• Foto de 132ª E4 'National Blue Trail' Nagymaros-Nograd
  • Foto de 132ª E4 'National Blue Trail' Nagymaros-Nograd
  • Foto de 132ª E4 'National Blue Trail' Nagymaros-Nograd
  • Foto de 132ª E4 'National Blue Trail' Nagymaros-Nograd
  • Foto de 132ª E4 'National Blue Trail' Nagymaros-Nograd
  • Foto de 132ª E4 'National Blue Trail' Nagymaros-Nograd

Dificultad técnica   Difícil

Tiempo  3 horas 31 minutos

Coordenadas 499

Fecha de subida 19 de junio de 2017

Fecha de realización enero 2010

-
-
943 m
113 m
0
8,8
18
35,19 km

Vista 7 veces, descargada 0 veces

cerca de Nagymaros, Pest (Magyarország)

15 de mayo de 2017

Distancia: 35,19 km.

Ascenso total: 1.128 m.

Descenso total: 1.132 m.

Altura máxima: 943 m.

Altura mínima: 113 m.

Valoración: 8

Tiempo de marcha: 10 h. 30 m.

Velocidad media: 3,4 km/h

Señalización: Muy buena

Mishi es todo un personaje, me hubiera gustado saber mas de la vida de este hombre pero mucho cachondeo y venga copitas de paplinka, por cierto muy buena, pero no quería contar nada de su vida, solo de sus cacerías por Africa dando prueba la cantidad de animales cazados que había en su salón.
Jose Luis sigue con sus molestias en los tendones de la espinilla por lo que no volverá a salir, nos esperara en Nograd. Paul y yo salimos algo tarde, poco antes de las 8 de la mañana, utilizamos el sendero rojo que pasa por la puerta del alojamiento para que nos enlace con el Országos Kéktúra que es como le llaman aquí al National Blue.
Seguimos la calle principal, pasamos el cementerio de Nagimaros y comenzamos a subir por el bosque hasta salvar unas lomas y llegar a zona mas desarbolada con sembrados de cereal, salimos a una pista principal donde sube corriendo una chica con su entrenamiento matutino, enseguida enlazamos con nuestro sendero azul.
Llegamos a un parque de tirolinas con su pequeño zoológico de animales, el personal del parque les pone la ración de comida del día. Vemos que el bar del parque esta abierto, tomamos un café y compramos agua, no llevamos suficiente y el calor aprieta a primera hora de la mañana. Descendemos hasta un arroyo que cruzamos y volvemos a ascender de nuevo, Paul se da cuenta que se ha dejado la gorra en el bar, deberá hacer nueva compra al volver a España. Alcanzamos un plano con pastos pero no para el ganado, por aquí no hay ganado solo sirve para caza, y donde un grupo de trabajadores colocan torretas nuevas de madera para los puestos de caza. Descendemos hasta un cruce de carreteras donde hacemos un descanso en una zona de recreo, vemos que tenemos un pueblo cerca y tardamos poco en arrancar. Por la carretera llegamos a Kóspallag encontramos una tienda abierta pero tiene poco material, le han dicho a Paul que hay una tienda mas adelante y es verdad, encontramos un mini COOP, buenas tiendas en los pueblos bastante surtidas, entramos a comprar algo para almorzar, suelen tener cafeteras de autoservicio y lo acompañamos con un cafe, que tomamos sentados en la puerta.
Retomamos el camino siguiendo un Kalvaria como se les llama aquí a los Calvarios, por supuesto en subida, no paramos en las estaciones para rezar la oración hasta alcanzar la ermita situada junto al camino. El camino sigue hacia arriba hasta llegar a un alto y bajar aun arroyo que debemos cruzar, seguimos una alambrada y llegamos a un cruce de carreteras donde hay un pequeño camping, hacemos un giro a la izquierda y comenzamos a subir de una manera continua, sin agobios pero sin descanso durante un largo periodo de tiempo, volvemos a pasar por un hayedo de troncos espectaculares antes de llegar al al refugio Nagy Hideg Hegy en la cota 868 m.donde descansamos tomando un tetra de zumo y unos dulces. Cuando salimos comenzamos a descender y a seguir una cresta con subidas y bajadas y con vistas de las montañas de Nograd pero cuando pensamos que el refugio era la cota mas altas vemos que hay que subir al mirador de Csóványos en la cota 938 m.
Esta era la altura del día 938 m. en estas montañas es alta montaña. Comenzamos a descender, no hay pueblos, ni carreteras, ni zonas de recreo, solo montañas, bosques, barro, mosquitos y telarañas y los famosos gusanos que cuelgan de las hayas y que se meten entre tu ropa y tu mochila, 13 kilómetros de descenso, suave pero que se hacen interminables, antes de llegar a la zona desarbolada desde donde se puede ver Nograd y su castillo. Poco antes de llegar aparece Jose Luis que nos espera, ya ha hecho la compra por lo tanto la cena y las cervezas las tenemos aseguradas. Buen alojamiento el Buen Pastor, buena ducha y a disfrutar de las cervezas y de la cena, Paul ha hecho un poco de pasta y hemos disfrutado de una botella de rosado durante la cena, ahora a terminar de escribir y a dormir, mañana la ultima etapa de la travesía.

Alojamiento: Jo Pasztor Apartmanhaz 8,5
Relación calidad/precio 9

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta