-
-
1.980 m
707 m
0
3,7
7,4
14,77 km

Vista 2717 veces, descargada 150 veces

cerca de El Puerto de Somiedo, Asturias (España)

Se trata de una de las rutas más espectaculares y hermosas de alta montaña que se puede realizar en el Parque Natural de Somiedo, en la cual tendremos la ocasión de adentrarnos en una de las zonas más abruptas de alta montaña del parque donde se hallan numerosos picos que rondan los 1900 metros de altitud.

Partiendo del pueblo vaqueiro de Santa María del Puerto, accederemos rapidamente a zona de alta montaña, con gran aislamiento y fuera de las rutas oficiales del parque, en la cual ascenderemos paulatinamente a algunos de los picos más importantes y elevados de la zona, entre los que se hallan: el Alto del Putracón (1909 m.), Peña Salgada (1976 m.), el Pico Alto (1849 m) y Peña Gúa (1697 m.) desde los cuales se obtienen algunas de las mejores vistas de la región, absolutamente inolvidables.

La ruta resulta una delicia para los sentidos, contemplando a lo largo de la misma hermosos paisajes, con amplias vistas de los picos más elevados y de varios valles de Somiedo, Babia y otras zonas limítrofes.

Por último, en el ámbito etnográfico, la ruta nos permitirá descubrir varias de las conocidas y hermosas brañas somedanas, entre las que se hallan la escondida Braña de Valdecuélebre, donde todavía es posible contemplar algún corro (las cabañas más antiguas y tradicionales del parque, con techo de piedra), y la Braña de Mumián, una de las más importantes del parque que conserva el segundo mayor conjunto de cabañas de teito de Somiedo.

El Parque Natural de Somiedo, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en el año 2000, es uno de los espacios naturales más maravillosos existentes en todo el norte peninsular, con hermosas brañas, lagos de ensueño y pueblos con encanto.

En esta espectacular ruta por el Parque Natural tendremos la ocasión de adentrarnos en una de las zonas más abruptas y aisladas del parque, ascendiendo varios picos y visitando algunas de las hermosa brañas somedanas.

Iniciamos esta espectacular ruta de alta montaña en el pueblo de Santa María del Puerto, a unos 1490 metros, donde salen varias de las rutas oficiales del parque.. El Puerto es uno de los pocos pueblos que quedan de los míticos vaqueiros de alzada, grupo social diferente del resto de somedanos, con cultura y folclore muy personales y que basa su forma de vida en la ganadería de montaña, practicando la trashumancia.

Desde el Puerto, comenzamos a ascender por un buen camino que se dirige hacia zona elevada donde se hallan algunas brañas aprovechadas por los ganaderos del pueblo.

Pasamos bordeando altas cumbres, entre el Alto de los Cumales (1707 m) y El Diente (1804 m.) hasta alcanzar la Machada Ordial, bonita braña donde ya no se conserva ninguna cabaña de pastores. En este punto conviene detenerse a contemplar hacia atrás el camino recorrido y las extraordinarias vistas que se obtienen, destacando entre los diversos picos la Pena Penouta, fácilmente diferenciable por su peculiar forma y que se halla en el camino de ascenso al Cornón.

A partir de esta majada, desaparece el buen camino y proseguiremos la ruta siempre por pequeños senderos, en ocasiones muy poco definidos y patentes, que hacen necesario el uso de GPS para orientarse.

Ascendemos por un sendero que sube en zig-zag, algo desdibujado en ocasiones por la multitud de senderos que crea el ganado que pasta por la zona, hasta alcanzar un pequeño collado desde el cual contemplamos un paisaje excepcional de alta montaña, rodeados de altas cumbres, y contemplando a nuestra izquierda el Alto de la Encarralina (1856 m.) y a la derecha la Peña Blanca (1803 m.), entre otros. Enfrente ya podemos ver nuestro próximo destino, el Alto del Putracón, a donde nos dirigiremos.

Comenzamos a ascender el Putracón, sin sendero definido, practicamente monte a través, alcanzando su cima en poco tiempo, situada a unos 1909 m. de altitud. Desde este punto podemos ver si cabe vistas aún más excepcionales que antes, con el valle del Rebezo a nuestra derecha, perteneciente a la comarca de Babia (León) y el valle de Llamardal a la izquierda (Somiedo-Asturias).

Después de disfrutar las vistas, progresamos por línea de cumbres facilmente y nos dirigimos a uno de los picos míticos y emblemáticos de esta zona, muy conocido y ascendido por montañeros, el Peña Salgada. Ascendemos la ultima ladera sin mayores problemas y coronamos su cumbre, una de las más elevadas de la zona con 1976 m. y que cuenta con un buzón de cumbres. El Peña Salgada es uno de los puntos panorámicos más destacados de la zona con vistas de los principales picos de León y Somiedo. Desde este pico, con gran caída, se pueden ver algunos de los valles más aislados de la zona, de difícil acceso y rodeados de altas cumbres.

Desde el pico tenemos que descender al collado de Bobia del Rebezo, tarea que en principio no parece factible teniendo en cuenta las grandes caídas que presenta el Peña Salgada. Es necesario guiarse con GPS para localizar, muy escondido un sendero que desciende al collado. Este sendero no es fácil localizarlo sea cual sea el sentido en el cual hagamos la ruta.

Una vez localizado, descendemos despacio hasta el collado y a partir de aquí continuamos por un sendero que bordea la Peña Valdecuélebre (1925 m.) hasta dar vista a la hermosa braña de Valdecuélebre (1760 m). Descenderemos por uno de los múltiples senderos que forma el ganado hasta la braña, que está enclavada en un collado en un lugar espectacular y muy bello. La braña aún cuenta con numerosos restos de cabañas y con algún corro, las cabañas más antiguas del parque, integramente de piedra.

Atravesamos la braña y localizamos un sendero que por la parte trasera asciende al pico Alto. Llegamos primero a una antesala del mismo y a partir de aquí por línea de cumbres alcanzamos la cumbre del Pico Alto (1840 m), punto panorámico espectacular desde donde divisamos todo el valle del Llamardal hacia la izquierda que se dirige a Pola de Somiedo, con varios de los picos más altos entre los que destaca el omnipresente Cornón; y hacia el otro lado ya vemos Valle de Lago con el camino que se dirige al Lago del Valle, el mayor de Asturias. Desde aquí también vemos delante el Peña Gúa, a donde nos dirigimos.

Desde este pico es importante desviarse hacia la izquierda para localizar el poco definido sendero para descender, ya que de lo contrario tendremos que atravesar zonas de pedreros irregulares, incómodas y conflictivas que nos retrasarán el avance.

Llegamos al Collado Corrotrapas (1636 m), desde donde ya tenemos delante el Peña Gúa (1697 m.), con su peculiar forma en la cumbre, en forma de gancho. Ascendemos facilmente por su ladera hasta coronar su cumbre, con impresionantes vistas y grandes caídas hacia la zona de Llamardal. Debajo ya podemos ver la Braña de Mumián, uno de los conjuntos de cabañas de teito más importantes del parque, a donde nos dirigiremos,

Después de disfrutar de la excepcional atalaya que resulta el Peña Gúa, toca descender, cuestión que no es nada sencilla. Gran parte de los montañeros descienden por la ladera, muy empinada y peligrosa en tiempo húmedo, que apenas cuenta con sendero. Para descender sin ningún problema resulta obligado volver a bajar por el mismo sitio al collado Corrotrapas y localizar un sendero con el GPS, apenas utilizado por algunos pastores , que comienza a descender pegado a la peña y que consigue soslayar por un lateral el pico. Alcanzamos de esta manera una campa existente en la zona trasera del pico y desde aquí, ya comodamente , alcanzamos la Braña de Mumián.

Mumián es una de las brañas más importantes del parque, con más de 15 cabañas de teito, bien conservadas, que reflejan la milenaria cultura pastoril de Somiedo. Nada más entrar en la braña encontramos una fuente, donde se halla un excepcional conjunto de otcheras, pequeñas construcciones de piedra por las que circulaba el agua y en las que se guardaban las ollas con la leche recién ordeñada para enfriarla.

Después de ver Mumián, continuamos ahora por un buen camino que se introduce en el hayedo de la Enramada. Esta parte del trayecto discurre dentro de zona restringida especial por lo que es obligado no salirse del camino, debido a la prohibición existente con el fin de no perturbar la fauna y flora protegidas de la zona.

Comenzamos ahora un descenso pronunciado y fuerte entrando en el valle que conduce a Valle de Lago y contemplando enfrente la localidad de Urria.

Al cabo de un rato alcanzamos Coto de Buenamadre, y desde aquí por un camino y al final un pequeño tramo por carretera, alcanzamos Pola de Somiedo, la capitalidad.

Distancia: 15 km
Duración: 5 horas
Dificultad: Media-Dura

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta