-
-
363 m
125 m
0
0,5
1,1
2,12 km

Vista 2115 veces, descargada 64 veces

cerca de La Pared, Cantabria (España)

Hace unas semanas nos acercamos a Ramales de La Victoria (Cantabria) a hacer la recién instalada Vía Ferrata de El Cáliz. Se trata de una ferrata cortita, unos 200 metros y el punto de inicio se encuentra en el mirador de Covalanas, en la carretera que une Ramales con Lanestosa.

Encontramos el aparcamiento del mirador justo junto a una curva cerrada; aquí suelen dejar el coche también los escaladores de la zona y la gente que va a ver las famosas cuevas de Covalanas. Después seguimos la pista (N-NW) junto a las paredes de escalada y tras medio kilómetro aproximadamente, nos situamos bajo el corte por el que va la vía.

Un cartel nos indica el punto de inicio y nos habla de las normas a seguir (si es que no lo rompe ningún malnacido como de costumbre...). Yo en concreto como normas para esta ferrata diría que son obligatorios el uso de botas, disipadores y guantes; y si es posible casco también. Aunque se trata de una ferrata de iniciación, nunca deben fallar las medidas de seguridad.

El primer tramo nos sirve como toma de contacto, es muy tumbado y va primero por terreno herboso, después caliza y se adentra en el bosque hasta llegar a una travesía junto a la pared. De la travesía que va hacia la derecha, salimos a una cueva y después comienza a ponerse vertical la cosa.

Tras hacer unos cuantos metros en vertical, llegamos a una bifurcación en la que se dividen las dos salidas de la ferrata: por la izquierda tiene un par de pasitos desplomados y por la derecha tumba un poquito más; y entre ambas hay un puente tibetano de unos 5 metros.

Nosotros optamos por la variante de la izquierda, hacemos el tramo desplomado donde hay que apretar un poco más (aunque sin problemas porque hay grapas de sobra); y después una travesía hacia la derecha nos lleva hasta el puente. Tras asegurarnos a los cables superiores, jugamos al funambulismo y cruzamos hasta la otra salida de la ferrata. Los últimos metros se hacen sencillos y terminamos la vía con unas buenas vistas sobre el Pico San Vicente.

Para el regreso, vamos por donde el cartel nos marca “salida Covalanas” y seguimos por un bosque cerrado el sendero marcado con puntos rojos. Cuando llegamos a una bifurcación en la que hay otro cartel, salimos por la derecha a un pequeño claro, tal y como nos indica la flecha de la “salida a Covalanas”. Buscamos las trazas del difuso sendero y salimos a una pedrera bajo una gran pared. De aquí solo nos queda bajar buscando la senda que lleva a las cuevas de Covalanas y por élla seguir hasta el aparcamiento. En total unos 2,5km de recorrido.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta