Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  4 horas 23 minutos

Coordenadas 1103

Fecha de subida 15 de agosto de 2013

Fecha de realización julio 2013

-
-
2.537 m
2.313 m
0
2,7
5,4
10,71 km

Vista 6850 veces, descargada 99 veces

cerca de Gavarnie, Midi-Pyrénées (France)



Travesía circular de montaña de 6 etapas en el Valle de Pineta, Añisclo, Ordesa y Monte Perdido, con ascensiones al Taillón y Monte Perdido. Con más de 4.400 metros de desnivel acumulado en 62 kilómetros, inicia su recorrido frente a la Ermita de Nuestra Señora de Pineta, cerca del Parador Nacional, un aparcamiento amplio en una zona próxima a un antiguo camping. Al pasar por el Glaciar de Monte Perdido se hace necesario llevar equipo de progresión en nieve, así como para despachar los numerosos neveros que este año han quedado en muchos pasos importantes, fundamentalmente imprescindible para ascender a Monte Perdido por la Escupidera, y el Taillón, si se asciende por la Brecha de Rolando. Por la fecha y lo expuesto del recorrido, fundamental también acarrear la tienda vivac.




Este año las tormentas fuertes en el Pirineo han sido las protagonistas de una travesía que a priori se planteaba con un nivel de moderado a difícil, y que la meteorología lo ha tornado claramente de difícil a muy difícil. Raro era el día que no llovía o granizaba, y en dos ocasiones la granizada acompañada de tormenta fue extrema, hasta el punto de saturar el suelo y convertir las laderas en auténticos ríos, y la tienda vivac en barquitos de papel. Sin embargo, todas las mañanas daba su tregua, hasta el mediodía o la tarde, depende del día. Por este motivo, la zona de vivaqueo se ha repetido en varias ocasiones (etapa 3, y ascensión al Taillón).



El recorrido tiene un paso de escalada fácil (IV+) al final del descenso del Glaciar de Monte Perdido, y la Escupidera de Monte Perdido con nieve desde el Lago Helado hasta la misma cumbre. Para ascender al Taillón tomamos el nevero que se dirige directamente a la Brecha de Rolando para después continuar al Dedo, fácil y con huella. La Faja de la Flores, muy sencilla pero extremadamente aérea.



Los parajes del recorrido son genuinamente calizos, en un relieve de contraste formado al principio por valles delimitados por paredes extremadamente verticales, de roca desnuda alternada con bosques imposibles donde vistos desde el frente, cada pie de un árbol comienza al final de la copa del anterior, y praderas allí donde los aludes no dejan crecer vegetación leñosa. De vez en cuando extensas líneas verticales a modo de cicatrices se derraman en pedreras y canchales o cascadas de agua, que desde lejos parecen congeladas en el tiempo. Es frecuente que las paredes de los valles terminen bruscamente sobre los 2.500 metros de altitud en zonas de relieve más relajado constituido por karts herbosos y dolinas amplias, entre circos y roca lavada, en ausencia generalizada de ibones, y fajas herbáceas previas al establecimiento imponente de los colosos calizos de las Tres Sorores, omnipresentes desde que alcanzamos el Collado de Añisclo. Finalmente barrancos muy encajados donde no hay valles y extensos circos glaciares colgados en su cabecera se entremezclan en un laberinto orográfico que va hacer al montañero un escenario muy prometedor.



La primera etapa se eleva por un sendero claro y muy vertical, con incluso algunas trepas muy sencillas, que va desde el aparcamiento del camping de Pineta, hasta el Collado de Añisclo, para desde aquí descender hasta la base herbácea de la Fon Blanca por el Cañón de Añisclo, un barranco muy encajado y espectacular que destreparemos hasta primer barranco tributario, al que se accede por una pasarela. Todo el recorrido está señalizado como GR y corresponde a una variante del GR 11 que sortea las clavijas de otro recorrido superior más aéreo que va desde el refugio de Góriz hasta el de Pineta. Las vistas desde el Collado de Añisclo sobre el Valle de Pineta recuerdan a la observación de una fotografía aérea en proyección cenital, cuya pendiente convexa ayuda poco a los que no están habituados a los paisajes verticales, ya que a unos poco centímetros de la punta de los pies deja de verse el suelo próximo para reaparecer en el fondo del Valle, mil metros más abajo. Estamos en el Balcón de Añisclo.

Al día siguiente nos dirigimos al Collado Superior de Góriz, puerta que nos introduce en la parte superior del Valle de Ordesa, y desde donde accedemos fácilmente al refugio de Góriz y los dos collados siguientes que nos llevan a los Llanos de Millaris. Vivaqueamos en un paraje denominado el Descargador, una zona donde por lo visto, y damos fe, las tormentas se ensañan especialmente más que a sus alrededores.

Etapa circular de poco desnivel que en un primer lugar recorre el escalón previo al Taillón y Pico Blanco, por una zona ondulada entre dolinas y circos glaciares que precipitan sin transición al Valle de Ordesa. Esta primera parte finaliza en el comienzo de la conocida Faja de la Flores, la gran protagonista de la etapa de hoy, un sendero colgado y sobretechado, que transcurre casi horizontal a lo largo de una pared que a un paso, da directamente al Valle de Ordesa, 1000 metros más abajo. Es un recorrido que solo requiere prudencia y serenidad, sin ninguna complicación salvo la que nos queramos procurar por nuestros propios nervios. Debo decir que es uno de los recorridos más espectaculares de los que he hecho en mi vida, ¿no sé como clasificarlo?, se me ocurre “sobrecogedor”, con el temor de no volver a poder usar esta palabra en mucho tiempo. El recorrido es cerrado por un kart de piedra desnuda, el Cotaturo, muy llano en apariencia, pero con infinidad de abruptas zanjas, grietas y boquetes, muy entretenidos.

Ruta circular de ascenso al Taillón por la Brecha de Rolando. Sencilla ruta de ascensión al Taillón, incluso de poco desnivel, solo los neveros hasta la Brecha y Dedo, dan cierta dificultad al recorrido. A nuestro caso se añadió una tormenta temprana que nos alcanzó justo en la cumbre. El recorrido de vuelta prácticamente sin nieve, te lleva al punto inicial en muy poco tiempo. Las vistas al Pirineo Francés son espectaculares.

Ascensión a Monte Perdido con todo el equipo de travesía. Tras coronar la cumbre caliza más alta de Europa, tomamos dirección hacia el Glaciar de Monte Perdido, en la vertiente del Circo de Pineta por el Cuello del Cilindro. Es la etapa más alpina de toda la travesía, y muy crítica si hace mal tiempo, ya que en altura nos permite volcar al Ibón de Marboré, desde el que podemos cerrar la travesía en un recorrido circular perfecto. El Glaciar es fácil, salvo el destrepe final en roca, clasificado como IV+. Pero lo realmente crítico es localizarlo, ya que si no lo conseguimos nos quedaremos atrapados a unos metros de finalizar el recorrido.

Esta última etapa cierra esta preciosa travesía de montaña en un recorrido esquicito y sosegado hasta el lugar donde iniciamos nuestra aventura. En un día cálido y soleado, bajamos por el sendero del Balcón de Pineta, muy concurrido por excursionista que quieren pasar un día agradable. El sendero termina en una pista, que rápidamente nos lleva hasta el aparcamiento.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta