Dificultad técnica   Fácil

Tiempo  3 horas 24 minutos

Coordenadas 1094

Fecha de subida 26 de abril de 2017

Fecha de realización abril 2017

-
-
462 m
163 m
0
2,5
5,0
9,99 km

Vista 242 veces, descargada 15 veces

cerca de Coruxo, Galicia (España)

La Ría de Vigo es, de Las Rías Baixas, la que está más al sur, y puede ser contemplada desde diversos miradores que nos dejan ver todos sus tesoros.

Algunos de esos miradores los podréis encontrar en El Sendero Local de Coruxo trazado por la Concellería de Medio Ambiente de Vigo en colaboración con la Comunidad de Montes de Coruxo.

Comienza en el lugar de Fragoselo junto a la capilla de San Sebastián y es una ruta pequeña pero muy completita.

Casi en el inicio nos encontramos ya con El Petroglifo de As Presas, el primero de los que se distribuyen a través de su recorrido. También los encontraremos en O Carballoso y en A Pedra Moura, con variedad de combinaciones circulares, cazoletas, círculos concéntricos...

Por cierto que en O Carballoso además se nos ofrece una amplia panorámica de La Ría de Vigo. En días claros divisamos incluso El facho de Donón, Cabo Home... Y destacando La Isla de Toralla. Cuidado al subir y bajar de su emplazamiento un poco rocoso.

Magnífica también la perspectiva que tenemos de La Ría desde O Outeiro da Raposa con Las Paradisíacas Islas Cíes como broche perfecto en su bocana.

El sendero va serpeando por entre diversas especies arbóreas encontrando gran variedad de árboles como hayas, alisos, abedules, robles… También altos pinos, y otros, que proporcionan abundante sombra para días soleados y calurosos. Abundantes castaños que en otoño proporcionan las ricas castañas y que todavía ahora tapizan el suelo con la mullida y sonora alfombra caída de sus ramas.

No faltan las fuentes de agua para refrescarnos en momentos de calor como en El Parque Forestal de Coruxo y en otros lugares estratégicos de la ruta.

Es una senda muy transitada y a lo largo de la jornada van apareciendo y desapareciendo deportistas de todo tipo, senderistas, paseantes, ciclistas…

Y a nosotros nos alegró encontrarnos con dos personajes: Se trata de rocas pintadas simulando una rana y un perro que animan a todo el que por allí se acerca, ¡ A ver si los encontráis!

Y si hay algo que no podéis perderos en esta ruta es El Mirador de Maúxo Grande. El camino que nos conduce hasta allí es empinado y circundado de diferentes formas rocosas, a cual más variopinta. Sin lugar a dudas es el mejor mirador sobre La Ría pudiendo obtener, en días despejados, una visión completa e insuperable de la misma, Islas Cíes incluídas.

Por todo esto y mucho más que se queda en el tintero una ruta para pasear, respirar aire puro y disfrutar.

Como ya he dicho es un sendero local y está señalizado con franjas blancas y verdes. Es una de las rutas mejor señaladas que hemos caminado si bien en algún curce se echann en falta algunas señales de giro a la derecha o a la izquierda...

En general es de muy fácil caminar, casi siempre en llano exceptuando alguna que otra cuestita y también bajadas, pero el paisaje que se nos ofrece, con la ría al fondo, da alas a nuestros pies.

Ver más external

1 comentario

Si quieres, puedes o esta ruta