Dificultad técnica   Difícil

Tiempo  un día 48 minutos

Coordenadas 3803

Fecha de subida 16 de abril de 2017

Fecha de realización abril 2017

-
-
631 m
-1 m
0
19
37
74,03 km

Vista 24 veces, descargada 0 veces

cerca de Cornudella de Montsant, Catalunya (España)

Amanece el tercer y último día de nuestra salida y nos disponemos a recorrer los casi 75 kilómetros que nos aguardan para poder regresar a nuestro punto de partida: La Riera de Gaià.
Así pues, almorzamos, nos despedimos de la buena gente de Lo Refugi, los cuales nos han atendido fantásticamente, y comenzamos esta etapa cuando las campanadas del campanario están dando las nueve de la mañana.
En un principio ponemos rumbo a la carretera C-242, la cual vamos alternando con pequeños senderos y caminos que nos van devolviendo a la carretera. Estos primeros kilómetros son de bajada, lo cual acentúa la sensación de fresco matinal.
Finalmente dejamos definitivamente esta carretera y llegamos por un buen camino al Celler Mas de les Moreres. Ahora comienza la primera de las dos subidas fuertes del día. Se trata de un camino estrecho y pedregoso y el cual nos hace poner pie en tierra en más de una ocasión. Finalmente volvemos a enlazar con la carretera, pero sólo para cruzarla, y comenzamos un importante descenso que nos dejará en Alforja. Poco a poco vamos dejando la zona de montaña. Ahora podemos ver las Montañas de Prades como se van quedando atrás. Seguimos nuestro recorrido y después de una pequeña subida y bajada llegamos a un nuevo pueblo: L’Aleixar. Aquí hacemos una parada para reponer fuerzas y agua de los bidones para poder afrontar lo que sería la última subida importante del día y del recorrido y así llegar a nuestro siguiente objetivo: Almoster. Desde Almoster seguimos descendiendo y llegamos a la Selva del Camp, donde hacemos una buena parada para comernos unos bocadillos y prepararnos para recorrer los últimos 35 kilómetros. Ahora ya decimos adiós definitivamente al paisaje de montaña y entramos en la parte más aburrida de todo el trayecto donde vamos llaneando por pistas, la mayor parte de ellas asfaltadas, e incluso tramos de diferentes carreteras. Por fin llegamos a línea de mar y la ruta mejora por momentos. Recorremos los tres kilómetros de la Platja Llarga y nos adentramos en el Bosc de la Marquesa. Aquí podemos disfrutar de unas preciosas vistas de algunas calas y acantilados para, a continuación, volver hacia el interior, pasar por el Mèdol (cantera de piedra romana utilizada para construir la antigua Tarraco) y llegar por fin a la Riera de Gaià cuando el reloj marcaba las 17:30 aproximadamente.

En definitiva, una buena ruta en su conjunto. Tres días estupendos, donde el buen clima nos ha acompañado en todo momento, y en los que hemos podido contemplar de unos paisajes increíbles, conocer nuevos lugares, nuevas gentes, disfrutar de nuestro deporte favorito, btt en estado puro y sobretodo, lo más importante, poder compartir estas experiencias con la mejor de las compañías….los Percherones Bikers.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta