• Foto de Orofino - Santiago de Arma (S415)
  • Foto de Orofino - Santiago de Arma (S415)
  • Foto de Orofino - Santiago de Arma (S415)
  • Foto de Orofino - Santiago de Arma (S415)
  • Foto de Orofino - Santiago de Arma (S415)
  • Foto de Orofino - Santiago de Arma (S415)

Dificultad técnica   Difícil

Tiempo  5 horas 33 minutos

Coordenadas 1311

Fecha de subida 25 de julio de 2017

Fecha de realización julio 2017

-
-
1.544 m
668 m
0
3,5
7,0
14,01 km

Vista 50 veces, descargada 3 veces

cerca de Miraflores, Caldas (Republic of Colombia)

Esta caminada la iniciamos en un sitio de nombre Orofino, localizado sobre la troncal occidental, al sur de la población de La Pintada. El lugar está a unos 25 km de La Pintada, yendo en dirección sur por la carretera troncal, hacia La Felisa. Otro referente es que 2.8 km antes del sitio existe un pequeño caserío entre la carretera y el río Cauca, que tiene una escuela con cancha de basquetbol, de nombre Chirapotó y en predios del municipio de Caramanta. En Orofino (670 msnm) existe una garrucha para pasar el río Cauca, la cual presta servicio cada hora exacta. El precio del cruce es de $2.000 por persona. Al pasar a la orilla derecha del río Cauca se llega a lo que fue la estación Pácora, del inexistente Ferrocarril del Pacífico. Este ferrocarril dejó de funcionar cuando tanto la carretera como la banca del ferrocarril fueron destruidas por un gran derrumbe que ocurrió el 16 de diciembre de 1970. Se trata del famoso derrumbe de Chirapotó que tapanó por varias horas el río Cauca. En la estación Pácora, en terrenos del municipio del mismo nombre, del departamento de Caldas, se continúa hacia la izquierda por camino. A los 600 metros de recorrido se cruza el río Pácora por un puento que existe en el lugar, el cual se compone de dos partes. La primera es la parte que permanece del puente de concreto del ferrocarril y la segunda un puente colgante con piso de guadua que ya presenta un deterioro significativo en el piso. Al pasar el puente se entra en el municipio de Aguadas. Se continúa por camino por la orilla derecha del río Cauca y a los 1.2 km se sigue a la derecha por un camino en ascenso. A los 2.2 km se llega a la casa de la finca La Virginia. Después de pedir permiso se continúa por camino a la derecha, es ascenso más pronunciado, para llegar a los 3.1 km de recorrido a un sitio con la posibilidad de divisar el cañón del rio Cauca. A los 3.9 km de recorrido se pasa por un lado de una torre de comunicaciones. A los 6.5 km de recorrido se llega a la finca Canadá y a partir de este sitio se continúa por un carreteable en ascenso para llegar a los 9.3 km de recorrido al sitio más alto de la caminada a 1.544 msnm. O sea que lo ascendido desde el río Cauca son 874 metros. A los 10 km de recorrido se pasa por un caserío de nombre Salineros. Se continúa por carretera para llegar a la población de Santiago de Arma (1.430 msnm) al completar un total de 14 km de recorrido. Santiago de Arma es una población muy antigua, que en esta semana estaba cumpliendo 475 años, pues fue fundada el 25 de julio de 1542, por orden de Sebastián de Belalcazar. Familias españolas se establecieron allí atraídas por la feracidad de las tierras y los ricos yacimientos auríferos. Santiago de Arma llegó a ser un pueblo importante en la época, tuvo cabildo, alcalde mayor, escudo donado por el rey de España, título de imágenes obsequiadas por el rey, caballeros de espada y golilla, encomenderos, entre otros. Hacia el año de 1777 muchas familias habían abandonado la ciudad por lo deleznable del terreno y el agotamiento de las minas. De la ciudad emprendedora de antes sólo quedaba un humilde caserío, en vista de lo cual las autoridades ordenaron el traslado de la villa al valle de San Nicolás el Magno de Rionegro, ciudad que empezaba a florecer entonces. El traslado de Arma a Rionegro fue ordenado junto con su escudo, sus títulos, imágenes, archivos y reliquias; sin embargo muchos vecinos se negaron a partir y permanecieron allí aferrados a sus tradiciones y sus tierras, hasta el año de 1808 en que decidieron fundar a Aguadas como una forma de defender su territorio amenazado por la invasión de los colonos antioqueños que venían del norte. En esta caminada participamos Iván Darío Arredondo (El Mono), César Rodríguez (El Duende) y Serafín Rueda.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta