• Foto de 128ª E4 'National Blue Trail' Mogiorosbanya-Pilicsaba
  • Foto de 128ª E4 'National Blue Trail' Mogiorosbanya-Pilicsaba
  • Foto de 128ª E4 'National Blue Trail' Mogiorosbanya-Pilicsaba
  • Foto de 128ª E4 'National Blue Trail' Mogiorosbanya-Pilicsaba
  • Foto de 128ª E4 'National Blue Trail' Mogiorosbanya-Pilicsaba
  • Foto de 128ª E4 'National Blue Trail' Mogiorosbanya-Pilicsaba

Dificultad técnica   Difícil

Tiempo  3 horas 24 minutos

Coordenadas 399

Fecha de subida 6 de junio de 2017

Fecha de realización enero 2010

-
-
455 m
119 m
0
8,5
17
34,08 km

Vista 9 veces, descargada 0 veces

cerca de Mogyorósbánya, Komárom-Esztergom megye (Magyarország)

11 de mayo de 2017

Distancia: 34,08 km.

Ascenso total: 1.095 m.

Descenso total: 1.020 m.

Altura máxima: 455 m.

Altura mínima: 119 m.

Valoración: 7

Tiempo de marcha: 10 horas

Velocidad media: 3,6 km/h

Señalización: Muy buena

Hoy ha sido una de esas etapas extrañas, esas de las que te van surgiendo cosas nuevas y de las que al final recuerdas por algún que otro motivo importante, pero vamos a ir por pasos.
Salimos de Szalma Vendeghaz sobre las 6:30 pero debíamos buscar una tienda, no llevábamos provisiones y necesitábamos desayunar y algo para el camino. Llegamos a una tienda en la otra punta del pueblo y fuera del camino donde compramos provisiones para el día, preguntamos a la señora de la tienda por un café pero no había nada abierto en Mogiorosbanya y la señora se ofreció a hacernos un café que tomamos en la misma tienda, la gente da el máximo por ayudarte, es alucinante. Les dimos las gracias y salimos a comenzar la ruta. Volvemos sobre nuestros pasos hasta encontrar la señalización, y nada mejor que comenzar subiendo por una pista con muros de tierra, al voltear mejora el camino descendiendo por un bonito sendero hasta llegar a una zona de casas de vacaciones. Nada mas cruzar la zona habitada, comenzamos la segunda subida después de dejar una carretera y coger un sendero a la derecha, bonita zona de nuevo con un fuerte repecho de ultima hora al final, dejando una antena a la izquierda del camino, en la cima de Hegyes-ko y descendiendo hasta el pueblo de Tokod. Atravesamos su calles, hay obreros trabajando en la reparación de aceras, dinero de la UE y comenzamos el ascenso mas grande del día. Al principio el camino va por pistas hasta un punto determinado en que giramos bruscamente a la izquierda para tomar un sendero en fuerte ascenso, la subida suaviza algo por su mitad, pero el final es terrible, bastante vertical hasta alcanzar la cima donde se encuentra una gran cruz. Descansamos y comemos algo, hace un bonito día y lo disfrutamos tumbados en la hierba. Comenzamos a descender por un lomo, una zona muy bonita donde la gente sube para hacer parapente, pero pronto el camino se convierte en una amplia pista nada vistosa hasta entrar en la gran ciudad de Dorog. Son las 11:15 pero después de 600 m. de desnivel, el cuerpo nos pide que le demos de comer, encontramos un bufe que por 3€ con bebida incluida nos metimos un gran plato de comida. Atravesamos Dorog, pasamos un subterráneo y salimos a un parque donde se encuentra el bonito edificio de un colegio mayor. Intentamos contactar con el alojamiento para confirmar la hora de llegada pero ni nos cogían el teléfono y cuando lo cogían no nos entendíamos ya que solo hablaban húngaro. Pasamos un bosque de jóvenes robles con sus brotes recién nacidos, cruzamos la carretera 117 y llegamos a Kestolc que cruzamos si parar. Comenzamos a subir lentamente hasta las montañas que tenemos enfrente pero al llegar a su base el National Blue gira a la derecha siguiendo la linea de la base hasta llegar a Kastropunszta donde hacemos una parada junto a unas esculturas de santos hechas en madera y donde se encuentran las ruinas de la basílica de la Santa Cruz. El descenso entre campos de cereal nos lleva a Pilicsev, pueblo muy alargado que cruzamos y donde paramos en el pub Milner para tomar una cerveza, uno de los clientes intentó entablar conversación con nosotros a pesar de que no sabíamos nada de húngaro.
Desde Piliszest a Piliscsaba hay aproximadamente una hora por un camino arenoso donde se hace complicado caminar. Entramos en la ciudad que hay que cruzar casi completamente para llegar al alojamiento, pero al llegar vemos que la ubicación que teníamos de él no era correcta, nos ponemos en comunicación con al agencia Szallas y no conseguimos localizar el sitio, pero después de muchas vueltas vemos que el numero 106 de Fo utca esta bastante lejos de su ubicación. Cuando vemos el lugar no queda otro remedio que decir que no, aquello era impresentable para alojarse, pensamos que el dueño alquiló nuestra habitación e intentó meternos en una buhardilla que no se limpiaba hace algunos meses, por lo que decidimos buscar algo por nosotros mismo, pero en una ciudad grande como Piliscsaba fue imposible encontrar algo. Después de muchas vueltas, entramos en un bar a preguntar, el dueño hizo lo imposible por encontrar un sitio donde quedarnos, hasta se marchó un tiempo a buscar mientras nosotros esperábamos solos en su bar. Al poco tiempo entró un cliente minusválido con su silla de ruedas eléctrica que intento ayudarnos pero no había manera. Thomas que así se llama el chico minusválido nos dice que tiene un pequeño apartamento pero que no tiene camas, nos daba igual, solo necesitamos un techo. Hace una gestión por teléfono y lo seguimos durante mas de dos kilómetros hasta un lugar hecho expresamente para minusválidos, pequeños apartamentos adaptados donde viven independientemente. Thomas llamo a un amigo para quedarse en su casa y nos dejo su apartamento sin conocernos de nada, quien hace eso por un desconocido? Es un favor impagable. Thomas se marcha y ponemos unas mantas por el suelo y nos apañamos para dormir, estamos muy cansados, mañana será otro día.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta