Dificultad técnica   Fácil

Tiempo  3 horas 29 minutos

Coordenadas 557

Fecha de subida 18 de noviembre de 2013

Fecha de realización noviembre 2013

-
-
986 m
875 m
0
2,8
5,7
11,33 km

Vista 3250 veces, descargada 97 veces

cerca de Valera de Arriba, Castilla-La Mancha (España)



Marcha realizada el domingo 17 de noviembre de 2013
En Cuenca hemos estado alojados en un hotel recién abierto por un antiguo participante del rally Paris-Dakar, con una buena relación calidad-precio; y sobre todo con una decoración al más puro estilo marroquí: pilas de baño con fósiles, muebles de marquetería, y todo ello producto del gran amor que siente el dueño por dicha tierra.

Nos hemos desplazado hasta el bonito pueblo de Valeria de Arriba. Lo de bonito, más por el entorno natural que tiene y por su pasado romano y visigodo, que por el pueblecito, propiamente dicho. El domingo queremos hacer la hoz del río Gritos, pasando por el importante yacimiento arqueológico romano. Las temperaturas han subido un poquito, y el día amanece muy gris con una ligera y persistente lluvia, que por supuesto no nos va a hacer cambiar los planes que tenemos. Desde la casa rural en la que hemos estado alojados, y que a diferencia del hotel de Cuenca, no recomendaríamos, volvemos por la carretera de entrada al pueblo durante poco más de doscientos metros, para tomar la calle en la que se encuentra el centro de interpretación (cerrado) y coger una pista de subida que nos lleva hasta el yacimiento romano. Este se encuentra en un altiplano con buenas vistas al sur y por lo tanto a la hoz que recorreremos y que ha formado el río Gritos. Tras las pertinentes fotos de la zona y desde un par de miradores que hay, tomamos por la izquierda, con rumbo sureste, un senderito que salvando alguna roca se dirige hacia el barrano y puente, por el que pasaremos el Gritos y así continuar todo el recorrido de ida por su margen izquierdo. El recorrido está bien señalizado con marcas verdes y blancas, y aunque en ocasiones pareciera continuar por la zona más cercana al río, sin embargo es mejor hacerlo por el sendero señalizado mucho más cerca de las altas paredes calizas que nos brinda todo el recorrido por este bonito cañón. Al medio kilómetro de cruzar el puente y tomar rumbo sur, una amplia cueva, que en esta ocasión se encuentra ocupada por un grupito de gente joven que aprovechan las mismas paredes de su entorno como vías de escalada, por cierto con algún tramo de dificultad considerable. Medio kilómetro después de la cueva, que según nos comentó un lugareño, fue el primer enclave de los romanos, nos encontramos un puente construido por los mismos pobladores. El arco del puente nos recuerda otras tantas construcciones del estilo del Acueducto de Segovia. Kilómetro y medio más adelante, un pozo de nieve, también romano, nos permite conocer un poco mejor a un pueblo y una cultura que seguramente cuidaba mucho los más mínimos detalles. Desde aquí, un kilómetro y pico más por el mismo sendero a la izquierda del río Gritos, antes de llegar al cruce de la carretera que une Valeria de Arriba con Valera de Abajo. De haber ido mejor de tiempo, nuestra intención hubiera sido llegar hasta la ermita de San Cristóbal, a las afueras de Valera, pero hemos reservado restaurante en Alarcón, y por ese motivo, decidimos coger el margen izquierdo de dicha carretera, para volver con tiempo suficiente de vuelta a los coches. Tanto el otoño, como la primavera parecen ser buenos momentos para realizar una marcha que nos sorprendió por la belleza de un paisaje, que ha visto pasar algunos de los pueblos que nos conquistaron.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta