Dificultad técnica   Difícil

Tiempo  8 horas 12 minutos

Coordenadas 2308

Fecha de subida 4 de junio de 2017

Fecha de realización mayo 2017

-
-
2.338 m
1.280 m
0
4,9
9,9
19,74 km

Vista 38 veces, descargada 1 veces

cerca de Zuriza, Aragón (España)

Salida desde el llano de Taxeras, donde una pista permite circular en vehículo, con cuidado, desde Zuriza, en unos 3kms. El camino está muy bien señalizado, y el sendero se introduce en un bonito bosque. Se puede también subir por la pista, pero da muchas vueltas y es menos interesante (bajé por la pista). Alcanzo una primera construcción de explotación ganadera y posteriormente una segunda, ya fuera del bosque (0:30hrs).
Desde aquí ya se ve mi próximo objetivo que será la evidente brecha por donde discurre el paso de Taxeras. En realidad hay dos brechas bordeando el, desde mi posición, infranqueable, Atxar de Alano: la brechade Taxeras es la de la izquierda según subimos. El sendero es claro en todo momento y va ganando altura rápidamente, introduciendose en el profunde corte a la montaña. El paso se gana sin ninguna dificultad, alcanzando el valle suspendido de los Alanos (1:15 h).
Avanzo unos metros en dirección sur, y cojo un camino que gira decididamente hacia el este. Esta zona del valle de Alanos es un pastizal de altura: a lo lejos y hacia el este veo como el valle va ganando altura, así como las murallas que lo rodean, dejando a la vista la cresta del Rincón de Alano (izquierda) y de Peña Forca (derecha). Entre ambas se dibuja claramente el collado del Rincón.
Sigo por camino en dirección este, y poco a poco los pastos dan paso a un terreno rocoso, calizo, bastante similar al karst. Además hay neveros. En uno de ellos, por no perer altura, me desvío hacia el norte, hacia la barrera rocosa. Desde allí, y una vez evitado un gran nevero, voy siguiendo trazas de sendero y viras que me dejan en la cresta del Rincón de Alano, un poco antes de la llamada punta de Mazandú (2:15 h aproximadamente).
Una vez ganada la cresta voy siguiendola, buscando el terreno más sencillo, unas veces más cerca del cordal y otras más lejos. No hay camino definido, y voy ganando diferentes cotas, una de ellos debe de ser la llamada punta de Mazandú. La cresta no es difícil, ni aerea, aunque hay tramos que exigen atención.
Cima del rincón de Alano (2.357 mts) (2:35 h). Me tomo un descanso largo, aunque no mucho porque hace mucho frío por el viento. Hacia el este, las mejores vistas con el telón de fondo del Pirineo, a mis pies la selva de Oza, hacia el norte el macizo de Larra. Hacia el sur, la vista está interrumpida por la mole de Peña Forca, la mayor altitud de la sierra. Me había planteado subirla por esta cara (subí hace 5 años desde Oza), pero la cantidad de nieve en la cara norte, y el no ver claro el acceso por la cresta (que está bastante limpia, pero con algunas zonas con nieve, parta de que no tengo clara su dificultad), me hacen desistir.
Bajo al collado del Rincón, y desde allí por camino, parcialmente tapado por la nieve, vuelvo por el fondo del valle. Luego me salgo del mismo para evitar neveros o perder altura, metiéndome en un terreno caótico de lapiaz, pero por donde yo me desenvuelvo bien. Este tramo del track es mejor evitarlo, y continuar por sendero si no hay nieve.
Antes de llegar a la brecha de Taxeras, el camino se bifurca, y decido coger a la izquierda, en dirección oeste, hacia una visible cima herbosa (4:20 h); tengo tiempo de sobra por no haber subido Peña Forca, así que voy a investigar un poco la zona más occidental de esta sierra.
Me salgo un poco de sendero y acabo subiendo por una especie de vallejo, que me deja a los pies de la loma herbosa, que ataco por el sur en fortísima pendiente. Se trata de Transveral (2.097 mts) o Transveral Oriental (4:55 h). Las vistas se abren hacia el oeste, pudiendo ver Espelunga, Ruzquía, al otro lado de la foz del Veral, Peña Ezkaurre.
Bajo por la loma norte, y continúo por traza de sendero hacia el oeste; voy a ver cuanto hay que bajar para luego subir al Espelunga. Cuando veo hasta donde hay que bajar al collado Espelunga (que me daría la posibilidad de subir este pico y el Ruzquía), decido que no; se pierden muchos metros, que luego tendría que haber remontado.
Así que vuelvo hacia la brecha de Taxeras, pero antes me encaramo a la Ralla de Alano, que me cierra el paso por el norte (a mi izquierda). Subida fuera de sendero, que me obliga a apoyar las manos en algún momento, alcanzando su pequeña cima (5:25 h). La cresta es alargada, pareciendo haber otras cotas hacia el SE. Las vistas sobre el llano de Taxeras impresionantes, así como de las agujas que tengo a mis pies. Cresteo un poco, con cuidado, hacia otra especie de cima (realmente es difícil saber cual es el punto más alto de la accidentada cresta), y desde ella decido bajar. No tengo muy claro que tanto la subida como la bajada, sean las más sencillas. La bajada la hice por una ladera muy inclinada, con mucho cuidado. No es difícil, pero el terreno es muy vertical. hacia el SE parece haber una canal más sencilla por donde descender (o ascender en su caso). Luego lo vi, ya desde el valle.
Retomo el camino, y a medida que se aparece ante mi la mole del Atxar de Alano, me digo ¿y por qué no? (también podía haber subido a la Punta de Taxeras entre ambos, pero no veía una acceso claro, aunque por lo que he leido lo tiene). La subida al Atxar de Alano, no tiene más que alcanzar una visible roca de color ocre, por una fuerte pendiente. Una vez alcanzada, el sendero sube hacia la cima. Este tramo es muy pendiente. El sendero, me deja en una pared con 3 alternativas. De frente una canal fácil pero estrecha, mal para subirla con mochila, peor para bajarla. A la izquierda una canal que no probé, pero que también parecía factible, y que salía directamtne al buzón. A la derecha una canal, con menos inclinación, pero más patio, que lleva a una vira, dejandome en la antecima. Desciendo unos metros entre ambas, y alcanzo la cima del Atxar de Alano (2.078 mts) (6:20 h). el cortado hacia el norte, sencillamente impresionante. No me entretengo mucho, porque el viento en las cimas es molesto, y decido hacer la parada larga abajo, en el riachuelo que bajar por la brecha del paso de Taxeras. Bajo por el mismo camino hacia la característica roca, y luego directo hacia el paso de Taxeras (sentido contrario a por donde he subido), por terreno vertical donde hay que andar con cuidado.
Aprovecho el riachuelo para descansar y refrescarme, y después ya solo me queda bajar por donde subí, hasta el coche, haciendo gran parte del tramo final por pista en lugar de sendero para proteger un poco las rodillas.
Ruta de dificultad moderada, aunque larga y con bastante desnivel acumulado, la califico como difícil porque hay muchos tramos donde me salí del sendero, bien porque no me quedó otra por la nieve, bien porque no lo encontré con facilidad. Dicho esto, muchas zonas transcurre por terreno muy vertical, que no es fácil de realizar si no se está acostumbrado. Si baja la niebla, el recorrido por el valle de los Alanos puede ser extremadamente peligroso y confuso, puesto que el terreno es idéntico.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta