Dificultad técnica   Muy difícil

Tiempo  7 horas 5 minutos

Coordenadas 2307

Fecha de subida 30 de julio de 2017

Fecha de realización julio 2017

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
2.889 m
2.476 m
0
3,8
7,5
15,05 km

Vista 291 veces, descargada 12 veces

cerca de Blatten, Canton du Valais (Switzerland)

El nuevo Refugio Monte Rosa se haya enclavado en un paraje impresionante: una cornisa rocosa a los pies del Monte Rosa entre los glaciares Gorner Gletscher y Grenz Gletscher. Las vistas de los cuatromiles de la zona de Zermatt es inmejorable: Breithorn, Matterhorn, Castor, Pollux, Liskamm..... Además, para acceder a él, hay que cruzar parte del glaciar Gorner Gletscher y trepar por unas escalas..... Todos estos alicientes hicieron que esta ruta fuese una de las que teníamos marcadas como obligatoria en la zona.

Para llegar al punto de inicio de nuestra ruta hay que usar distintos medios de comunicación y remontes. El coche hay que dejarlo en Tasch; nosotros optamos por estacionarlo en el parking de la estación de trenes (8 CHF) ya que allí mismo teníamos que tomar un tren lanzadera hasta Zermatt (14 CHF ida y vuelta por persona). El tren lanzadera tiene una frecuencia de salida de unos 15-20 minutos.

Una vez en Zermatt, justo al salir de la estación de tren, encontramos la estación del Gornergrat Bahn, el tren cremallera que nos subirá hasta Rotenboden. El precio de este tren es de 98 CHF ida y vuelta por persona.

Una vez en Rotenboden comenzamos nuestra ruta admirando las vistas que del Matterhorn tenemos desde este punto..... impresionantes. El día está despejado, con un sol radiante.

Tomamos un sendero que nos dirige hacia el valle del Glaciar Gorner Gletscher. Las dimensiones del glaciar y las vistas de los cuatromiles son increíbles. Vamos remontando el valle glaciar por un sendero bastante cómodo hasta que llegamos a la zona en la que debemos descender hasta el propio glaciar. A partir de aquí las dificultades técnicas aumentan.

Descendemos por una cornisa rocosa en la que algunas cuerdas fijadas a la pared o a postes nos dan algo de seguridad. Pronto llegamos a un tajo en la roca, labrado por el glaciar durante siglos, que hay que salvar descendiendo por unas escaleras metálicas (divididas en dos tramos) fijadas a la pared. hay que ir con mucho cuidado para que el peso de la mochila no nos desequilibre.... en condiciones de mojado las escaleras son más resbaladizas pero como el día está seco bajamos hasta el glaciar sin mayor problema.

Nos encontramos ahora junto a la lengua del Glaciar Gorner Gletscher. Unas rudas escaleras, cuyos extremos apoyan en la roca y en el glaciar, debían de servir para salvar la grieta que separa el hielo de la roca.... pero el mal estado de esas escaleras desaconsejan usarlas ante el riesgo de perder el equilibrio y caer al fondo de la grieta. Nos calzamos los crampones y buscamos una zona en la que el hielo esté mas cercano a la roca para poder acceder al glaciar dando un salto.... con cierto miedo nos plantamos encima del glaciar. El hielo está en buenas condiciones aunque el primer tramo tiene una fuerte pendiente de subida que asusta a alguno de los miembros del equipo al que hay que animar a proseguir.

Caminamos ya sobre la superficie del glaciar con mucha precaución... nos orientamos con el GPS y unas balizas que indican el camino correcto. No perdemos la concentración porque un resbalon puede suponer precipitarnos a alguna de las grietas del glaciar o a la que lo separa de la roca.

Poco a poco ganamos confianza y atravesamos este glaciar hasta salir a una zona de morrena en la que se camina con más libertad. Tras esa zona de morrena llegamos al segundo glaciar que debemos pisar hoy: el Grenz Gletscher. Por este glaciar avanzamos a mejor ritmo ya que presenta menos dificultades. Salimos del glaciar más adelante y nos quitamos los crampones. En este punto cabe la opción de llegar al refugio por la via antigua, mas cercana al glaciar. Nosotros optamos por tomar la nueva via.

Comenzamos a remontar las laderas que nos conducen hasta el refugio, llegando a un puente metálico que salva el torrente que baja desde el Gornersee, un lago formado a los pies de otro glaciar que se derrama al mismo mediante una bellísima cascada. A partir del lago la subida se endurece. Debemos remontar en poco tramo el desnivel hasta el refugio. En algunas zonas encontraremos, para salvar los pasos mas complicados, grapas metálicas clavadas en la roca.

Poco a poco comenzamos a ver el refugio más cerca. Tras una buena subida llegamos al mismo. El refugio es muy nuevo, enorme y muy moderno.... parece una base espacial.

Entramos en el refugio y nos refrescamos con unas cervezas que, aunque a precio de oro, nos saben a gloria. Admiramos el paisaje desde la terraza del refugio y comenzamos los preparativos para el regreso ya que el cielo se está cubriendo con unas amenazantes nubes negras que no auguran nada bueno.

Comenzamos el regreso descendiendo hasta el Gornersee a buen ritmo. Al llegar al borde del Grenz Gletscher comienzan a sentirse los primeros truenos de la tormenta que se nos ha venido encima. Nos cramponamos sin dilación..... en ese momento comienza a llover con persistencia aunque no demasiado.

Progresamos por el glaciar lo más rápido que podemos y nos plantamos en el Gorner Gletscher enseguida. El primer tramo de vuelta de esta glaciar lo afrontamos sin dificultad pero el último, en descenso hasta la pared rocosa, se le atraganta a Ana.... hay que animarla y echarle una mano para que no se quede clavada.

Salimos del glaciar, descramponamos y subimos las escaleras metálicas lo más rápido que podemos (ahora están mojadas por la lluvia y se tornan mas peligrosas que a la ida).

una vez salimos de la zona de las escaleras, en terreno más favorable ya, apretamos el paso bajo la lluvia y los truenos. Llegamos a la estación de Rotenboden con bastante frío en el cuerpo. Afortunadamente existe un edificio de aseos en la estación (en perfecto estado, incluso con secamanos eléctrico que nos viene genial para calentarnos las manos), bajo cuyo techo nos cobijamos a la espera de que llegue el tren que nos bajará hasta Zermatt.

Velocidad promedio en movimiento: 3,4 km/h
Velocidad promedio con descansos: 2,6 km/h
Tiempo en movimiento: 5 horas y 11 minutos
Tiempo total empleado: 7 horas

Abastecimiento de agua: Zermatt (antes de comenzar la ruta), Refugio Monte Rosa Hutte

Imprescindible GPS y Track.
Material obligatorio: Crampones y Piolet

3 comentarios

  • Foto de Ana Maria Ocaña

    Ana Maria Ocaña 30-jul-2017

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Esta ruta no deja indiferente a nadie. El entorno es impresionante...... Es necesaria cierta experiencia en alta montaña y una equipacion minima para afrontarla con garantías.

  • Foto de acal

    acal 30-jul-2017

    Impresionante ruta de alta montaña, cargada de adrenalina. Yo creo q el realizarla ha abierto en nuestro ánimo la apetencia por incrementar nuestra formación como montañeros para afrontar estas situaciones con garantias.

  • Foto de Miguel Angel Criado

    Miguel Angel Criado 25-ago-2017

    Antonio, como bien dices, el hambre montañera ha crecido exponencialmente tras esta ruta....

Si quieres, puedes o esta ruta