Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  3 horas 46 minutos

Coordenadas 1920

Fecha de subida 13 de agosto de 2012

Fecha de realización agosto 2012

-
-
1.766 m
1.203 m
0
2,7
5,3
10,63 km

Vista 4207 veces, descargada 132 veces

cerca de Cómpeta, Andalucía (España)

Nuestro Blog en: www.ubagobike.blogspot.com


De SENDERISMO PUERTO BLANCO-PUERTO COMPETA-EL LUCERO 9-8-12


Después de la subida a La Maroma desde el Roblebal del año pasado en el mes de agosto, decidimos el amigo Rafael, Javier y un servidor ir al Lucero que con sus 1.765 mts. es un pico emblemático de la Sierras de Tejeda, Alhama y Almijara que completa un excepcional Parque Natural por su altitud tan cercano a la costa mediterránea (las vistas son inmejorables). 





El perfil del pico simula a un triángulo con unas pared en algunas zonas casi verticales, es un mirador digno de conocer que sacia el esfuerzo una vez que se alcanza la cumbre.

Iniciamos la ruta desde Puerto Blanco a 1.200 mts. después de salir en coche de Torre del Mar a las 06:30 h para dirigirnos por carretera a Cómpeta, Canillas de Albaida donde cogimos el carril que a lo largo de unos 8 kms. subimos por un auténtico pedregal que puso a prueba el coche...
 





Como decía, ya en Puerto Blanco empieza un sendero que conduce tras superar un desnivel de 200 mts. y en apenas 1,5 kms. se llega al Puerto de Cómpeta, boquete natural que accede a una vertiente donde se divisa a un lado la costa malagueña y al otro lado la comarca de Alhama de Granada. 





Sin apenas descansar continuamos a un ritmo frenético que mantuvimos hasta coronar el Lucero ya que alcanzamos nuestro objetivo en 01:36 h en 5,5 kms. para bajar al Camino de la Cuesta Parda donde hay que desviarse a un par de kms. para coger la vereda que sube al Lucero o Peña de los Moriscos. La vereda es estrecha y pedregosa que en continua subida pasamos por varios collados donde el paisaje es de roca salpicados de pinos y matorrales.

A pocos metros de coronar el Lucero la subida es más abrupta salvando los últimos metros de vereda en zig-zag para salvar el desnivel. 





Al llegar al pico nos detuvimos para divisar el eesplendido horizonte, reponer fuerzas con un buen bocata y fotos a diestro y siniestro... 





La verdad es que la ruta da mucho de sí y más en compañía de grandes personas que completamos una jornada que nun ca olvidaremos, hasta la próxima al Mulhacén y el año que viene al pico El Cielo... 





¡Otra a la saca!

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta