero como el mal vino son cabezonas, rudas y muy pendientes, de ahí el nombre urbanización la colina la cual conquistamos a golpe de riñón y molinillo para terminar empujando la bici por una senda que hace años era maravillosa bajo un pinar y ahora la tierra desnuda y los árboles quemados sin aún fieles testigos de la tragedia de hace unos años. Pero sabemos que una vez alcanzada la cumbre queda la bajada al mar a y a cala espectacular por una senda que hace años fue el dulce de la ruta. Pero ahora el incendió, la erosión y falta de practica en la bici de montaña me pasan factura paseando todo el recorrido junto a mí fiel compañera. Lo que no ha cambiado es la cala Granadella un lugar maravilloso para relajarse un rato, tomar una barrita y mirar al mar, ver cómo unos pescadores sacan un pulpo y no perder ojo a la familia que junto a ti tiran piedras al mar con estilo poco ortodoxo y con gran riesgo para el resto.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta