Dificultad técnica   Difícil

Tiempo  5 horas 5 minutos

Coordenadas 1372

Fecha de subida 20 de mayo de 2012

Fecha de realización mayo 2012

-
-
1.394 m
571 m
0
6,8
14
27,38 km

Vista 3449 veces, descargada 69 veces

cerca de Islallana, La Rioja (España)

Más en: http://tracksrioja.blogspot.com.es/2012/05/caminos-y-sendas-cerroyera-viguera-btt.html
La presente ruta de caracter dificil en BTT, es exigente (por lo menos para mí), desde el punto de vista físico (acometemos un gran desnivel en pocos Km) y por algunos tramos técnicos en cuanto a la conducción por senda. Como recompensa obtendremos, grandiosas vistas, ciclando por pistas, caminos y algunas sendas casi olvidadas, por parajes de una variada vegetación.

Partimos desde las riberas del rio Iregua a su paso por Islallana, que por cierto ni es pueblo (barrio de Nalda), ni es isla (evidentemente) y por descontado poco o nada tiene de llana. Ascendemos por el viejo camino que asciende a Viguera desde el N con fuerte rampa en las calles del pueblo hasta la plaza de esta localidad. Este lugar es donde el monarca navarro García Sánchez I (925-970) situó la capital del reducido reino de Viguera que dejó en herencia para su hijo Ramiro, y que ocupaba los valles del Leza y del Iregua y la mayor parte de Cameros. Tuvo una vida de sesenta años.
Desde luego sigue siendo “un verdadero reino” para los amantes de la BTT y el senderismo, por las múltiples posibilidades que ofrece.

Remontamos el arroyo Madre por pista asfaltada hasta las canteras de yesos y tomamos la pista que a la izquierda gira 180º hacia el N, no hace mucho tomé la opción de la derecha.
Con buen firme y un gran desnivel, vamos dejando atrás el desértico paisaje blanquecino de las explotaciones mineras y van apareciendo las amarillentas aulagas, las verdes carrascas, bojes, robles quejigos e incluso hayas que en las partes altas de las laderas N del barranco, buscan la humedad.
Hemos desestimado tomar las sendas de los caminos de Miraflores y de Montalvo (fuente de las denominaciones visor de IDERIOJA, capa catastro) por su gran exigencia y continuamos por la pista, que tampoco es “moco de pavo”. Aprovechamos para tomarnos un pequeño descanso en el abrevadero, junto al depósito contraincendios próximo a Era García. Proseguimos dejando los corrales de Cerro Arado al N (izquierda), y acometemos el “muro hormigonado”-que se me atragantó al final-, y que da paso a las praderas de Las Navas junto a un bosquete de pinos, cruce de caminos donde se presentan varias posibilidades. Nosotros decidimos abandonar la pista y transitar por sendas utilizadas por el ganado.

Con apenas desnivel nos dirigimos con componente O entre aulagas, bojes, enebros y alguna “cariñosa” zarza, hasta el conocido como Chozo Blanco por los parajes del Robellón y Los Planos, entre prados ocupados por yeguas y caballos. Salimos a la pista cimera que nos conduce con preciosas vistas hasta el collado situado en la ladera S de Cerroyera. Y sin pensarlo mucho seguimos la pedregosa pista que con fuerte pendiente nos deposita en la amplia cima de 1407m -para cuando me quise dar cuenta Javi había sido “abducido”, y a Alb lo veía muy lejos-. La cumbre se encuentra invadida por las antenas que han crecido como las setas estos últimos años, y donde nos tomamos un merecido descanso, admirando las imponentes vistas.

Bajamos por la pista que por el N desciende hasta las praderas situadas a 1280m de altura. Lugar donde abandonamos la pista para coger un trayecto treméndamente atractivo y salvaje, la senda (antiguo Sendero Local de Pequeño Recorrido, Viguera –Cerroyera, de los llamados Paseos por el Camero Nuevo).Presenta un estado un tanto irregular e invadido por la vegetación, debido al poco uso que se hace de él(tramo endurero).
Vamos descendiendo siguiendo la rueda de Alb. experto en esta lides, la pendiente entre arbustos y alguna haya por el término de La Barga con la vista en los prados que hay abajo, donde se sitúan unos corrales próximos y la pista que viene del Portillo de las Monjas (izquierda).

Atravesamos dicha pista con componente N siguiendo el P.R. (marcas amarillas y blancas), por el que fue camino de Torre a Viguera y que baja con apenas pendiente. El estado de la senda mejora sustancialmente en cuanto al firme y el tránsito despejado, con vistas a nuestra derecha – ¡ojo! con las alambradas que hacen de cancelas, pueden estar el suelo-.Salimos a un camino, junto a los corrales en El Pozo. El rápido descenso por el Camino del Bujo nos deposita en unas majadas en ruinas en la base del pico Palomar.

En este punto, se nos presentan dos opciones: subir por la irregular pista o la elegida, ladear por la senda (atajo) que bordea la ladera S, hasta unos corrales próximos al collado del Castillo de Viguera.
La tarde se va apagando rápidamente y decidimos bajar por el camino más rápido, la Vía Romana del Iregua hasta Viguera y por camino de inicio al lugar de partida en Islallana.

Ver más external

Comentarios

    Foto de jopaso

    Añade un comentario (como jopaso)  o Haz tu propia valoración