• Foto de E4 GR36 16ª CAUDIES DE FENOUILLÈDES-ROUFFIAC DES CORBIÈRES
  • Foto de E4 GR36 16ª CAUDIES DE FENOUILLÈDES-ROUFFIAC DES CORBIÈRES
  • Foto de E4 GR36 16ª CAUDIES DE FENOUILLÈDES-ROUFFIAC DES CORBIÈRES
  • Foto de E4 GR36 16ª CAUDIES DE FENOUILLÈDES-ROUFFIAC DES CORBIÈRES
  • Foto de E4 GR36 16ª CAUDIES DE FENOUILLÈDES-ROUFFIAC DES CORBIÈRES
  • Foto de E4 GR36 16ª CAUDIES DE FENOUILLÈDES-ROUFFIAC DES CORBIÈRES

Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  11 horas 11 minutos

Coordenadas 3924

Fecha de subida 4 de junio de 2013

Fecha de realización mayo 2013

-
-
905 m
279 m
0
8,2
16
32,61 km

Vista 1272 veces, descargada 18 veces

cerca de Caudiès-de-Fenouillèdes, Languedoc-Roussillon (France)

16 de mayo de 2012

Distancia: 32,61 km.

Desnivel positivo: 1.377 m.

Desnivel negativo: 1.393 m.

Altura máxima: 905 m.

Altura mínima: 279 m.

Tiempo de marcha total: 10 h. 40 m.

Señalización: Muy buena

Valoración: 8

Mal día tenemos para comenzar la etapa reina, hace frío y cae un poco de chirimíri, nos despedimos de Monique y de Patrick después de desayunar, la verdad que se han volcado en atenciones con nosotros.
Salimos de Caudies por una carretera aunque enseguida tomamos un camino a la derecha, que nos lleva hasta el llamado "chemín du facteur" o el camino del cartero, al principio asciende de forma suave hasta llegar a una pared montañosa la Soula de la Roque, donde el camino asciende muy vertical y entre la humedad exterior y la humedad interior del sudor hace que todavía sea más duro el ascenso. Cuando llegamos arriba tenemos unas vistas magníficas del valle de Fenouillèdes. Descansamos un poco para reagrupar ya que cada uno hemos llegado como hemos podido, dejamos a la izquierda las ruinas de Malabrac, sabemos que están ahí aunque no llegamos a verlas. Por un bonito sendero desembocamos en un carril que sigue ascendiendo hasta alcanzar un llano donde el ganado vacuno anda libremente por los prados a la altura de las ruinas de la Bergerie de la Couillade. Descendemos hasta las ruinas del Hameau de Campeau, un grupo de casas derruidas, antiguas colonias de ganaderos que aprovechaban los magníficos prados. Varios desvíos parten desde este grupo de casas: Hay que estar atentos por esta zona, no hay muchas posibilidades de balizamiento, descubrimos a lo lejos la señal que penetra en un callejón de bojs que al final desemboca en un carril que asciende hasta la Roc Paradet, a partir de aquí comenzamos a descender, de momento muy suavemente por un carril que al final se transforma en senderos que va descendiendo con una progresiva pendiente de piedra suelta donde hay que estar atentos para no pegar un resbalón. Pasamos entre la Roc de Nissol y la Roc de Capeils, bordeamos una pedrera y descendemos a una pista en el Col de Lenti que en pocos metros nos deja en una carretera que llega al comienzo de las Gorges de Galamus donde aprovechamos para descansar y comer, es la zona de La Tirounière. Después de comer cruzamos el río Agly por una pasarela de madera para ascender vertiginosamente hasta la carretera que seguimos a la derecha durante un kilómetro hasta desviarnos a la izquierda para subir por un sendero hasta el Pla de Brezou. Comienza a llover de nuevo, me he quitado y puesto prendas hoy un montón de veces, tan pronto hace sol como corre el viento o comienza a llover. Desde el Pla de Brezou comenzamos a descender suavemente, el bosque comienza a cambiar convirtiéndose en más alpino, pinos, abetos etc. ya sin tanta variedad de vegetación. Alcanzamos una pista, a lo lejos y a la derecha las murallas del magnífico castillo de Peyrepertuse sobre una pared de rocas. La pista desemboca en una carretera que se desdobla, a la derecha baja al pueblo de Duilhac sous Peyrepertuse y la otra que asciende duramente al castillo, duramente para nosotros, no para los coches que suben a visitarlo que estos no se enteran. Llegamos arriba, es impresionante la situación, merece la pena echarle un vistazo en las imágenes de internet para confirmar lo que digo, el castillo de Peyrepertuse. El antiguo camino accede al castillo y desciende por la otra vertiente pero hace unos días que han puesto una taquilla y sólo se puede pasar pagando 6 euros y así tener la posibilidad de bajar al otro lado, pero como la mayoría no hará esto la Federación francesa ha construido un camino que bordea la Roc Rouge, camino complicado, sobre todo si ya llevas muchos kilómetros encima y bastante carga. Bordea la montaña y desemboca en la carretera a la altura de Col de Grés, carretera que cruzamos para llegar a Roufiacc de Peyrepertuse, al otro lado del pueblo cruzamos un puente y enseguida llegamos a nuestro alojamiento "Les Casots" un complejo de apartamentos de madera que gestionan Alain y Anne. Llegamos a las 19:30, un poco tarde para la cena francesa, nos damos una ducha rápida y pasamos al comedor donde tomamos un aperitivo. En Francia es costumbre que el cliente cene con los anfitriones en los gîtes o en las Chambres d'Hôtes, el problema es el idioma aunque todos ponemos de nuestra parte para entendernos. Curiosa la colección de peines de Alain, tiene de todos los países y continentes. En la mesa una cerveza artesana acompaña un aperitivo, enseguida la cena : Crema de espárragos y lomo de cerdo con setas secas trompeta del amor que coge Alain por el campo, queso con miel completamente blanca y mousse de chocolate acompañado por un muscat, vino dulce de las regiones vinícolas del sur. Un tipo interesante Alain, un trotamundos que vive afincado ahora en este pueblo al norte de Peyrepertuse. Al finalizar la sobremesa, como siempre, derechos a la cama, somos obedientes, mañana Alain nos enseñará su taller de bonsais.
Aloj. Les Casots 6
Cena: Les Casots 8
Desayuno: Les Casots 7
Relación calidad/precio: 7

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta