-
-
740 m
415 m
0
9,3
19
37,27 km

Vista 1006 veces, descargada 20 veces

cerca de Hinojales, Andalucía (España)

5 de marzo de 2013

Distancia:37,27 km.
Desnivel+: 1.015 m.
Desnivel-: 1.059 m.
Tiempo total de marcha: 8h. 46 m.
Media total: 4,4 km./h.
Señalización: Muy buena
Valoración: 8
Con el coche de Paul nos hemos ido desde el Real de la Jara hasta Hinojales, ayer dejamos colocado mi coche en Cala para la llegada, el cielo se encuentra cubierto pero de momento no llueve y sin llover llegamos a Hinojales, enseguida nos ponemos en marcha. Tenemos que subir un poco por el camino que terminamos ayer hasta un cruce donde un poste con tres flechas señalizadoras indican el sendero de salida y el de llagada, marca 2 horas y 5 minutos para realizar el recorrido entre Hinojales y Cañaveral de León tomando el camino de la Víbora, cementado y bien preparado para pequeños paseos y señalizado como pr. Al terminar el cemento un panel confirma el final del sendero, nosotros continuamos el gr 48 siguiendo de frente pero ya por una pista de tierra indicado como el camino de la ermita de las Tablas. Las cabras se mueven silenciosamente entre la arboleda donde se respira una calma absoluta, algunos alcornoques majestuosos saludan al paso del caminante y los olivares crecen entre los roquedos donde los cerdos han dejado el suelo limpio de hierba. La pista es buena y en descenso, cruzamos la carretera que va de Cañaveral de León a Hinojales que sí volvemos la vista atrás aún podemos divisar en el alto. Poco después de cruzar la carretera hacemos un giro a la izquierda para abandonar la cómoda pista para internaremos en un sendero que se convierte en camino irregular entre muros de piedra, a los lados ganado vacuno aprovechando la riqueza en forma de hierba que produce la dehesa. Ya tenemos a la vista Cañaveral de León, aparecen las señales del Camino de Santiago que viene de Huelva y que se unirá en Zafra a la Vía de la Plata. Entramos en Cañaveral de León por el "Molino del tío Antón" con el ruido característico que produce el agua al caer desde un nivel superior y ese nivel superior es "La Laguna" un magnífico lago situado en plena plaza del pueblo utilizado en verano como piscina natural por la gente del lugar. Cruzamos Cañaveral de León no sin antes echar un vistazo a la iglesia gótico-mudejar de Santa Marina. A la salida del pueblo debemos tomar la carretera a la izquierda en dirección a Arroyomolinos de León, la seguimos aproximadamente 500 m. Hasta tomar un desvío a la izquierda por una cómoda pista, la seguimos y cuando llegamos a la Rivera de Montemayor hacemos un giro brusco a la derecha para seguir su cauce por el margen derecho, entre el río y una alambrada que no hay que cruzar en ningún momento aunque el río en ocasiones de mucha agua no te lo permita. Llegamos a una zona de recreo cercana a la carretera subimos a ella para cruzar el puente sobre la Rivera y continuar por un camino en muy buen estado, un pastor conduce su rebaño de cabras al cruce de nuestro grupo. Comienza a llover, era lo que temíamos así que sacamos todo lo que tenemos para luchar contra el líquido elemento. Piarás de cerdos ibéricos a ambos lados de nuestro camino, poco después comenzamos un ascenso que nos subirá a un alto que hacemos por la carretera aunque al llegar arriba, debamos de tomar un empedrado sendero que desciende por un bonito camino hasta Arroyomolinos de León. En el primer bar que encontramos paramos a relajar nuestra ropa y a comer alguna cosa acompañados de una coca cola, el bar es una Peña de Talavante en Arroyomolinos, unos chavales que se encuentran almorzando nos ofrecen tapas de chorizo a la plancha. Cuando terminamos el piscolabis salimos bajo la lluvia, cruzamos el pueblo dirección sureste donde giramos a la derecha y tomamos un desvío que baja hasta la orilla de un arroyo que seguimos por su margen izquierdo, cruzamos una pasarela de hormigón y comenzamos a subir por un antiguo camino hasta un alto situado entre las sierras de los Grabieles y la sierra de la Nava, descendemos en zigzag hasta los Llanos de Matias a enlazar con una pista que seguimos bastante tiempo, luego nos desviamos tomando un desvío sin camino, señalizado por las balizas y alguna señal de continuidad pintada en las rocas. Así llegamos a la Rivera de Hierro, llueve a mares por lo que el río va muy crecido y es imposible vadearlo. Neil, Paul y Antonio no se cortan y atraviesan el río empapándose las botas de agua, yo decido quitármelas a pesar de la lluvia. A partir de aquí el camino se complica un poco aunque la señalización ayuda, sin una pista o sendero fijo solamente continuado por las señales que no hay que perder en esta zona bordeando la Sierra de los Castillejos. Subimos un pequeño puerto y descendemos hasta llegar al camino de los Molinos que en cortos sube y baja llega hasta el polígono industrial de Cala con su castillo al fondo, seguimos de frente hasta la calle principal que tomamos al este para reencontrarnos con mi coche, siempre con una atormenta muy grande que acaba empapando todo lo que pillaba a su paso. Dejamos atrás la bonita iglesia de Cla, situada en la plaza de los Mineros antes de llegar al coche, tomamos un café y unas coca colas en el bar el Trabuco antes de irnos a Hinojales por el coche de Paul.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta