Dificultad técnica   Difícil

Tiempo  5 horas 27 minutos

Coordenadas 1482

Fecha de subida 15 de mayo de 2017

Fecha de realización mayo 2017

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.998 m
1.116 m
0
2,7
5,5
10,97 km

Vista 27 veces, descargada 1 veces

cerca de Navandrinal, Castilla y León (España)

La sierra de la Paramera es un complejo sistema montañoso muy erosionado en sus vertientes meridionales, que alternan paredes rocosas con laderas de fuerte desnivel en las que las rocas graníticas dejan huecos que cubren densos matorrales. Sólo su sector occidental es más accesible y transitable por caminos ancestrales y rutas senderistas, pero esforzados montañeros han ido dejando itinerarios marcados con hitos de piedras que pueden facilitarnos algunos recorridos por sus sectores central y oriental, si bien hay que contar con lo dificultoso que resulta aventurarse por dichos parajes.

En esta ocasión decidimos recorrer las crestas centrales dominadas por la Peña Cabrera, a la que ascendimos desde Navandrinal vía collado del Cuchillar, camino bien marcado y conocido de una ruta anterior. Sabíamos del esfuerzo que requiere el superar estos casi 600 m de desnivel y a ello nos aplicamos con pequeños descansos, los imprescindibles para contemplar las vistas desde las alturas que íbamos alcanzando y obtener algunas fotos de grupo.

Una vez en el collado pudimos dimensionar la impresionante cresta rocosa de Peña Cabrera, a la que accedimos en semi-escalada por un pasadizo entre paredes visible en la distancia. Ya en su cima, nos deleitamos con los bellos panoramas que se dominan preguntándonos sobre la utilidad de una pequeña construcción de piedra allí ubicada.

A la hora de descender, y para no repetir itinerario por donde subimos, nos aventuramos por una cortada abrupta y escalonada que mostraba algunos hitos de señalización de camino, y resultó practicable pero con suma precaución por su fuerte desnivel y la humedad que dificultaba el apoyo en algunos salientes. Superada esta eventualidad, la ruta se suaviza a través de las cotas altas serranas que recorremos auxiliados por los sucesivos hitos indicadores.

Nos atrajo hacia su cumbre otro de los resaltes rocosos que jalonan el perfil de esta sierra, el de la zona del Portezuelo, que también ascendimos con ayuda de las manos en alguno de sus tramos escalonados. Nueva cima y nuevas vistas con las que entretenernos y deleitarnos dando sentido a nuestro esfuerzo aventurero.

Llegamos luego a otro collado, el del Portacho, por el que teníamos previsto el descenso porque así lo marcaban los amontonamientos pedregosos de señalización, con recorrido en zig-zag para compensar el fuerte desnivel que tiene esta parte de la bajada. Las piernas trabajan ahora de diferente manera pero con no menos esfuerzo, pues soportan un continuo salvar distintas alturas entre piedras y arbustos, bien atentos para acertar en los convenientes apoyos.

Ya en cotas bajas, la vegetación se hace frondosa y acogedora, y nos adorna y deleita el paseo final hacia los pueblos de Villarejo y San Juan del Molinillo, donde termina la ruta.

2 comentarios

  • Foto de The Kalajan

    The Kalajan 18-may-2017

    Saludos andarin3, bonita y exigente travesía por una zona desconocida para nosotros. Buena aportación y magnifica fotografía que denotan un buen conocimiento del medio. Me alegra verte disfrutar de la montaña compartiendo tus experiencias.

    Un abrazo, The Kalajan, Rossette y Pantxo

  • Foto de andarin3

    andarin3 19-may-2017

    Gracias, amigos y compañeros senderistas. Como veis, sigo mis andanzas por esa geografía nuestra tan varia y atrayente, alternando paisajes y compañías, sintiendo siempre el enriquecimiento que la naturaleza y las personas nos aportan de manera tan sana. Un abrazo también para vosotros.

Si quieres, puedes o esta ruta