Dificultad técnica   Fácil

Tiempo  3 horas 52 minutos

Coordenadas 784

Fecha de subida 28 de noviembre de 2013

Fecha de realización noviembre 2013

-
-
1.136 m
775 m
0
3,8
7,6
15,23 km

Vista 2072 veces, descargada 64 veces

cerca de Sabiñánigo, Aragón (España)

La ciudad, aunque ya casi nadie lo recuerda, ha celebrado sus dos mil años, ya que la fundaron los romanos, muy cerca de su actual ubicación, como la ubicada en la cercana Corona de San Salvador; los nombres "Gállego" (o en aragonés, Galligo, procedente de las Galias) y "Aurín" (de Áureo) denotan su origen en latín. La primera mención histórica de Sabiñánigo recogida es de 1035 y aparece como Savignaneco y se refiere a su incorporación al Reino de Aragón.

El llamado Barrio de la Estación fue aumentando de población, con la llegada del ferrocarril en 1893 y sobre todo a raíz de la implantación de las empresas químicas y de fabricación de aluminio, tomando protagonismo sobre el antiguo
núcleo original.

En la década de 1950 Sabiñánigo incorpora el municipio de Sardas y parte de Cartirana.
En la década de 1960 absorbe Acumuer, Cartirana, Gésera, Jabarrella, Orna de Gállego y Senegüé y Sorripas, y partes de Ena, Guasa y Oliván.
En la década de 1970 incorpora parte de Laguarta.

La referencia histórica más antigua de Larrés se remonta al año 1035, justo al comienzo del reinado de Ramiro I, en el que era tenente o senior del lugar Íñigo Garcés. Antes de finalizar el siglo XI, concretamente en 1088, hay constancia de que en las tierras larresanas y alrededores se asentaron varios lusitanos que huían de territorio musulmán, hecho que se registra documentalmente: “Hec est carta de illos losetanos que exierunt de terra sarrazenorum, et avitaverunt in villa nomine Larrese... fecerunque illi losetania supranominati servi de sancto Martino, illi autem senior Enneco (Prior)... mandabit illis dare terras et viñeas quam abebant in Borres villa”. Estos lusitanos buscaron refugio en el monasterio de San Martín de Cercito y se hicieron siervos de él, recibiendo a cambio heredades que cultivar, pagando un censo que consistía en un cahíz de trigo, otro de cebada, una medida de vino, treinta hogazas y un carnero.

Ya en 1700, se tienen noticias sobre el linaje de los Borrés ostentado por una familia infanzona radicada en Jaca y el topónimo se conserva en la actualidad como apellido. Borrés se constituye a lo largo de una calle donde se alinean sus casas y bordas. Al final se encuentra la plaza de la iglesia, en la parte más alta del pueblo. Sus edificios se conservan en buen estado aunque han perdido en su mayoría el aspecto tradicional.

La iglesia, construida entre los siglos XVII y XVIII, está compuesta por una nave rectangular terminada en un ábside poligonal, estando cubierta con bóvedas de lunetos.

Interesantes las bordas, destacando en una de ellas un pesebre curioso en su fachada, así como las buhardillas, puertas y ventanas adoveladas, presentes en Casa Galindo, Casa Rabal y La Casona.

Pero quizá la pieza de arquitectura popular más interesante sea el crucero existente a la entrada de la población, en la que puede apreciarse la siguiente leyenda: “Marco Rabal. Año 1748. Esta Cruz es de Lucas Rabal”.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta