• Foto de SUBIDA PICO LA ESTRELLA 2008
  • Foto de SUBIDA PICO LA ESTRELLA 2008
  • Foto de SUBIDA PICO LA ESTRELLA 2008
  • Foto de SUBIDA PICO LA ESTRELLA 2008
  • Foto de SUBIDA PICO LA ESTRELLA 2008
  • Foto de SUBIDA PICO LA ESTRELLA 2008

Dificultad técnica   Difícil

Coordenadas 8879

Fecha de subida 14 de septiembre de 2009

Fecha de realización septiembre 2009

-
-
1.964 m
294 m
0
14
29
57,87 km

Vista 3219 veces, descargada 43 veces

cerca de Berja, Andalucía (España)

Esta es la cicloturista que mejor lo he pasado. En Berja, organizada por la peña ciclista de Berja y el IDM de Berja. Es la opinión también de mis amigos. Por 5 eur la inscripción no merecía la pena preguntar si mi licencia federativa de montaña + BTT me servia para pagar sólo 3 eur. Entra por este módico precio un pequeño trofeo de escayola con placa recordando la prueba muy guapo. Un diploma que te envían por correo ordinario o correo electrónico. 3 avituallamientos 2 líquidos y uno sólido. Coche escoba, servicio mecánico, fisioterapeuta, Bocadillazo de jamón y queso más refresco al finalizar. Y en el pabellón a nuestra disposición con duchas, máquinas de vending para tomar un café o una bebida isotónica o de frutas ect. toda la instalación a estrenar. Había hasta 5 trofeos para cada categoría. Además al final te entregaban si quieres un resultado de los tiempos. Todo un lujo de organización. La peña ciclista de Berja amable con toda la gente y como era una prueba de sólo 90 personas fue como muy familiar, llegaba un momento que conocías a la mitad de la gente.
Otra ventaja es que está muy cerca de Adra, además es una prueba corta con lo que si quieres te puedes ir a tu casa a comer para celebrar que has llegado al Pico La Estrella subido en tu burra.
La subida remonta 1.500 mts, elevándote en 20 Kms a una altura de 2.000 mts, con rampas que van del 10 al 17 % y que se hace el recorrido en unas tres horas.
La primera parte es de Berja a Castala que se hacen por carretera en rampa del 10 % en unos ¾ de hora. Esta parte es neutra, o sea que no se tiene en cuenta el tiempo, se espera que llegue toda la gente a Castala para reponer con líquido y echar “la meailla”. Aquí rompí mi nueva cadena de 9 velocidades “lo que no te pase a ti” me dijo el amigo Antonio Peluquero al pasar. Menos mal que hay buena gente en todas partes y a mí me tocó el mejor de todos. Un amigo que venía de fiñana con otros 2 amigos, me dió y me puso él mismo un eslabón rápido, de esos que siempre llevo y he dado a otros, pero que esta vez no llevaba. Por cierto dos de estos muchachos ganaron trofeos, eran realmente los mejores ciclistas, porque venían preparados es toda la extensión de la palabra. Si me conocéis, siempre me pasa algo en las pruebas, que es justo donde me olvido que todo puede pasar cualquier día. Pero también identifiqué otros que perdían un tornillo de la cala de su zapatilla, o que pinchaban antes de salir la prueba, o justo cuando llegan a la meta, o que te da un calambre y no puedes seguir ni tan siquiera dar un paso 1 Km. antes de llegar a la meta.
La segunda parte es la más bonita de la prueba. Dos horas de dureza in-extremis, 20 Km., rampas en las que te faltan piñones grandes para subir, te falta aire donde hay oxigeno puro y estás asfixiado donde hace un frío que te cagas. La gente tira fuerte desde el principio, y aunque cicloturista, mucha gente lleva la calculadora en la cabeza. Son historias de retos personales, y por eso las respeto. Este deporte despierta mucha competición, aunque luego hay otra facción con la que me identifico más, que es la cicloturista, que no reprocho a los demás, pero que yo personalmente disfruto más, que es la clase Cicloturista.
Éramos mucha gente de Adra y todos buenos. Lejos de hacernos una piña a parte, algunos nos mezclamos con otros colegas de afición. Antonio peluquero es un tío p. madre que disfruta como un crío y lo decía a los cuatro vientos. Me encanta esa fuerza interior. Antonio, eres un tío grande. No importan los resultados, importan las anécdotas, las risas y todo lo que puedas disfrutar en esta vida. Nuestra medalla nos la ganamos cada día en nuestra casa con nuestra familia, y con nuestro trabajo. Después están otros amigos como Guille “El Maño”, con un físico diseñado para subir en bici, puro nervio, en apariencia débil, pero con una fuerza interior descomunal. Yo me imagino de donde sale, es una historia personal y por supuesto que no voy a desvelar aquí. Eres un pedazo de tío y un número Uno, y tenemos que hacer la cicloturista de Adra. Que lo sepas..!!”. Agustín y Parrilla, son dos colegas con los que pegarse un panzón de bici siempre que uno quiera, tienen esa cualidad de tener mente deportista 100 % las 24 horas del día, con una disciplina casi militar, se castigan a diario para obtener siempre unos resultados inigualables. Casi mitos en la localidad de Adra, porque poca gente aguanta su ritmo. Yo he tenido la suerte de hacer rutas con ellos, y aunque son más bien de carretera les está molando mucho la tierra, la prueba es que se llevaron cuarto y quinto premio en su categoría enhora buena. Mi amigo Paco Craviotto debe de ser el tipo al que más le hecho fotos le hago y con razón, tenemos un ritmo parecido, así que nos acompañamos en muchos tramos de las rutas, además de que el tío es muy fotogénico.”. Manuel Craviotto el “niño italiano”, ganador de la prueba General y de su categoría, le dicen así por ese apellido que le delata, y del que está muy orgulloso pues lleva calcetines con la bandera de Italia en sus carreras. Este chaval sí que es un galáctico. Con 28 años, la bici ha sido para él más que un deporte o una afición. A diario después de trabajar y antes de comer se va con su bici de carretera y se hace unos 50 Km. a diario como rutina. Los fines de semana se cruje con la peña y dice haber hecho desde Septiembre al 16 de Noviembre “solamente” unos 3.000 Km. Así que por más que coma se lo lleva el viento, nunca mejor dicho ... Con unas características físicas hechas para este deporte, este chaval vive de forma semi-profesional su vida, esto quiere decir mucho sacrificio y mucho trabajo para disfrutar de sus cicloturistas con posiciones siempre de cabeza. Solo le bastó una 1,23´ para llegar arriba. Y eso que llevaba una bici prestada!, pero eso sí, una bici campeona para un campeón. Yo también tardé menos de 2 horas, exactamente 1,59´ “un tiempazo”. Estos trofeos les llegan al alma a estos amigos que ven como su vida tiene ahora un poco más de sentido. Se les notaba en la cara. Pero fuera de lo que cabria esperar, se notaba en ellos una humildad que los hacia a todos ellos un poco más grandes, rasgo que tengo que subrayar. Enhora buena a todos!!!.
La arboleda envolvía la pista de tierra y te presentaba un paisaje precioso en esta época del año con más frío a medida que vas subiendo. La orientación Nor-Este ofrecía imágenes limpias, sin polvo el aire, con una definición absoluta. Toda la cadena de Sierra Nevada hacia honores a su nombre, cubiertas por un manto blanco a pleno sol. Tu cuerpo y tu mente tienen que gestionar tanta belleza, tanto oxígeno puro, tanta sangre que corre por las venas, tanto sudor, y te das cuenta que estás vivo. Das gracias por que lo estás disfrutando, muriendo un poco en cada exhalación. Quiero retener en mi retina esa imagen y hago fotos con mi móvil mientras le doy a los pedales, por que és Esa imagen en movimiento, ese instante, la que más me acerca a la vida. Por eso estoy contento por que yo no he ganado ningún premio, mis trofeos fueron la cara de mi hija de 5 años cuando le contaba mi aventura y le enseñaba el trofeo recordatorio, mis nuevos amigos, y mis malas fotos. Espero que os gusten.

Pascual noviembre de 2008

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta